victoria contra la juventus (2-0)

Ni Diego Costa ni Morata son el mejor ataque del Atlético de Madrid

Diego Costa tuvo una clara ocasión y falló. Y a Morata le anularon un gol. Fueron Giménez y Godín los que marcaron los goles de un Atlético que viajará a Turín con ventaja

Foto: Godín marcó el segundo gol del Atlético de Madrid ante la Juventus. (Reuters)
Godín marcó el segundo gol del Atlético de Madrid ante la Juventus. (Reuters)

El Atlético de Madrid del Cholo Simeone es esto. Si alguno había olvidado por qué pasó de ser un equipo del montón a uno de los grandes de Europa, que vea el partido contra la Juventus (2-0). Fue mejor, lo hizo casi todo bien, pero no le bastó para marcar. Primero porque Diego Costa falló una de las ocasiones más claras de su carrera. Después porque el árbitro anuló un gol de Morata tras consultar el VAR. Y por último porque Szczęsny evitó un gol de vaselina de Griezmann. El Atleti tuvo que tirar de esa otra cosa que tanto lo define pero que últimamente le costaba sacar. Cuando lo hizo, marcaron Giménez y Godín. Su mejor ataque fue la defensa.

Dos centrales. El Atlético da un paso importante hacia los cuartos de final gracias a dos goles de sus dos centrales. Los dos uruguayos dispuestos a ir al fin del mundo si con eso ayudan a su equipo. Esta vez se fueron al área rival y allí encontraron el gol en dos balones rebotados. Recordaron los tiempos en los que el equipo rojiblanco dominaba las jugadas a balón parado y sacaba puntos de ellas casi en cada partido. "Los partidos grandes en los que hay mucha atención, mucho en juego, se deciden por detalles", dijo Godín. "Hubo dos detalles, dos balones parados que pudimos convertir", continuó el capitán del Atlético.

Giménez y Godín rescataron a un ataque que funcionó muy bien salvo en lo más importante: el gol. Tal y como fue el partido, quedarse a cero habría sido un golpe importante para el Atlético. Más teniendo en cuenta que en la vuelta no podrá jugar Diego Costa, que estaba apercibido y vio una tarjeta amarilla en los primeros minutos. El motivo fue absurdo: el delantero se adelantó en una barrera. ¿Rigurosa? Sí. ¿Merecida? También. Una tontería que le deja sin jugar un partido trascendental.

Giménez celebra su gol ante la Juventus. (EFE)
Giménez celebra su gol ante la Juventus. (EFE)

El plan con Diego Costa

Un partido en el que, vista su actuación en el Metropolitano, podría haber sido decisivo. Habrá que creer a quien dice que ha estado más de dos meses lesionado, porque su nivel es fantástico. Ganó casi todos los balones por alto ante Chiellini y Bonucci, que no son dos centrales cualquiera; provocó un penalti que luego el VAR cambió a falta fuera del área; y tuvo una ocasión clarísima: controló un pase en profundidad de Griezmann, se quitó de encima a Bonucci y, cuando estaba delante de Szczęsny, disparó fuera.

El plan con Diego Costa era que solo jugara una hora. Y jugó 58 minutos. Lo sustituyó Morata, a quien le sigue esquivando el gol. Desde su llegada al Atlético ha jugado bastante bien y ha marcado dos grandes goles a dos de sus exequipos: una vaselina al Real Madrid en el derbi y un gol de cabeza este miércoles contra la Juventus. El remate vino precedido de un empujón a Chiellini que señaló el árbitro tras ver la repetición en el monitor.

El Atlético fue mejor que la Juventus jugando con la cabeza, pero acabó ganándole con el corazón, un corazón que encarnan mejor que nadie dos centrales como Giménez y Godín. El Wanda Metropolitano vibró como en las mejores noche del Calderón con sus goles y con el partido de un equipo al que muchos dieron por muerto después del sorteo y ahora lo tiene todo de cara para eliminar a la Juventus de Cristiano Ronaldo. El Atlético necesitaba un partido como el de esta noche.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios