la mala noticia para pep

Por qué Jorge Valdano habla con pesimismo del duelo de Guardiola contra el Real Madrid

El 'guardiolismo' recibe como una malísima noticia el emparejamiento de su líder con el Real Madrid en la Champions. Valdano, amigo de Pep, se apresura en quitarle el favoritismo

Foto: Pep Guardiola, esta temporada, en un partido de Champions. (Reuters)
Pep Guardiola, esta temporada, en un partido de Champions. (Reuters)

El ‘guardiolismo’ no está en su mejor momento. ¿Qué le sucede a Pep Guardiola? Es la inquietud que transmiten con un entrenador que atraviesa por problemas en la Premier y se tiene que enfrentar al Real Madrid en la Champions. El 'guardiolismo' recibe como una mala noticia el emparejamiento de su líder con el Real Madrid en el sorteo de los octavos de la Champions. Pep Guardiola tiene dos meses por delante para preparar una eliminatoria en la que, en principio, se juega más que Zinédine Zidane. Los motivos se pueden explicar por las urgencias que tiene el entrenador catalán de volver a ganar la Champions. No lo consigue desde que se marchó del Barcelona y ha fracasado en tres intentos con el Bayern de Múnich y dos con el Manchester City. La preocupación está ahí entre los que conocen a fondo a Guardiola. Uno de ellos es Jorge Valdano, comentarista en ‘Vamos’, que reaccionó de inmediato al sorteo con una contundente afirmación: “El favorito es el Real Madrid”.

Jorge Valdano es madridista y ‘guardiolista’. Parece extraño ser las dos cosas a la vez, pero para el multifacético argentino, no es incompatible. Es un apasionado del estilo y la filosofía de Pep Guardiola y un declarado admirador del ADN que tiene el Real Madrid en la competición europea. En caliente, con las bolas recién sacadas, se decanta por el Real Madrid como el favorito. No deja de ser llamativa la rotundidad con la que se expresa una de las personas y profesionales del fútbol que mejor conocen en qué momento y situación está Pep Guardiola.

Benzema celebra con Sergio Ramos el gol en Valencia. (EFE)
Benzema celebra con Sergio Ramos el gol en Valencia. (EFE)

Lo que transmite el ‘guardiolismo’ es la inquietud de comprobar cómo Zidane consigue recuperar el espíritu de equipo con pulso competitivo que rebaña los partidos hasta el minuto 95. Con alma y carácter, se puede combatir el fútbol de posesión que propone Guardiola. El día antes del sorteo de la Champions, el equipo de Zidane protagonizó una heroicidad. La fe de Courtois de subir al último córner en Mestalla para rematar un balón. La pelota cayó a los pies de Benzema (el nuevo Cristiano en el Madrid) para hacer el empate. Este tipo de proezas solo las puede hacer el Real Madrid. Es una marca registrada que perdió la pasada temporada y que, con el regreso de Zidane, recupera. Va lento, pero hay brotes verdes. Ha costado unos cuantos meses, pero el Madrid que no se rinde, que pelea hasta el pitido final y tiene la suerte de cara aparece de nuevo.

Pep, en su peor momento

El Real Madrid ha vuelto (lo deseaban los jugadores). Tendrá que confirmarlo en el Clásico y contra el City de Guardiola. Aunque Jorge Valdano, especialista en mil batallas, se apresura a poner en un lugar preferente al Real Madrid. Pep Guardiola atraviesa su peor momento desde que es entrenador del Manchester City (alejado de la pelea por la Premier League y con rumores en Inglaterra de dejar el banquillo esta temporada). “El título está decidido”, ha llegado a comentar Guardiola. Es extraño que arroje la toalla. En febrero, tiene enfrente un equipo que rehace su mentalidad. Hasta que llegue la eliminatoria, habrá sensaciones enfrentadas con el momento de forma de uno y otro. Las rachas y los resultados medirán el nivel de juego, la confianza y el favoritismo. Vuelve a existir esa impresión de que el Real Madrid puede no tener un buen día para, al menos, no perder y Guardiola necesita hacerlo todo perfecto para ganar.

En el Real Madrid no están dando palmas, pero dan por bueno el enfrentamiento contra el City de Guardiola. Podía haber sido peor. No querían ni ver al Liverpool (rival del Atlético de Madrid), ni a la Juventus de Cristiano Ronaldo (tendrá que esperar el regreso al Bernabéu) ni tampoco al Bayern de Múnich (los alemanes siempre son los más duros para Zidane). No están en el Madrid tampoco para sacar pecho tan pronto, cuando tienen este miércoles que jugar el Clásico. Día marcado en el calendario para demostrar si son un equipo fiable y solvente. Otro punto de inflexión y confirmación de la mejoría.

La vida, de un año a esta parte, ha mejorado en el club que preside Florentino Pérez. De verse con dos entrenadores (Lopetegui y Solari) en diciembre de 2018 y sin esperanzas en la Liga a recuperar una buena versión de Zinédine Zidane. Regular, con carácter y competitivo. Hay más tranquilidad en el madridismo que en el ‘guardiolismo’, como se deduce de las manifestaciones de Emilio Butragueño en Nyon tras el sorteo: “Nosotros tenemos un entrenador extraordinario y somos un equipo acostumbrado a este tipo de partidos con jugadores con mucha experiencia”. Jorge Valdano tiene intuición para saber cómo le ha caído el Real Madrid a su amigo Pep Guardiola.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios