Dani Olmo, el 'crack' de Luis Enrique que tuvo cerrado el Atleti (pero Berta lo dinamitó)
  1. Deportes
  2. Fútbol
El héroe del partido con Georgia

Dani Olmo, el 'crack' de Luis Enrique que tuvo cerrado el Atleti (pero Berta lo dinamitó)

Es un fijo en la apuesta del seleccionador nacional. El Barça no luchó por retenerle cuando era canterano y el Atlético se echó atrás tras tenerle fichado en enero del 2020

placeholder Foto: Dani Olmo en el partido frente a Georgia. (Reuters)
Dani Olmo en el partido frente a Georgia. (Reuters)

Minuto 92 de partido. El banquillo español mira nervioso el marcador del estadio Dinamo Arena de Tiflis. La selección española empata 1-1, tras iniciar el partido perdiendo frente a Georgia. Un resultado que preocupa y mucho a Luis Enrique. Por primera vez desde hace años, la presencia de la Roja en un Mundial está en entredicho tras el pinchazo inicial contra Grecia (1-1). Dani Olmo recibe un balón filtrado a 40 metros de la portería georgiana, tiene línea de pase, pero alza la mirada y ve al guardameta adelantado. Apenas da dos pasos con el balón controlado, el disparo es seco, pero no colocado. Giorgi Loria, portero de los locales, desvía la pelota, no es suficiente y esta acaba entrando mordida por la escuadra. Victoria agónica, nuevo héroe para la selección.

Foto: Los jugadores y el cuerpo técnico del combinado nacional se conjuran en Georgia. (EFE)

No fue el gol más bonito, pero sí el que Dani Olmo celebró con mayor rabia en su joven carrera deportiva. Con 23 años, este mediapunta con capacidad para jugar por banda o incluso de falso ‘nueve’, es uno de los estandartes de Luis Enrique en su segunda etapa como seleccionador nacional. Pese a no ser una figura mediática habitual para el aficionado futbolero medio de España, el técnico asturiano no le quita ojo en su desempeño con el Leipzig. Desde que asumiera de nuevo su papel como máximo dirigente de la Roja, Luis Enrique ha realizado cuatro convocatorias, en todas ellas Olmo fue uno de los elegidos. Con la falta de talento nacional que asola a LaLiga, los aficionados del fútbol español se preguntan cómo es posible que este futbolista tuviera que emigrar primero a Croacia y después a Alemania para alcanzar la notoriedad y la llamada del conjunto nacional.

“Si el Barça hubiera querido que se quedara, se habría quedado”

Dani Olmo se incorporó a la cantera del Fútbol Club Barcelona después de una primera experiencia en el fútbol base del Espanyol. Ambos clubes catalanes veían el talento de aquel niño de ocho años. Futbolísticamente, La Masía fue toda una época de cambios para él. Pasó de jugar centrado, e incluso como punta, a ocupar zonas de banda, siempre con la idea de encarar hacia dentro para buscar su disparo, la gran cualidad que atesoraba y atesora en la actualidad. Antes del paso natural al Juvenil B, entrenado en ese momento por Francisco Javier García Pimienta, Dani se sentó para hablar de su futuro. Tenía 16 años y era un proyecto serio de futbolista. “Si el Barça hubiera querido que se quedara, se habría quedado”, desvela una fuente conocedora de la situación a este periódico.

placeholder Dani Olmo y Ferrán Torres, los goleadores frente a Georgia. (Efe)
Dani Olmo y Ferrán Torres, los goleadores frente a Georgia. (Efe)

En la reunión, al canterano y a su entorno se les transmitió que no existía un plan deportivo específico para él más allá de continuar con su formación. En dicha reunión, la cúpula de La Masía defendió que las bases del proyecto se cimentaban en otros jugadores: “Seung-woo Lee, Carles Aleñá, Carles Pérez son las apuestas del club”. Todos ellos eran compañeros de generación de Olmo. En la actualidad, la que fuera descrita como la gran perla culé procedente de Corea del Sur juega en el humilde Portimonense, equipo de la baja tabla portuguesa. Aleñá y Pérez han encontrado acomodo en el Getafe y la Roma respectivamente, tras no cuajar en el primer equipo.

Foto: Ilaix Moriba celebra su primer tanto con el Fútbol Club Barcelona. (Reuters)

García Pimienta, el que iba a ser su nuevo entrenador y actual técnico del Barça B, le pidió que se quedara. Preguntados al respecto, formadores de la cantera recuerdan con sorpresa la tibieza de la entidad blaugrana por retener al futbolista. El Mundo Deportivo aseguró en su pieza informativa sobre la marcha de Dani Olmo que la noticia cayó “como una bomba en Can Barça”. En un abrir y cerrar de ojos se dijo adiós a uno de sus jugadores más prometedores de la generación del 98.

Croacia, un sorprendente destino

En el año 2014, la etiqueta de jugador formado en La Masía seguía teniendo un enorme tirón en el mercado de la Premier League. Llegaron ofertas importantes, de mucho dinero a cobrar para un joven de 16 años. Estas tentativas hicieron aún más sorprendente la decisión de Dani Olmo: se marchaba a Zagreb para unirse a las categorías inferiores del Dínamo. Un equipo histórico del fútbol croata -otrora club donde Luka Modric comenzó a despuntar como el centrocampista que llegó a ser-, pero cuyas aspiraciones más allá del fútbol doméstico eran inferiores. Un proyecto de progreso con especial énfasis en los jóvenes le convenció.

placeholder Olmo fue una de las estrellas del Dínamo de Zagreb. (Efe)
Olmo fue una de las estrellas del Dínamo de Zagreb. (Efe)

Hasta ahí se marchó el español junto a dos apoyos personales, su madre y su hermano mayor, Carlos, quien a día de hoy continúa viviendo en la capital croata. Su círculo cercano habla de una experiencia de vida definitiva para Dani, que llegó como un niño y se marchó, seis años después, con su primera convocatoria de la selección española. El natural de Tarrasa se impregnó de la cultura local -habla a la perfección croata-, tanto que la Federación de Fútbol de Croacia inició los trámites para convencer y nacionalizar al jugador, y así robárselo a España, como su propio presidente, el ex madridista Davor Suker, confirmó. No hubo dudas para él, quería jugar con su selección.

124 partidos con el primer equipo, 34 goles y 28 asistencias después, Dani Olmo tomó la decisión de terminar su ciclo en Zagreb. La élite europea le esperaba y el momento elegido para su salida, el mercado invernal del 2020, abría un abanico de posibilidades.

El Atlético tuvo cerrado su fichaje

Tanto por su experiencia en Champions League como en la competición local -ganó cuatro ligas croatas con el Dínamo- Dani Olmo fue uno de los animadores del mercado de enero. El equipo de Zagreb exigía un traspaso acorde con su potencial, pero la buena relación entre club y jugador no hacía prever una negociación a la gresca con los candidatos. En España, un nombre sonó por encima de todos, el Atlético de Madrid. Estos contactos fueron más que simple rumores. La plana mayor del conjunto rojiblanco tuvo dos reuniones con los agentes de Olmo para plantear su fichaje. La llegada del español estaba “casi hecha”. Pero finalmente, el director deportivo de los colchoneros, Andrea Berta, decidió echar atrás el traspaso.

placeholder Dani Olmo se hizo con la titularidad en el Leipzig. (Efe)
Dani Olmo se hizo con la titularidad en el Leipzig. (Efe)

El Atlético de Madrid llegó a dicho mercado invernal con la necesidad de reforzar su parcela ofensiva, pero con escaso margen de maniobra a nivel económico. Aunque el desembolso por Dani Olmo no era descomunal, la secretaría técnica rojiblanca apostó por el regreso de un viejo conocido. Yannick Carrasco, quien se había marchado al fútbol chino dos años antes, volvió en calidad de cedido. Una opción ‘low cost’ y provisional para las arcas colchoneras que a final de la temporada, tras su buen desempeño, se hizo definitiva con un traspaso cercano a los 30 millones de euros con el Dalian Yifang.

Foto: Simeone abraza a Yannick Carrasco en un partido del belga en el Atlético de Madrid. (Efe)

En negociaciones paralelas, el Leipzig movió ficha para hacerse con los servicios del mediapunta español. Especialmente importante fue para la decisión final de Dani Olmo la llamada personal que Julian Nagelsmann le hizo para convencerlo de la importancia que tendría en el ambicioso proyecto del club alemán. El acuerdo se cerró en 30 millones de euros a finales de enero. Caprichoso el destino, Olmo acabaría por ser el verdugo del Atlético de Madrid siete meses más tarde en los cuartos de final de la Champions League, donde anotó uno de los goles del partido que terminó 2-1 (el coronavirus obligó a que la ronda se jugase a un solo enfrentamiento en campo neutral, en Lisboa).

Alucinado con Luis Enrique

Pese a que su debut en convocatoria con la selección española se la debe a Robert Moreno cuando militaba todavía en el Dínamo de Zagreb, ha sido Luis Enrique quien apostó de manera definitiva por Dani Olmo. En estos momentos todo lo que no sea un billete fijo para el mediapunta en la Eurocopa del verano sería una sorpresa. Olmo es un claro aspirante a la titularidad de una Roja marcada por el cambio de paradigma y en mitad de una transición.

Desde que se quedara sin disputar un solo minuto en el primer partido con el técnico asturiano de seleccionador (el empate a 1 con Alemania en septiembre del 2020), el futbolista del Leipzig ha jugado todos los partidos. Seis de los nueve, como titular. Frente a Georgia comenzó de suplente, pero Luis Enrique tiró de él para remontar, dándole cancha para disputar la segunda mitad al completo. Olmo fue el héroe del gol en el tiempo de descuento.

Foto: Luis Enrique atiende a los medios de comunicación en la previa del partido frente a Georgia. (Reuters)

Aunque en Alemania recibe las lecciones de Nagelsmann, con el cual le une una estrecha relación futbolística, Dani Olmo no oculta su fascinación con los métodos tácticos de Luis Enrique: “Es de locos, te dice lo que va a pasar en el campo y luego sucede cómo te lo dijo”. Con contrato en vigencia con el Leipzig hasta el 2024, ahora no será tan sencillo para los grandes de LaLiga traer a la última joya de la selección.

Luis Enrique Andrea Berta Selección Española de Fútbol Luka Modric Georgia Croacia LaLiga Real Federación Española de Fútbol La Masía
El redactor recomienda