QUIEREN QUE SE ANULE LA LISTA DE COMPENSACIÓN

Las futbolistas llevan su caso a la Audiencia: "¿Formación? Nos pagan el salario mínimo"

De la mano del sindicato Futbolista ON, diez de las 17 jugadoras sub 23 que acaban contrato y a las que se les exige una compensación para irse a otro club español firman la petición de anulación

Foto: Claudia Pina y Eva Navarro celebran el Mundial Sub 17 ganado en Uruguay en 2018. (REUTERS)
Claudia Pina y Eva Navarro celebran el Mundial Sub 17 ganado en Uruguay en 2018. (REUTERS)

Diez de las 17 jugadoras que figuran en la Lista de Compensación del Convenio Colectivo del Fútbol Femenino, por el que, según su artículo 20, las menores de 23 años que acaban contrato y sean incluidas en la citada lista deben abonar una cantidad a sus clubes en el caso de querer marcharse, han llevado el caso a la Audiencia Nacional. En realidad, lo hacen todas y de la mano de Futbolista ON, el sindicato que, a diferencia de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), sí les está ayudando a que se anulen unas cantidades abusivas. Las siete restantes tienen miedo a las represalias y por eso no se atreven a figurar como firmantes. Triste, pero real.

Su causa está contada y denunciada en El Confidencial, pero ahora son las protagonistas las que lo hacen por escrito y nada menos que en la Audencia Nacional, en un documento en el que aseguran que "no estamos de acuerdo con que nuestros clubes hayan gastado ese en dinero en nuestra formación y tampoco con que hayan comunicado ese precio por formación a los sindicatos y a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) sin nuestro conocimiento y sin negociar con nosotras". Sí, todo esto justo después de haberse firmado —que aún no publicado en el BOE— el I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino.

[Práctica 'esclavista' con 17 jugadoras: el fútbol (femenino) vuelve a la España de Franco]

Además de dejar claro que "para todas las compañeras del fútbol femenino esta compensación por formación es una práctica nueva (...) y nuestros clubes nos dicen que la ha puesto el nuevo Convenio Colectivo, pero nosotras no estamos seguras de esto, porque el convenio no está publicado en ninguna parte", de lo que sí dicen estar convencidas es de que esas compensaciones que piden por sus fichajes van a obstaculizar, tanto su contratación a los equipos que estén interesados, "como frenará la evolución de nuestra carrera deportiva".

Pero no solo eso. La polémica Lista de Compensación con la que AFE está tragando al ir de la mano de la patronal, también va en contra de la Primera Iberdrola y del fútbol femenino español en general. Un ejemplo: si Eva Navarro y Ona Batlle quieren fichar por el Real Madrid, el club blanco debe pagar al Levante 500.000 euros por cada una de ellas, cantidades desproporcionadas para futbolistas que no llegan a los 30.000 euros de ficha. Sin embargo, el Manchester United, que también está interesada en ambas, se las puede llevar gratis. Y todo esto mientras el propio Levante se lleva gratis a una sub 23 del Deportivo... ¿Para esto quiere la ACFF una liga profesional?

Las diez futbolistas firmantes aseguran que sus clubes "no han invertido ese dinero en nuestra formación. Lo que nos ha costado llegar a ser futbolistas de Primera División ha recaído principalmente en nuestro sacrificio económico y de nuestras familias", para añadir que "muchos de los clubes que ahora solicitan tan alta compensación, durante años no nos han pagado el salario mínimo que cobra un trabajador". Es por todo esto por lo que las jugadoras piden "a los sindicatos y a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino que hagan todo lo que esté en su mano para anular esta lista y queremos mostrarles nuestro desagrado a esa cláusula que permite a nuestros clubes ponernos un precio sin negociarlo ni informarnos".

Damaris Egurrola, en un partido de la Selección española contra Camerún, disputado en Guadalaja. (EFE)
Damaris Egurrola, en un partido de la Selección española contra Camerún, disputado en Guadalaja. (EFE)

El padre de Damaris, "hasta el final"

"Mi hija ha tomado la decisión de irse de este club. Y pase lo que pase, se irá", aseguró a finales del pasado mes de marzo Pablo Egurrola, conocido en el mundo pelotazale como Osa II, aunque ahora sea noticia por ser el padre de Damaris, la futbolista del Athletic Club e internacional con España a la que pretenden tanto el Real Madrid como el FC Barcelona. "¿Cómo va a ser posible que pidáis eso sabiendo lo que les pagáis?", preguntó Egurrola cuando el club bilbaíno le insinuó la posibilidad de exigir, no ya 250.000 euros, sino un millón por una futbolista que cobra 24.000 euros brutos y durante una temporada entera estuvo sin cobrar.

Su hija llegó a Lezama con 12 años, con 14 la fichó el segundo equipo y con 16 empezó a subir al primero, precisamente en la temporada 2015-16 en la que el Athletic ganó la Liga. Nacida en Estados Unidos y de madre holandesa, Damaris Egurrola también ha tenido una trayectoria impecable en las selecciones inferiores, desde su debut en la Sub 19 y ganar el Europeo de esta categoría a colgarse la plata en el Mundial Sub 20.

Su padre sabe muy bien lo que es tener problemas laborales, pues durante su estancia en Orlando como pelotari profesional vivió una huelga que se alargó nada menos que tres años y acabó con el cierre de la mayoría de los frontones, de ahí que tuviera que volverse a casa. "Mi hija, al igual que otras 16 futbolistas, tiene derecho a decidir su futuro", comenta Pablo, quien se ha llevado una gran decepción con AFE y, al igual que sucede con el resto de las implicadas, empezando por otra rojiblanca como Maite Oroz, no puede estar más agradecido a Futbolistas ON. Por mucho que Santiago Nebot —abogado en la AFE de Rubiales y ahora en LaLiga de Tebas, para qué decir más— intente ridiculizarle, esta causa no es solo del padre de Damaris como él masculla, sino de todas las futbolistas. Las directamente implicadas y las que podrían estarlo, más de cien en estos momentos...

Santiago Nebot, ex director legal de la AFE de Rubiales, y ahora abogado de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, que respalda LaLiga. (EFE)
Santiago Nebot, ex director legal de la AFE de Rubiales, y ahora abogado de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, que respalda LaLiga. (EFE)

Es normal, además de legítimo, que clubes que han formado a las futbolistas, como es el caso del Athletic con Damaris, tengan derecho a una compensación cuando estas quieren cambiar de aires. Sobre todo si, como la centrocampista rojiblanca, acaba en el más grande del fútbol femenino español. Sin embargo, las cantidades que figuran en la Lista de Compensación son completamente desproporcionadas, de ahí la postura de "llegar hasta el final" de Pablo Egurrola. El director deportivo del Athletic femenino, Joseba Aguirre, debería meditar por qué las futbolistas se quieren ir, en lugar de engañar a los socios, pues su club no firmó el convenio colectivo.

Un dato: en esa lista no se encuentra Nahikari García, quien el pasado mes de marzo cumplió 23 años. La delantera internacional de la Real Sociedad no acaba contrato, en el que no tiene recogida ninguna cláusula de rescisión, por lo que en caso de querer marcharse evidentemente tendrá que negociar su salida. El club donostiarra podría muy bien negarse a dejarle salir, parece que en dirección al Real Madrid, aunque en su caso porque la temporada pasada renovó por dos años más. Así es el mundo del fútbol. También el femenino...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios