Es noticia
Menú
El Barça se apalanca y LaLiga le da un portazo: no puede inscribir a todos los fichajes
  1. Deportes
  2. Fútbol
Dependen de ventas y rebajas

El Barça se apalanca y LaLiga le da un portazo: no puede inscribir a todos los fichajes

El club de Laporta ha sido el equipo que más dinero ha gastado a pesar de su delicada economía. Las cuatro palancas no le servirían para contar con todas las incorporaciones

Foto: El presidente azulgrana, Joan Laporta. (Reuters/Albert Gea)
El presidente azulgrana, Joan Laporta. (Reuters/Albert Gea)

El FC Barcelona ha logrado llevar a cabo un mercado de fichajes inesperado que ha dejado a medio mundo asombrado en una apuesta muy arriesgada que, según su presidente, Joan Laporta, debería provocar un "círculo virtuoso". Las contrataciones de Robert Lewandowski, Jules Koundé, Andreas Christensen, Franck Kessié y Raphinha apuntalan las zonas más débiles del equipo y aumentan el nivel medio de una plantilla a la que le faltó contundencia en las dos áreas el pasado curso, especialmente en la propia. Sin embargo, en las oficinas del FC Barcelona están teniendo problemas a la hora de cuadrar las piezas en el puzzle económico que atosiga a la entidad azulgrana y que no les permite contar con los fichajes.

Según ha podido confirmar El Confidencial, el equipo económico del Barça ya sabe desde la semana pasada que las tres primeras palancas no le dan para inscribir a todos los futbolistas que ha fichado y que, además, necesitarán activar la cuarta palanca de BLM y dar salida a jugadores de la actual plantilla para poder contar con todas las incorporaciones.

Foto: Laporta presenta un acto oficial bajo la mirada de Xavi. (EFE/Alejandro García)

No por los problemas de liquidez a corto plazo, ya solucionados con la activación de las tres primeras palancas (venta del 10% de los derechos televisivos de los próximos 25 años por 207,5 millones de euros, venta de otro 15% de los derechos televisivos de los próximos 25 años por unos 300 millones de euros y, por último, la venta del 24,5% de Barça Studios a Socios.com por 100 millones de euros) y la aprobación de la cuarta, sino porque LaLiga no les puede dar el visto bueno para inscribir a los recién llegados. Algo que ya sucedió el verano pasado, así como en invierno, donde las inscripciones se lograron sobre la bocina.

Tras ingresar unos 720 millones de euros este verano, el Barça aún debe crear espacio salarial a través de aumentar ingresos, rebajar salarios y vender futbolistas ante su masa salarial de 620 millones de euros sobre los 900 millones de euros de gastos presupuestados. Una partida destinada al pago de nóminas y amortizaciones de jugadores que representa un 32% más que el desembolso destinado en el curso anterior, tal y como informó 'la Cadena Ser'. No hay otra fórmula y la cuarta palanca para llegar al 49% de Barça Studios tampoco serviría para inscribir a todas las incorporaciones.

"Ahora mismo doblamos la masa salarial del Bayern de Múnich"

Según afirmó en junio el vicepresidente económico del club catalán, Eduard Romeu, en 'RAC1' el objetivo inicial era recortar unos 160 millones de euros de masa salarial. "Ahora mismo doblamos la masa salarial del Bayern de Múnich porque tenemos 560 millones de euros destinados a la partida de salarios. Nos gustaría estar en la línea del Real Madrid, que son 400 millones". Sin embargo, el problema para atajar los acuerdos desmesurados es que los contratos ascendentes con los que carga la entidad barcelonesa por herencia de Josep María Bartomeu son mochilas muy pesadas en la tesitura actual junto a las insuficientes salidas han bloqueado las inscripciones.

"Hay que matar los diferimientos., declaró Romeu en una entrevista concedida a 'Goal'. Dos meses después, el club no ha sido capaz de reducir su masa salarial... sino que la ha aumentado en 60 millones de euros. El Barça se pasó de optimista la temporada pasada en cuanto a rebajar los salarios de sus futbolistas y esta temporada sigue en la misma línea. Las inscripciones de Lewandowski, Koundé, Raphinha, Kessié y Christensen están en punto muerto.

El truco contable que no compra LaLiga

¿Dónde está la disparidad de criterios entre Barça y LaLiga a la hora de aceptar esa plusvalía de 150 millones de euros por la venta de los derechos televisivos? Según informó Pedro Morata en 'El Partidazo de Cope', el Barça asegura, oficialmente, haber vendido las dos primeras palancas por 667 millones de euros, cuando en realidad, según la información, Sixth Street solo habría pagado 517 millones. "Los otros 150 los habría puesto el club azulgrana, con el objetivo de inflar las cifras tras crear una nueva sociedad". Sin embargo, las normas de control económico de LaLiga dictaminan que lo que cuenta es el dinero que el Barcelona ingresa en su caja a día de hoy y que esta cantidad es de 517 millones de euros.

placeholder El jugador polaco Robert Lewandowski, acompañado por el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE/Alejandro García)
El jugador polaco Robert Lewandowski, acompañado por el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE/Alejandro García)

O dicho de otro modo, LaLiga no comparte la interpretación de los 667 millones de euros que quería computar el Barça para ver aumentado su límite salarial tanto como necesita el club. "El Barça y Sixth Street crearon una sociedad filial llamada Locksley Invest S.L. Ambos tienen el 50%. El Barça vende entonces a dicha sociedad sus derechos de televisión de por vida. Sixth Street compra solo los derechos por un periodo de 25 años y por un importe de 517 millones. El Barça pone otros 150 de su dinero para comprar sus propios derechos desde la anualidad número 26 (en el año 2048) en adelante.

Entonces el Barcelona, una vez realizado este 'truco', recibe de Locksley Invest S.L. 667 millones por ese 25% vendido. Pero de esos 667, 150 los ha puesto el propio Barça. La operación es aceptada por la nueva empresa que se encarga de la auditoria azulgrana, Grant Thornton, obligándole a que la sociedad filial tenga los derechos de por vida", añade el periodista de 'COPE'.

"Han intentado un truco de magia. LaLiga no se lo reconoce porque, analizándolo, uno extrae que va contra el espíritu de la norma. Tú, como club, debes demostrar que tienes solvencia suficiente para que LaLiga decida ampliarte el límite salarial cuando solo has hecho un intercambio de cromos. Has comprado el mismo activo y quieres que te imputen un ingreso extra de tu propio dinero. Pero no", explica el experto en banca privada, Héctor Mohedano.

"El principio de prudencia cuenta que un gasto se imputa cuando haya suficiente grado de información y es una provisión. Por otra parte, los ingresos deben ser reales y verificables. Es como si un equipo dijera que esta temporada se imputa un ingreso de 20 millones de euros porque venderá a un jugador en el futuro por 20 millones de euros. Es un caso hipotético, pero esto se debe hacer basándose en hechos y, como no es demostrable y solo es un supuesto, se pierde la realidad", apunta Mohedano.

placeholder Piqué se ha convertido en un problema. (EFE/Alejandro García)
Piqué se ha convertido en un problema. (EFE/Alejandro García)

"Si traes jugadores con fichas altas, los que están en la plantilla no van a acceder a rebajarse los salarios fácilmente. El Barça debe mejorar su masa salarial y no engordarla. Este año y el que viene te cubres gracias a los ingresos extraordinarios, pero tendrás problemas en el futuro", zanja el experto en banca privada. Sin salidas, el Barça ha optado estas semanas por presionar a Frenkie de Jong y Martin Braithwaite para acelerar su salida. A pesar de ello, los dos se mantienen en la plantilla.

Tal y como publicó 'Marca', el salario ascendente de Frenkie de Jong es un misil a la línea de flotación del Barça del futuro. "El club debe pagarle 88,58 millones de euros en los próximos cuatro años y a esa cantidad podría sumársele variables por valor de ocho millones de euros si juega el 60% de los partidos y un máximo de 12,8 millones de euros por títulos conseguidos o llegar a la final de la Champions League". O lo que es lo mismo, al diferir los pagos y sumar los bonus con Bartomeu, el jugador pasaría a cobrar casi 21 millones la próxima temporada y unos 27,7 millones en la 2023/24... sin contar variables. A su diferimiento hay que sumarle los de los capitanes Sergio Busquets, Jordi Alba y, especialmente, Gerard Piqué, al que el club debe abonarle unos 80 millones de euros en los años de contrato que le restan.

El FC Barcelona ha logrado llevar a cabo un mercado de fichajes inesperado que ha dejado a medio mundo asombrado en una apuesta muy arriesgada que, según su presidente, Joan Laporta, debería provocar un "círculo virtuoso". Las contrataciones de Robert Lewandowski, Jules Koundé, Andreas Christensen, Franck Kessié y Raphinha apuntalan las zonas más débiles del equipo y aumentan el nivel medio de una plantilla a la que le faltó contundencia en las dos áreas el pasado curso, especialmente en la propia. Sin embargo, en las oficinas del FC Barcelona están teniendo problemas a la hora de cuadrar las piezas en el puzzle económico que atosiga a la entidad azulgrana y que no les permite contar con los fichajes.

FC Barcelona Joan Laporta Robert Lewandowski
El redactor recomienda