LO BUENO Y LO MALO DE LA SELECCIÓN EN RUSIA

Quién lo diría... España dependiendo de Diego Costa

Hay aspectos que mejorar después del empate contra Portugal y la victoria por la mínima ante Irán pese a que Fernando Hierro se resista a hacer autocrítica de la Selección española

No está el juego de España para tirar cohetes. Un empate contra Portugal y una victoria por la mínima contra la débil y correosa Irán, con gol de Diego Costa de rebote, plantean dudas en diferentes líneas de la Selección y algunos futbolistas que no están marcando las diferencias. Hay aspectos que mejorar a pesar de que Fernando Hierro se resista a hacer autocrítica y se justifique con que en este Mundial ninguna selección está ganando fácil. Sí ha sido más exigente el capitán Sergio Ramos cuando después de la victoria ante Irán ha reconocido que defensivamente sufren problemas y ofensivamente hay que ser más efectivos y prácticos.

Lo bueno o lo mejor de España en estos dos primeros partidos es que Diego Costa está enchufado y tiene gol. Ya lleva tres y desmonta la teoría de que no sabe jugar en espacios reducidos. Gracias a su insistencia y combatividad han llegado los goles más por fabricación propia que por encontrar soluciones con el juego combinativo. Es el abrelatas. Destaca también la chispa, claridad y velocidad que tiene Isco. No hay mucho más de lo que presumir porque lo malo es que España es vulnerable atrás, con De Gea inseguro y la defensa poco contundente. Falla la presión en la recuperación de la pelota, algo que dejó bien preparado Lopetegui. Iniesta y Silva -la ‘vieja guardia’- recuperan peor y tardan en activar el juego. El ritmo, la velocidad del balón y la intensidad no generan superioridades en ataque. Hierro tiene que empezar a mirar más el banquillo. La frescura de Asensio, Saúl y otros jugadores la necesita España.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios