La sonrisa de Virginia, la supercampeona que lucha contra un tumor cerebral
  1. Deportes
  2. Fútbol
FUTBOLISTA DEL ATLETICO DE MADRID

La sonrisa de Virginia, la supercampeona que lucha contra un tumor cerebral

A la internacional le detectaron la enfermedad en mayo del año pasado y fue operada de urgencia. Desde entonces, Torrecilla sueña con volver a un equipo que este sábado le dedicó su último título

Foto: Virginia Torrecilla, con la Supercopa de España ganada por el Atlético de Madrid
Virginia Torrecilla, con la Supercopa de España ganada por el Atlético de Madrid

"Aunque sentí que estaba a punto de llorar, opté por sonreír", escribió la estadounidense Kristen Ashley. Y esto es lo que lleva meses haciendo Virginia Torrecilla (Cala Millor, Mallorca, 1994), una futbolista del Atlético de Madrid, equipo en el que recaló en julio de 2019 procedente del Montpellier y tras jugar en el FC Barcelona, donde ganó tres Ligas Iberdrola en otras tantas temporadas, además de dos Copas de la Reina. En octubre de 2019 fue nombrada capitana de la Selección española, con la que debutó en 2013 y disputó dos Eurocopas y los Mundiales de 2015 en Canadá y 2019 en Francia. Tras sus inicios en el Collerense y el Sporting de Palma, puede decirse que la carrera de Torrecilla era la soñada por cualquier futbolista, dentro de las posibilidades del fútbol femenino se entiende.

Foto: Damaris Egurrola, ex jugadora del Athletic, en un partido con la Selección. (EFE)

Sin embargo, en pleno confinamiento por la pandemia del coronavirus, Virginia empezó a notar una tensión muy fuerte en la cabeza cuando corría en una cinta. Se lo dijo al médico del Atlético de Madrid, Javier Núñez, y este no dudó en pedirle un TAC en el que le encontraron un tumor situado en la parte profunda del cerebelo, junto a la glándula pineal. Tal y como confesó la jugadora en una larga y profunda entrevista con el diario 'Marca', "me pilló completamente por sorpresa, jamás lo hubiese pensado y cuando me lo dijeron estuve en shock, no sabía qué hacer ni cómo actuar. Recuerdo que el doctor decía: 'Llora, Virginia'. Y yo: 'No, no me sale llorar. Yo quiero saber qué hago, cómo se lo digo a mis padres'. Fue muy duro".

El diagnóstico se conoció el 14 de mayo y el 18 fue operada de urgencia en el servicio de neurocirugía de la Clínica Universitaria de Navarra. Tan solo tres días después de la intervención realizada con éxito en Pamplona, Torrecilla no dudó en compartir en su cuenta de Instagram un mensaje en el que aseguró haber "ganado el partido más importante de mi vida gracias a vosotr@s y que sepáis que esto es el principio de algo grande".

"Tu sonrisa y tus palabras me han conmovido y muestran una fuerza mental enorme", le respondió nada menos que Pau Gasol. "Eres una gran jugadora, pero es mucho más importante lo que nos transmites como persona. Aunque por el cariño que leo ya lo sabrás, todo el mundo del deporte está contigo. ¡Mucha fuerza, Virginia!", le deseó el catalán.

Lo cierto es que Torrecilla ha sido desde el primer momento un ejemplo de valentía y solidaridad, de ahí que quisiera compartir su historia "pensando en todas las personas que luchan cada día para superar obstáculos: se sale de cualquier, lo único necesario son las ganas y la fuerza". "No pensé que me pasaría algo así, pero me tocó. Solo tenía un camino para poder seguir", comentó con una entereza digna de elogio y admiración.

Y es que, como confesó la joven futbolista, "yo vivía en la ignorancia". Le habían dicho que en tres o cuatro meses estaría recuperada, pero cuando volvió al hospital y le dijeron que tenía que hablar con la oncóloga, la doctora Luisa Sánchez, en seguida se dio cuenta de que este partido aún no había terminado. "La doctora me dijo 'Virginia, tu tumor no es bueno, aunque tampoco es de los peores. Vas a perder esto, esto, esto y esto... A lo mejor no puedes ser madre ni volver al jugar al fútbol de forma profesional. Vas a hacer radio y quimio'. Me dijo las cosas como son y lo tuve que asimilar durante dos o tres días. Pero cuando volví y me hicieron las pruebas que tenían que hacerme todo salió muy bien... y ya fue diferente".

placeholder Virginia Torrecilla, en un partido de la Selección, contra Estados Unidos. (REUTESR)
Virginia Torrecilla, en un partido de la Selección, contra Estados Unidos. (REUTESR)

Confiesa que ha tenido y tiene miedo

Inició entonces en la Clínica Universitaria de Navarra las sesiones de protonterapia, la radioterapia externa más precisa que se puede ofrecer a día de hoy para proteger partes críticas del sistema nervioso central y minimizar el riesgo de segundos tumores. Virginia nunca lo ha ocultado: "Mentiría si dijese que no he tenido miedo. No es que haya temido, sino que temo. Soy positiva y sé que voy a salir de esto, pero hay momentos bajos en los que estoy en casa y pienso ¿y si no aguantase?".

Al igual que sucede con la mayoría de personas que padecen enfermedades tan duras como la de Torrecilla, desde el momento en el que le diagnosticaron el tumor cerebral ella empezó a ver la vida de otra manera. "Hasta que no te ocurre algo así no te das cuenta. Porque si algo me ha enseñado esta enfermedad es a no pensar en el mañana, pues nunca sabes lo que va a pasar. La vida es el ahora, el momento, disfrutarlo", asegura.

El pasado mes de septiembre la centrocampista internacional empezó con la quimioterapia. Según los médicos que le atienden, parece que el tratamiento va mejor de lo esperado. "Si pudiese estar con el equipo, aunque fuera en el banquillo, para mí sería increíble. No hay noche que no sueñe con volver al césped, aunque sea un minuto, y con tocar el balón. Sentir que vuelvo a ser futbolista y el verde en los pies", confiesa.

placeholder Virginia Torrecilla recoge la Supercopa de España ganada por el Atlético de Madrid.
Virginia Torrecilla recoge la Supercopa de España ganada por el Atlético de Madrid.

Recogió la Supercopa de España

Si después del confinamiento, el 14 de junio concretamente, Diego Costa mostró su camiseta tras el primer gol del Atlético de Madrid, en el 1-1 contra el Athletic Club en San Mamés, y, con motivo del partido de Copa contra el Cardassar, equipo balear de Tercera División, hizo un saque de honor que en principio iba a realizar su paisano Rafa Nadal, el mejor reconocimiento lo recibió Torrecilla este sábado. "Por ti, por Vir, por todos". Así celebró el Atlético femenino la consecución de la Supercopa de España tras derrotar en Almería al Levante UD por 3-0. Un título que las colchoneras dedicaron a su compañera, a quien incluso la capitana, Amanda Sampedro, cedió el honor de levantar el trofeo.

"Virginia es nuestra heroína, es la motivación del vestuario. El título es para ella", destacó la colombiana Leicy Santos. Y es que, efectivamente, si hay una supercampeona esa es Torrecilla, cuya sonrisa de alegría fue la del todo el fútbol español y ojalá vuelva a ser lo muy pronto, cuando haya derrotado a ese maldito tumor cerebral y pueda volver al lugar donde más le gusta estar: el terreno de juego y con un balón en los pies. Como le escribió Paul Gasol: "¡Mucha fuerza, Virginia!".

Virginia Universidad de Navarra