El Lyon pagará la cláusula de Damaris Egurrola, que pudo ir gratis al Barça
  1. Deportes
  2. Fútbol
LA EX DEL ATHLETIC ESTABA EN EL EVERTON

El Lyon pagará la cláusula de Damaris Egurrola, que pudo ir gratis al Barça

El siete veces campeón de Europa ficha a una futbolista por la que el Athletic pedía 250.000 € pese a terminar contrato, fue a la Audiencia Nacional y el Barça pudo firmar como el Madrid a Maite Oroz

Foto: Damaris Egurrola, ex jugadora del Athletic, en un partido con la Selección. (EFE)
Damaris Egurrola, ex jugadora del Athletic, en un partido con la Selección. (EFE)

El Olympique Lyonnais, considerado el Real Madrid del fútbol femenino tras haberse proclamado siete veces campeón de Europa, las últimas cinco de manera consecutiva, ha fichado a Damaris Egurrola (Orlando, 1999). El club francés pagará al Everton los más de 100.000 euros de la cláusula de rescisión que la centrocampista española incluyó en su contrato cuando en agosto del año pasado firmó por el equipo de la FA Women's Super League inglesa.

El Olympique Lyonnais ya fichó en el último mercado de verano a la también española Lola Gallardo, pero en este caso sin coste alguno, pues, aunque al igual que Damaris la guardameta acababa contrato, en su caso con el Atlético de Madrid, al tener 27 años quedó libre para negociar su marcha a otro club. La necesidad de los galos de reforzar los puestos de central y mediocentro les han llevado a afrontar la contratación de 'Dama'.

Cabe recordar que Egurrola no quiso renovar su contrato con el Athletic Club, quien, al igual que a su compañera Maite Oroz, le incluyó en la polémica Lista de compensación que figura en el artículo 20 del I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino y afecta a las jugadoras menos de 23 años, en ambos casos con una cantidad de 250.000 euros en concepto de derechos de formación.

A diferencia del Real Madrid, que fichó a Oroz y a día de hoy ni el Athletic ni el club que preside Florentino Pérez han presentado ante la Comisión Paritaria del Convenio Colectivo el justificante de una operación que se sospecha que no llegó a realizarse, aunque de la que tarde o temprano se conocerá toda la verdad, 'Dama' y algunas otras futbolistas se quedaron en tierra de nadie.

Damaris, junto a sus padres y otras futbolistas, en la puerta de la Audiencia Nacional
Damaris, junto a sus padres y otras futbolistas, en la puerta de la Audiencia Nacional

Apoyada por su padre, Pablo Egurrola, y el sindicato Futbolistas ON, la centrocampista llevó su caso y el de otras 16 futbolistas a la Audiencia Nacional, donde paradójicamente ella y nueve compañeras más tuvieron que enfrentarse, no ya a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), lo cual entra dentro de lo normal al ser la patronal, sino también del sindicato mayoritario AFE, quien lleva tiempo sin soltarse de la mano de LaLiga en lugar de luchar por abolir este derecho de retención como en su día hizo en el fútbol masculino.

Por más que la Audiencia Nacional concediera la nulidad parcial de la Lista de compensación, de manera que los clubes que no pertenecen a la ACFF (entonces Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club), así como las futbolistas que no estuvieran afiliadas a ningún sindicato, quedaban fuera de ella, el Barça, que tenía un acuerdo cerrado con Damaris, finalmente no dio el paso y le dejó literalmente en la estacada cuando podría haberla firmado gratis.

Fue entonces cuando apareció el Everton y una buena oportunidad para la centrocampista española para marcharse a la FA Women's Super League, donde no ha tardado en brillar, aunque lo cierto es que el Olympique Lyonnais llevaba tiempo sin perderle de vista y su paso por el competitivo fútbol inglés no ha hecho sino confirmarles que su fichaje merece el importante desembolso económico que han hecho.

Es decir, que mientras el mejor equipo de Europa se ha decidido a pagar los más de 100.000 euros que figuraban en la cláusula de rescisión de 'Dama', además de un buen contrato, el Athletic Club pretendía cobrar por ella 250.000 por derechos de formación. Por no hablar de los 500.000 en los que el Levante UD fijó la libertad de Ona Batlle, que se marchó por cero euros al Manchester United, y Eva Navarro, quien finalmente renovó en contra de su voluntad.

Damaris Egurrola, en la Women's FA Cup Final contra el Manchester City en Wembley. (REUTERS)
Damaris Egurrola, en la Women's FA Cup Final contra el Manchester City en Wembley. (REUTERS)

Las denuncias contra AFE

Tal y como contábamos hace unos días, Damaris Egurrola ha sido la primera jugadora que se ha atrevido a denunciar lo que está pasando en el fútbol femenino español, donde la mencionada ACFF y la AFE que preside el 'masterizado' Aganzo no están mirando ni por los intereses de las futbolistas ni de la propia competición, como demuestra el hecho de que algunas de las mejores jugadoras estén haciendo las maletas a otras ligas que, a diferencia de lo que Irene Lozano pretende que sea la Primera Iberdrola, sí son profesionales o al menos funcionan como tales.

El pasado verano el Chelsea batió su propio récord al pagar al Wolfsburgo 300.000 libras (alrededor de 350.000 euros) por Pernille Harde. La delantera danesa se convirtió en el fichaje más caro de la historia del fútbol femenino hasta la fecha, pues el propio club londinense había pagado recientemente 300.000 euros por la delantera australiana Sam Kerr. Como puede comprobarse, cifras muy alejadas a las del fútbol masculino y de esas cláusulas de rescisión de 25 millones que el Real Madrid ha hecho firmar a sus flamantes fichajes.

De este modo, los más de 100.000 euros que el Olympique Lyonnais pagará al Everton por Damaris Egurrola le convierten en el fichaje más caro de una futbolista española y a buen seguro que entra el top ten mundial del fútbol femenino. Y es que, por ejemplo, el mismo equipo francés acaba de fichar también a otra jugadora de 21 años como es la internacional estadounidense de origen brasileño Catarina Macario, número uno del draft con la Universidad de Stanford, pero sin tener que pagar cláusula.

'Dama', que no podía dejar pasar esta oportunidad y solo tiene palabras de agradecimiento hacia el Everton, un club en el que, por cierto, han comprendido su decisión, da otro gran salto en su carrera al firmar por el Olympique Lyonnais por lo que resta de temporada y tres más. Es decir, hasta que cumpla 25 años, una edad con la que, si todo marcha bien, aún tendrá tiempo de seguir creciendo y para entonces debería estar consagrada en la Selección española y quién sabe si esta vez sí fichar por un Barça que la tuvo gratis.

Olympique de Lyon Everton LaLiga Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)