El extraño caso de Matheus, un fichaje de Abidal que tiene poco nivel para Koeman
  1. Deportes
  2. Fútbol
el brasileño no tuvo presentación

El extraño caso de Matheus, un fichaje de Abidal que tiene poco nivel para Koeman

Es un misterio lo que sucede con Matheus Fernándes. Pero si algo se tiene claro es que el ojo clínico de Eric Abidal le jugó una mala pasada. Koeman tiene claro que no le sirve

placeholder Foto: Matheus Fernándes en un entrenamiento con el Barcelona (@_matheusf)
Matheus Fernándes en un entrenamiento con el Barcelona (@_matheusf)

En el Barcelona todavía se acuerdan de Eric Abidal. No son precisamente elogios los que recibe el que fue secretario técnico del club después de una gestión en la que tuvo demasiados frentes abiertos, polémicas y enfrentamientos con un vestuario que le retiró su confianza. Messi, en especial. Se siguen acordando de Abidal por el extraño fichaje que hizo, en el último día del mercado de invierno (31 de enero de 2020), con la incorporación del centrocampista brasileño Matheus Fernándes. Un futbolista que no quiere Ronald Koeman porque considera que no tiene nivel para competir en el primer equipo.

Es un misterio lo que sucede con Matheus Fernándes. Pero si algo se tiene claro es que el ojo clínico de Eric Abidal le jugó una mala pasada cuando fue a verle en octubre de 2019 a un entrenamiento del Palmeiras. Le habían dado un chivatazo. Y no fue una persona cualquiera. Recibió la llamada del antiguo jefe de captación de jóvenes talentos del Barcelona, André Cury, para que tomara nota de algunos jugadores del club brasileño. Abidal no acertó en la elección. Eligió a Matheus Fernández y recomendó a Josep María Bartomeu el fichaje con el convencimiento de que habían descubierto al Busquets brasileño.

Foto: Zidane sentado y pensativo en el banquillo del estadio Alfredo Di Stéfano. (Efe)

El Barcelona decidió pagar 7 millones de euros y pactar otros 3 millones en variables para conseguir este fichaje. Matheus, de 22 años, tiene contrato hasta 2025 y una cláusula de rescisión de 300 millones de euros. La primera decisión, al llegar a mitad de temporada a España, es que tuviera un proceso de adaptación en el Valladolid. Convencieron a Ronaldo para que le hiciera un hueco en la plantilla. Se marchó cedido y jugó muy poco con Sergio González. Tan solo tres partidos y dos de ellos eran ya cuando el equipo vallisoletano tenía asegurada la permanencia. Sergio, el entrenador, tenía dudas. En Valladolid no dan un análisis completo sobre qué tipo de futbolista se trata, aunque sí tienen claro que no es Busquets ni parece que pueda llegar a serlo. Juega de pivote defensivo, tiene aspecto desgarbado (1,83 m.) y no se caracteriza por su potencia o explosividad.

Tiene el dorsal '19'

El Valladolid lo devolvió al Barcelona y en la pretemporada, en los primeros entrenamientos con Ronald Koeman, el técnico holandés comunicó a Ramón Planes, el nuevo secretario técnico del club, que veía verde al brasileño. Fue generoso en su análisis. Lo mejor era que tuviera una segunda cesión para seguir su formación y disponer de más minutos en otro equipo.

Lo sorprendente es que el club no presentó a Matheus Fernándes como una nueva incorporación, como sí se hizo con Pedri y Trincao. A mediados de septiembre el pivote brasileño sufrió una lesión (elongación en el bíceps femoral del muslo derecho) y complicó más su salida. Ramón Planes ha hecho todo lo posible para encontrar un equipo. Hasta el último día del mercado de verano intentó darle salida. Ha sido imposible.

Nadie se ha fijado en Matheus Fernándes y en el Barcelona se tuvieron que quedar con él, darle dorsal (el número 19) y su correspondiente ficha federativa. Pero no le presentaron en sociedad. De esta manera tan solitaria y extraña se quedó en el primer equipo, en contra de la voluntad de Koeman, y sin ningún futuro en el Barcelona. Porque los que le han visto jugar, lo poco que se ha podido, dicen que no tiene nivel Barça.

placeholder Matheus Fernándes en un ejercicio en el entrenamiento con el Barça. (@_matheusf)
Matheus Fernándes en un ejercicio en el entrenamiento con el Barça. (@_matheusf)

Matheus Fernandes lleva un mes entrenando, pero Koeman no da su brazo a torcer. No le ha incluido en las convocatorias y la última vez que se ha referido a esta situación, el holandés ha sido claro: “Estamos trabajando con él y tiene que mejorar aspectos para jugar. Tiene delante a Busquets, De Jong, Pjanic y lo que tiene que hacer es trabajar día a día”. Ronald Koeman ha preferido, en caso de emergencia, llamar para el primer equipo a Óscar Mingueza (defensa central del filial) que dar la oportunidad a Matheus Fernández.

Eric Abidal no estuvo acertado en este fichaje al que ahora busca salida la Junta Gestora del Barcelona que preside Carles Tusquets tras la dimisión de Bartomeu. El objetivo es colocarlo en el mercado de invierno para seguir reduciendo masa salarial. No tiene sentido que siga en el Barça cuando Koeman no cuenta con él. El problema es encontrar ese equipo que confíe en un chico que tampoco tiene un palmarés en Brasil con el que presumir como una de las joyas del futuro.

Matheus Fernándes empezó su carrera profesional en el Botafogo y en los 76 partidos que disputó solo marcó dos goles y dio cuatro asistencias. Fichó por el Palmeiras y únicamente jugó 11 partidos y solo hizo un gol. Su presencia en las categorías inferiores de la Selección brasileña se reduce a dos partidos con la Sub-17 y otros dos con la Sub-20. Eric Abidal no estuvo muy acertado cuando lo recomendó como un posible relevo de Busquets. Ronald Koeman es claro y directo. No lo ve preparado para jugar ni un solo minutos en su equipo y el club tiene el problema de colocar a un futbolista que no tiene mercado.

FC Barcelona Eric Abidal Josep Maria Bartomeu Leo Messi Ramón Planes
El redactor recomienda