LA MURCIANA NO AGUANTA MÁS Y FIRMA

Eva Navarro cede a las presiones y renueva en contra de su voluntad

El Levante UD se aferra a un Convenio solo publicado en el BOE tras la firma de UGT y fecha 31 de julio de 2020 y amenzó con reservar acciones legales contra la futbolista

Foto: Eva Navarro celebra la victoria ante México en la final del Mundial Sub 17. (EFE)
Eva Navarro celebra la victoria ante México en la final del Mundial Sub 17. (EFE)

En otra demostración más de la instrumentalización política que se hace en España del deporte femenino, el pasado sábado, 15 de agosto, el Ministerio de Trabajo y Economía Social anunció a través de su cuenta de Twitter la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino. "Las futbolistas han luchado dentro y fuera del campo por sus derechos laborales", rezaba el citado tuit, en el que agradecía "su esfuerzo y la apuesta por el diálogo" de los sindicatos UGT, AFE y Futbolistas ON, por este orden, así como de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF).

Curiosamente, desde esta última, lo mismo que desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) o el Ministerio de Cultura y Deporte, no hubo ninguna mención a tan histórico momento, mientras que en la cuenta de UGT al único nuevo convenio colectivo que se hacía referencia era al veterinario... Por su parte, en Futbolistas ON se limitaron a retuitear el mensaje del Ministerio de Trabajo, si bien su gerente, Tamara Ramos, aclaró que en realidad se trata de un nuevo convenio, pues "en el actual, publicado por el BOE, hay distintos firmantes y distinta comisión paritaria a la que se ha de presentar una nueva Lista de Compensación".

En cuanto al sindicato mayoritario, una vez más AFE intentó engañar a las futbolistas al vincular la noticia a la que publicó el 19 de febrero, cuando se anunció un convenio que UGT no firmó y posteriormente impugnó ante la Dirección General de Trabajo. "El BOE publica por fin el Convenio Colectivo para las futbolistas de Primera División. #AFEFútbol trabajó sin descanso por hacer realidad", escribieron desde el sindicato que preside David Aganzo, aunque parece que no por mucho más tiempo después de que una jueza le haya obligado a convocar una Asamblea Extraordinaria al dar por válidas las 1.702 firmas presentadas por su oposición.

Y es que basta con leer el BOE del citado 15 de agosto para comprobar que en la resolución que firma la Directora General de Trabajo, Verónica Martínez Barbero, "el texto del Convenio Colectivo para las futbolistas que prestan sus servicios en clubes de la primera división femenina de fútbol fue suscrito con fecha 31 de julio de 2020, de una parte por la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) en representación de las empresas del sector, y de otra por los sindicatos Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Futbolistas ON y la Federación Estatal de Servicios, Movilidad y Consumo de la Unión General de Trabajadores (FeSMCUGT) en representación de los trabajadores".

La polémica Lista de Compensación

Efectivamente, la duración del Convenio Colectivo comienza su vigencia el día 1 de julio de 2019 y finaliza el día 30 de junio de 2020, ambas fechas paradójicamente anteriores a su firma, del mismo modo que queda prorrogado del 1 de julio al 30 de junio del año siguiente. Sin embargo, no a efectos de la polémica Lista de Compensación por la que los clubes pueden pedir una cantidad por sus futbolistas menores de 23 años que acaban contrato y en la que se incluyó a 17 jugadoras, en algunos casos con cantidades desproporcionadas. Pero solo tras la incorporación de UGT y su meteórica publicación en el BOE ha permitido que el Convenio esté en vigor, si bien la citada lista deberá tener una nueva comisión paritaria.

Además, cabe recordar que la Lista de Compensación fue parcialmente anulada por la Audiencia Nacional para los clubes y las futbolistas no firmantes del convenio. De hecho, fue gracias a que Futbolistas ON demandó a la ACFF y AFE lo que finalmente lo ha desbloqueado. En vista del ridículo de celebrar a bombo y platillo un convenio que no estaba en el BOE, la Dirección General de Trabajo terció para que UGT pudiera firmarlo. Pero, mientras AFE y la ACFF, con tres clubes tan importantes como Real Madrid, FC Barcelona y Athletic de Bilbao al margen al no pertenecer a ella, se niegan a reconocer los grave errores cometidos, las futbolistas tienen por fin su convenio, pero siguen y seguirán igual de desprotegidas mientras los clubes no vayan todos a una y los sindicatos igual, aunque a la suya y no mirando por la patronal.

Eva Navarro celebra un gol con el Levante UD. (EFE)
Eva Navarro celebra un gol con el Levante UD. (EFE)

Un caso que lo explica todo

Sirva el escandaloso caso de Eva Navarro, a quien si la semana pasada, tal y como informamos en El Confidencial, el Levante UD le dio un ultimátum para aceptar su continuidad e, incluso, le comunicó que de no hacerlo no podría seguir el tratamiento de su lesión de hombro con los servicios médicos del club, finalmente, al no soportar más la presión, se ha visto obligada a aceptar la renovación por un año en contra de su voluntad.

El club levantino incluyó a la delantera murciana junto a su compañera Ona Battle en la Lista de Compensación con una cláusula de 500.000 euros. A diferencia de la catalana, que decidió fichar por el Manchester United y de este modo irse completamente libre, Eva Navarro quería seguir jugando en España, y más concretamente en el Real Madrid, club que se interesó por ella pero inexplicablemente no ha terminado de dar el paso para ficharla, como sí hizo, por ejemplo, con Maite Oroz, la exjugadora del Athletic que estaba en la misma situación.

Desde el Levante UD explicaron a El Confidencial que únicamente trasladaron a Eva Navarro que a partir del 10 de agosto, fecha en la que expiraba la posibilidad de ampliar su contrato, ya no podría acudir a las instalaciones del Levante al no tener una relación laboral con el club. Y he aquí la incoherencia de este caso y la indefensión de la futbolista. ¿Cómo es posible que, mientras el club reconociera que no tenía vinculación laboral, le presionara diciéndola que se reservaban acciones de toda clase en defensa de sus legítimos intereses refrendados en el Convenio Colectivo con el objetivo de que renueve? Efectivamente, para este viaje no hacían falta alforjas. Viva el Convenio...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios