Es noticia
Menú
Susi, la futbolista que se plantea dejar el fútbol si el Real Madrid no la deja salir para ser profesional
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL PARQUESOL LE HA HECHO CONTRATO

Susi, la futbolista que se plantea dejar el fútbol si el Real Madrid no la deja salir para ser profesional

Ana Rossell, directora deportiva del club blanco, se niega a darle la carta de libertad y la jugadora de 19 años lo ha denunciado a la RFEF, donde de momento no le han contestado

Foto: Las jugadoras del Madrid celebran un gol. (EFE/Juanjo Martin)
Las jugadoras del Madrid celebran un gol. (EFE/Juanjo Martin)

"Que ninguna niña se quede sin jugar al fútbol". Este era el sueño que, al menos ella misma confesó, tenía la directora deportiva del Real Madrid, Ana Rossell, cuando fundó AR10, la empresa de gestión de fútbol con la que quiso impulsar "el crecimiento y la profesionalización del deporte femenino como oportunidad social y empresarial". Sin embargo, después de ascender al CD Tacón a la Liga Iberdrola y lograr que el Real Madrid lo absorbiera para convertirlo en su primer equipo femenino, parece que a Ana Rossel ya no le preocupa que haya 'niñas' que pueden quedarse sin jugar al fútbol...

Esto es lo que debe de pensar Susana López (Madrid, 4 de abril de 2002), más conocida como Susi, la futbolista de 19 años que, tras jugar en el Rayo Vallecano (2015-2018) y el Madrid CFF (2018-2021), el pasado verano recaló en el Real Madrid B, donde no cuenta con los minutos que esperaba, de ahí que haya pedido marcharse, ya que ha recibido una buena oferta para hacerlo. Sin embargo, en Valdebebas se niegan a darle la carta de libertad para poder fichar por Club Deportivo Parquesol, de la Segunda División o Reto Iberdrola. Allí no solo le ofrecen un puesto en su delantera titular, sino también un contrato profesional.

Foto: Florentino Pérez, con el Real Madrid femenino la temporada pasada.

Por más que Paco Casquero, director deportivo del club vallisoletano, dice haberlo intentado, Ana Rossell se ha negado tanto a la cesión de Susi hasta final de temporada como a darle la carta de libertad. De esta forma, la propia jugadora se ha visto obligada a solicitar al Comité Jurisdiccional de la Federación Española de Fútbol (RFEF) la tramitación de expediente para que, "previa audiencia del Real Madrid Club de Fútbol Femenino, se acuerde cancelar la licencia de jugadora aficionada tipo A para poder tramitar mi licencia profesional P que me permita incorporarme al Club Deportivo Parquesol".

Para ello, y tal como puede comprobarse en la denuncia a la que ha tenido acceso El Confidencial, la joven futbolista madrileña asegura tener suscrita licencia tipo A, de jugadora aficionada, para la temporada 2021-2022 con el Real Madrid, de la que adjunta copia, y, con fecha 13 de enero de 2022, aporta también la copia del contrato de trabajo y la Resolución de Alta en el Régimen General de la Seguridad Social con el Club Deportivo Parquesol. "Nosotros le estamos pagando el sueldo y la Seguridad Social, además de ayudando a cambiar sus estudios a Valladolid de la mano de su tutora, pero no podemos contar con ella porque el Madrid no le deja y la RFEF no nos contesta", lamenta el mencionado Paco Casquero.

placeholder Imagen del primer día de entrenamiento del CD Parquesol. (Foto: CD Parquesol)
Imagen del primer día de entrenamiento del CD Parquesol. (Foto: CD Parquesol)

La RFEF aún no le ha contestado

Susi no puede dejar más claro su problema a la Federación de Rubiales, a quien sabido es lo poco o nada que le importa el fútbol femenino y cuál era su único interés para que el Real Madrid tuviera equipo femenino: "He solicitado al Real Madrid la cancelación de mi licencia federativa de jugadora aficionada, para poder tramitar mi licencia de jugadora profesional y poder participar para lo que resta de temporada 2021-2022 con el Club Deportivo Parquesol, habiendo obtenido por respuesta la negativa a dicha solicitud, lo que impide poder tramitar mi nueva licencia, toda vez que la cancelación de la licencia de aficionada es requisito imprescindible para poder cursar el alta de la licencia nueva".

De esta manera, y mientras Susi lleva dos semanas en su casa de Madrid en lugar de estar entrenándose con el Parquesol en Valladolid, la defensa de la futbolista se ampara "en lo establecido en el artículo 119.1.g RGRFEF, la cancelación de la licencia de jugadora aficionada con el Real Madrid por cuanto que al cambiar la condición del futbolista de aficionado a profesional, ha de prevalecer el derecho a la libre elección de trabajo como futbolista profesional sobre el posible derecho de retención del club donde militaba como aficionada".

Foto: Imagen de la reciente visita del Real Madrid al Granadilla. (EFE)

En su escrito también se deja claro que "esta posición es la que ya ha mantenido este Comité en diversas resoluciones, entre otras, las resoluciones de 27 de agosto de 2010, la de 26 de agosto de 2016 o la de 20 de septiembre de 2018, resolviendo a favor de jugadores aficionados autorizándoles a tramitar las licencias profesionales solicitadas, efectuando estas afirmaciones que considero plenamente aplicables al caso que me afecta", sentencia la denuncia presentada por Susi.

Sin duda, otro despropósito más, sintomático de lo que sucede en el Real Madrid femenino y, especialmente, en su cantera, de la que parece que la directora deportiva solo se preocupa para mal. Y es que ya es triste que Ana Rossell, con la connivencia del club que preside Florentino Pérez y la parsimonia de la RFEF, donde sabido es que tiene contactos, haya conseguido que una futbolista se esté planteando abandonar el fútbol con 19 años y un contrato para ser profesional que podría irse al garete si su situación no se soluciona antes del 31 de enero, la fecha en la que se cierra el mercado de fichajes. Y, mientras, el Parquesol se juega la permanencia, que es para lo que se contrató a Paco Casquero, quien promete seguir luchando hasta el final para que se cumpla la normativa.

"Que ninguna niña se quede sin jugar al fútbol". Este era el sueño que, al menos ella misma confesó, tenía la directora deportiva del Real Madrid, Ana Rossell, cuando fundó AR10, la empresa de gestión de fútbol con la que quiso impulsar "el crecimiento y la profesionalización del deporte femenino como oportunidad social y empresarial". Sin embargo, después de ascender al CD Tacón a la Liga Iberdrola y lograr que el Real Madrid lo absorbiera para convertirlo en su primer equipo femenino, parece que a Ana Rossel ya no le preocupa que haya 'niñas' que pueden quedarse sin jugar al fútbol...

Real Federación Española de Fútbol Valladolid Seguridad Social
El redactor recomienda