Es noticia
Menú
El Olympique de Lyon acaba con el Barça en la final de la Champions League (1-3)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Octavo título

El Olympique de Lyon acaba con el Barça en la final de la Champions League (1-3)

El equipo francés liquidó al conjunto azulgrana en poco más de media hora. La contundencia en ambas áreas y la superioridad física gala fue imparable para las azulgranas

Foto: Dominio francés en la final de Turín. (EFE/Alessandro Di Marco)
Dominio francés en la final de Turín. (EFE/Alessandro Di Marco)

El Olympique de Lyon quería recuperar el trono del fútbol mundial y devoró al Barça en 33 minutos que ya quedan para la historia. La presión alta de las francesas, unida a su superioridad física y el dominio de ambas áreas, dio el título a un equipo que dominó el encuentro de principio a fin, como ya hiciera en la final de 2019 ante las azulgranas. Un golazo de Henry desde la frontal del área, un remate de cabeza de Ada Hegerberg, la futbolista que calentó la previa al decir que "el fútbol femenino existía antes del Barça", absolutamente sola y un error defensivo grosero en el tercero. Una losa demasiado pesada para un Barça desdibujado, desnaturalizado y abrasado por las circunstancias, aunque Alexia Putellas maquillase el resultado con su tanto. El Barça cayó por un 3-1 contundente en Turín y el Olympique de Lyon suma su octava Champions League (2011, 2012, 2016, 2017, 2018, 2019, 2020 y 2022).

El equipo de Jonathan Giráldez salió confiado, sabedor que es uno de los mejores equipos de Europa por méritos propios y que la Champions cosechada la temporada pasada así lo acredita. Con más de 14.000 aficionados azulgranas en Turín, la expectativa era máxima. En los primeros compases del encuentro, el Barça presionó tanto como quiso, pero el Olympique de Lyon no se complicaba en la salida de pelota. En el minuto seis, cuando ambos equipos se estaban tanteando, una recuperación de Henry en el balcón del área azulgrana provocó un latigazo de la jugada francesa, imposible para Sandra Paños. Se adelantó el Lyon y el Barça se deshizo.

placeholder La centrocampista del Olympique de Lyon, Amandine Henry, celebra su tanto ante el FC Barcelona. (EFE/Kiko Huesca)
La centrocampista del Olympique de Lyon, Amandine Henry, celebra su tanto ante el FC Barcelona. (EFE/Kiko Huesca)

Las posesiones largas, el control del encuentro y el acecho al rival se fue disipando ante una presión rival demoledora. El Barça pudo meterse de nuevo en el encuentro si Jennifer Hermoso hubiese engatillado con acierto un gran centro de Aitana Bonmatí, pero la delantera culé no fue contundente. Todo lo contrario al Olympique de Lyon, una máquina de castigar al rival y que se quedó sin la lateral derecha, Carpenter, por lesión. Entró Buchanan, pero el plan no cambió. El Lyon recuperaba arriba y si superaban su presión, guardaba la ropa atrás con Renard y Mbock Bathy en el eje central.

En ataque, el Barça se atascaba y en defensa, corrían hacia atrás desorganizadamente frente a los continuos contragolpes franceses. En una de esas acciones, Hegerberg remató absolutamente sola el envío desde la izquierda de Bacha. Pudo ser peor si, acto seguido, Sandra Paños no llega a sacar una mano salvadora a una nueva ocasión clara de la delantera noruega. Los errores en salida de pelota de Irene Paredes, entre otras jugadoras, condenaban al Barça. Un mal despeje de la defensa española provocó la recuperación de Malard, el pase a Hegerberg y el remate de Macario libre de marca en el segundo palo.

placeholder La noruega fue determinante. (REUTERS/Alberto Lingria)
La noruega fue determinante. (REUTERS/Alberto Lingria)

Con el 3-0 en el minuto 33, la final olía a repetir la senda de la de Budapest 2019. Por suerte para el Barça, Alexia Putellas, la flamante ganadora del Balón de Oro, encendería la mecha de la esperanza en el minuto 40 al rematar un buen centro de Graham y marcar al filo del descanso. Giráldez movería ficha en el vestuario al sustituir a Oshola por Hermoso. La segunda parte iniciaría como la primera, con el Olympique de Lyon teniendo las ocasiones más claras. Un disparo alto de Cascarino y una gran parada, otra vez de Paños, al rescate. Del 4-1 se pudo pasar al 3-2 si un disparo desde el centro del campo de Patri Guijarro no hubiese sido escupido por la madera.

Al Barça le faltaba un punto de agresividad en ataque y Giráldez introdujo a Martens y Ana María por Marta Torrejón y Mariona en un cambio muy ofensivo. A partir de ese momento, el Olympique de Lyon ralentizó el ritmo del encuentro tanto como fue posible, aunque quedaba media hora por delante. El Barça mejoraba por minutos, pero el tiempo jugaba en su contra y no atinaba en los metros finales. Demasiada precipitación, falta de acierto y de alternativas al borde del área. La francesa Renard tendría otra ocasión clara y el tiempo se escurrió entre un remate fallado de Ana-María, una oportunidad muy clara de Oshoala y un balón al palo de Hegerberg. El Barça cierra así una gran Champions y deberá esperar a la temporada que viene para vengarse del Olympique de Lyon.

El Olympique de Lyon quería recuperar el trono del fútbol mundial y devoró al Barça en 33 minutos que ya quedan para la historia. La presión alta de las francesas, unida a su superioridad física y el dominio de ambas áreas, dio el título a un equipo que dominó el encuentro de principio a fin, como ya hiciera en la final de 2019 ante las azulgranas. Un golazo de Henry desde la frontal del área, un remate de cabeza de Ada Hegerberg, la futbolista que calentó la previa al decir que "el fútbol femenino existía antes del Barça", absolutamente sola y un error defensivo grosero en el tercero. Una losa demasiado pesada para un Barça desdibujado, desnaturalizado y abrasado por las circunstancias, aunque Alexia Putellas maquillase el resultado con su tanto. El Barça cayó por un 3-1 contundente en Turín y el Olympique de Lyon suma su octava Champions League (2011, 2012, 2016, 2017, 2018, 2019, 2020 y 2022).

FC Barcelona Fútbol Femenino