La Masía vuelve a sostener al Barça: "Ilaix es hipercompetitivo, una cosa bárbara"
  1. Deportes
  2. Fútbol
De la mano de Koeman

La Masía vuelve a sostener al Barça: "Ilaix es hipercompetitivo, una cosa bárbara"

La aparición de canteranos como Ilaix, Ansu Fati, Mingueza o Araújo, junto a fichajes como Pedri, Dest o Trincao, ilusionan al aficionado blaugrana en mitad de la crisis económica

placeholder Foto: Ilaix Moriba celebra su primer tanto con el Fútbol Club Barcelona. (Reuters)
Ilaix Moriba celebra su primer tanto con el Fútbol Club Barcelona. (Reuters)

El 24 de octubre del 2018, Ilaix Moriba tenía 15 años y jugaba como cadete en las categorías inferiores del Fútbol Club Barcelona. Su sueño, como el de la mayoría de los niños que pasan por La Masía, era poder llegar a jugar algún día al lado de Leo Messi. Aquel día daría el primer paso en su prematura carrera como futbolista. Las bajas del Juvenil B obligaron a llamar al cadete para disputar el trascendental partido de la Youth League frente al Inter de Milán en el Miniestadi. El mediocentro demostró en el encuentro (que acabó con victoria 2-1 para los locales) todo lo que podía aportar y su nombre se apuntó en los jóvenes a tener en cuenta para el futuro blaugrana.

Apenas tres años después, Ilaix se ha ganado la confianza de Ronald Koeman como refuerzo para su centro del campo. En mitad de la peor situación económica, así como institucional, de la historia del Barça, una generación de canteranos y jóvenes fichajes aspira a demostrar que hay vida más allá de fichajes gigantescos e incluso de una posible marcha del astro argentino.

placeholder Ilaix Moriba se abraza con su gran ídolo, Leo Messi. (Efe)
Ilaix Moriba se abraza con su gran ídolo, Leo Messi. (Efe)

“Tuvimos varias bajas en el campo y le llamé contra el Inter de Milán para la Youth League… Y se salió. A partir de ahí, todo explotó, muy rápido. El torneo era muy mediático y empezó a recibir ofertas”. Quien habla es Denis Silva, ex entrenador de la cantera blaugrana que llegó al club en el 2010 para dirigir al Infantil B y que pasó nueve años en Can Barça asumiendo diferentes cargos hasta entrenar al Juvenil A. “Ilaix no es un jugador que solo sea físico, eh, es verdad que destaca por ello, pero lo mejor que tiene es que es hipercompetitivo, una cosa bárbara. Esa competitividad la lleva a cada entrenamiento, a cada partido. Era muy inteligente a nivel táctico, preguntaba mucho, se interesaba por las decisiones…”, asegura a este periódico el entrenador.

"Todos sabíamos en La Masía que iba a llegar a ser futbolista profesional"

El técnico natural de Tarragona insiste en que, a pesar de su corpulencia y de su capacidad de ida y vuelta en el centro del campo, sus mejores condiciones son otras: “En el Barça hemos tenido muchos jugadores físicos y luego no llegan a nada. Ilaix es mucho más. Todos sabíamos en La Masía que iba a llegar a profesional. Otra cosa es que fuera a pasar tan pronto; que iba a ser futbolista, estaba claro”.

Ansu Fati, un ejemplo para La Masía

Si hay un jugador que acapara ilusión para el aficionado blaugrana es Ansu Fati. Tan solo unos meses mayor que Ilaix -aunque de un año más por generación- el extremo español revolucionó la banda izquierda tanto del Barcelona como de la Selección Española, convirtiéndose en una de las grandes promesas del futuro del fútbol. “Hablé con él y estaba a medias entre repetir en el juvenil A y a pasos con el Barça B. A los dos meses estaba en el primer equipo y a los tres meses metiendo goles. Él me lo decía: ‘No puedo dormir, estoy viviendo un sueño’. Fue muy rápido, pero la ventaja de estos chicos es que han competido desde pequeños. Entienden al Barça, entienden al sistema de juego y se adaptan con mucha facilidad. Es por eso el gran valor del club en cuidar a jugadores desde jóvenes y formarlos”, reflexiona Silva sobre el fulgurante ascenso de Fati.

placeholder Ansu Fati saluda a Koeman en una imagen de esta temporada. (Efe)
Ansu Fati saluda a Koeman en una imagen de esta temporada. (Efe)

El futbolista culé fue operado el pasado 9 de noviembre de una rotura del menisco interno de la rodilla izquierda que sufrió durante un partido ante el Betis. Lo que en principio eran cuatro meses de baja aumentaron por complicaciones en la lesión y una nueva visita al quirófano. Desde el Barcelona se espera que este abril por fin pueda regresar a los entrenamientos. “No lo estará llevando bien, como cualquier jugador joven”, argumenta el que fuera su entrenador; “Él siempre ha sido muy aprensivo a las lesiones: Ansu quiere estar en todos los partidos, jugarlo todo… Estará mal, le tocó cuando estaba en su mejor momento”. Como recuerda Denis Silva, Ansu Fati ya sufrió una grave lesión años atrás, “de cadete se partió la tibia, tiene la experiencia de sufrir algo similar”.

"Ansu Fati tuvo ofertas de fuera, ofertas gordas, pero nada, quería triunfar aquí"

“Ansu tenía el ejemplo de lo que es no triunfar en el Barça, ni en el fútbol profesional, con su hermano, que no alcanzó su nivel. Él tuvo ofertas de fuera, lo hablamos muchas veces, ofertas gordas, eh, pero nada, solo quería triunfar y llegar a ser jugador de la primera plantilla. Esa es precisamente la mentalidad que tiene que tener un canterano del Barcelona, no escuchar ofertas de fuera y solo pensar alcanzar el primer equipo".

En los últimos años, numerosos jugadores formados por los blaugranas aceptaron los cantos de sirena de clubes punteros europeos, como es el caso de Xavi Simons. El mediático centrocampista abandonó el Barcelona en el 2019 para firmar por el Paris Saint Germain. Finalmente, el pasado 11 de febrero, debutaría con el primer equipo. Su sueldo con 16 años era, según medios franceses, de un millón de euros por año. “El ejemplo de Ansu o Ilaix para La Masía es la bomba, hacen ver que es posible llegar”, sentencia Silva.

Las incógnitas de la generación

Dentro de esta camada de futbolistas que convencen a Koeman se encuentran Ronald Araújo u Óscar Mingueza. Otros no han corrido la misma suerte, como es el caso de Riqui Puig. El estandarte de La Masía, un jugador por el que la hinchada blaugrana siente especial predilección, no consigue hacerse un hueco en la rotación del técnico holandés: “A Riqui le va a costar mucho salir del club. Es muy aficionado del mismo y cuando ha tenido opciones de marcharse para acumular minutos, jamás ha querido. Él lo tiene claro, pero todos sabemos que jugar en el centro del campo del Barcelona es muy difícil y más si te traen a súper cracks como De Jong. Creo que va a aguantar hasta encontrar su oportunidad, tiene carácter. Si tiene minutos los aprovechará”.

Foto: Araújo despeja un balón de manera acrobática frente a la Juventus de Turín. (Efe)

Riqui hizo oídos sordos a cualquier tipo de salida del Barcelona, incluso cuando Koeman le aconsejó marcharse fuera el pasado verano para conseguir minutos de calidad en algún equipo de Primera División. Al contrario que Carles Aleñá, quien primero probó suerte en el Betis para luego volver a marcharse en el mercado de invierno al Getafe. “El caso de Aleñá es diferente. Es un perfil distinto, ve que puede jugar fuera y hacerlo bien”, reflexiona Silva, antes de rememorar cómo de importante fue el jugador en su adaptación al club: “Yo venía de trabajar en el Atleti y llegué al Barça. Ahora todo ha cambiado mucho, pero en ese momento no había metodología ni nada por el estilo. Vas aprendiendo como puedes. El estilo Barça me lo enseñó Aleñá con 13 años, por cómo jugaba, cómo se movía… Aprendí mucho de él”.

Foto: Riqui Puig se besa el escudo del Barcelona tras el gol de penalti a la Real Sociedad. (Efe)

La defensa también vive una época de transición. Gerard Piqué afronta los últimos años de su carrera, mientras que jugadores como Clement Lenglet o Samuel Umtiti han sufrido un serio bajón de rendimiento. Un informe del área técnica blaugrana publicado por TV3 aseguraba que Mingueza no era un jugador para partidos de alto nivel. “Si la información es verídica, no sé cómo pasan esas cosas. Él ha demostrado que tiene personalidad suficiente. En el B jugaba Chumi antes que él, estuvo un año en el banquillo. Ha cometido fallos, le han cambiado en el minuto 30… No te preocupes, se rehace, sea de central o de lateral”, contesta Silva cuando se le pregunta cómo pudo afectar dicha filtración al que fuera su pupilo.

placeholder Eric García, defendiendo la camiseta del Manchester City. (Reuters)
Eric García, defendiendo la camiseta del Manchester City. (Reuters)

El otro gran nombre propio en la actualidad defensiva del club es el de Eric García. El hijo pródigo que no regresó en el pasado mercado de invierno simplemente por la falta de unidad de los tres candidatos a presidentes del Barcelona: “Eric acabará viniendo, será el nuevo Piqué. Le falta el palmo de altura, pero tiene otras condiciones para poder suplirlo. Si no está jugando ahora en el City es porque se va a ir, no es que lo diga yo, es que lo dice el propio Pep Guardiola. Antes de diciembre estaba jugando casi todo (…) Sí ha jugado la Premier y la Champions League, que más nivel físico e intensidad que ahí no hay, lo tiene todo para jugar aquí. Cualquiera que le haya visto jugar, no tendría duda”. El entrenador del Manchester City confirmó que su central abandonará, salvo giro de los acontecimientos, el club en el próximo mercado de fichajes para regresar a la ciudad condal.

El futuro, Koeman y la necesidad de un título

Esta brillante generación de futbolistas, cuyo techo real se verá en los próximos años, abre un viejo debate sobre la política deportiva culé y si se había abandonado el proyecto de cantera que tantos éxitos les brindó en el pasado. Denis Silva es contundente: “No, para nada”. “El Barça nunca ha dejado de lado a La Masía. Otra cosa es el nivel de competitividad y de objetivos que tiene el primer equipo. Hay que entender que los momentos donde más jugadores salen de la cantera de un club coinciden cuando la primera plantilla está mal. Este año es una temporada de transición y por eso ha sido el instante oportuno. La Masía siempre tiene jugadores de calidad. Pero claro, si un equipo gana la Champions, lo lógico es que no necesite a canteranos de momento”, explica.

"El trabajo de Koeman con los jóvenes está siendo espectacular"

Lejos de la poca ilusión inicial que Koeman generó en la afición blaugrana -fue una de las últimas decisiones deportivas tomadas por Josep Maria Bartomeu, tras cesar a Quique Setién-, la apuesta por la cantera, así como la toma de decisiones, le abren el camino incluso a continuar más tiempo en el cargo. Algo que parecía difícil con la llegada de un nuevo presidente. “Su trabajo con los jóvenes está siendo espectacular. Hacía tiempo que no se veían decisiones tan valientes en el Barcelona. Al final, la afición se decanta por este tipo de entrenadores valientes, como fue Guardiola en su momento”, opina Silva. La confianza en Pedri o Ilaix por encima de nombres como Miralem Pjanic (tasado en 65 millones de euros en su intercambio por Arthur con la Juventus de Turín) es una de las referencias de la libreta del holandés.

placeholder Koeman dirige a su equipo desde el banquillo. (Efe)
Koeman dirige a su equipo desde el banquillo. (Efe)

En el horizonte del Barcelona todavía se avecinan importantes frentes con los de lidiar. El más importante, la gigantesca deuda que le toca gestionar a Joan Laporta como nuevo presidente de la entidad. El estado del mercado futbolístico tampoco es prometedor para la necesaria salida de grandes contratos con el fin de aligerar la masa salarial. Además, la incógnita del futuro de Leo Messi todavía está por descifrarse, por no hablar de una situación institucional convulsa que incluye la resolución por venir del ‘Barçagate’ y la implicación de Bartomeu. ¿Es suficiente esta generación de jóvenes para reactivar el hambre y la competitividad del Barça? El hincha, desde luego, no puede evitar ilusionarse.

“Es una buena pregunta. Si se la haces a un club que no fuera ni el Barcelona ni el Madrid, la respuesta sería afirmativa de manera clara. Pero en estos equipos siempre se exige más, hay que ganarlo todo. ‘Sí, sí, todo bien, pero no ganas títulos’. Ahí es cuando llegan los nervios, se empiezan a solicitar fichajes… Dependerá todo de la Copa del Rey, de Laliga… Si no se gana un trofeo, habrá voces discordantes”.

La Masía Ansu Fati Leo Messi Joan Laporta Josep Maria Bartomeu Miralem Pjanic FC Barcelona Riqui Puig
El redactor recomienda