las ventas alivian la crisis

El tijeretazo en el Real Madrid ya va por los 243 millones... y falta resolver lo de Bale

Este plan de recaudación empezó en marzo del año pasado. En concreto desde el momento en el que Zidane se hizo cargo del equipo e inició su segunda etapa en el banquillo. Lo difícil es sacar a Bale

Foto: Gareth Bale sentado y feliz durante un entrenamiento con la Selección de Gales. (Efe)
Gareth Bale sentado y feliz durante un entrenamiento con la Selección de Gales. (Efe)

El Real Madrid se está forrando de dinero en tiempos de crisis. Primero porque tiene jugadores que interesan y segundo porque, aunque podrían tener un precio más caro, está gestionando con acierto las salidas en los dos últimos veranos. Este plan de recaudación empezó en marzo del año pasado. En concreto desde el momento en el que Zidane se hizo cargo del equipo e inició su segunda etapa en el banquillo. De las varias reuniones que tuvo con Florentino Pérez salió una lista de jugadores que había que quitarse de encima y con los que hacer caja lo más pronto posible. El plan lleva, hasta el momento, ingresados un total de 243 millones de euros. Una cifra nada despreciable. La plantilla ha sido capaz de ganar, por fin, la Liga.

La última venta ha sido la de James Rodríguez al Everton y, aunque habrá quién defienda que ha sido un desastre de operación en términos económicos porque costó 75 millones de euros, hay que fijarse en las dificultades que tiene, por ejemplo, el Barcelona. Ha traspasado a Rakitic al Sevilla por 1,5 millones de euros (más 9 en variables). Veremos qué sucede con Luis Suárez, Arturo Vidal y Umtiti. Los tres en la lista negra de Ronald Koeman. Para sacarlos es posible que el Barça tenga que regalarlos. Los 25 millones de euros que deja James al Real Madrid se pueden dar por buenos cuando al colombiano le quedaba una temporada de contrato y no contaba para el entrenador.

James posa con la camiseta del Everton. (Efe)
James posa con la camiseta del Everton. (Efe)

El suma y sigue en el Real Madrid podría alcanzar los 150 millones de euros de ingresos este verano si hay opciones de desatascar la operación salida con las ventas de Bale, Mariano, Reguilón y Borja Mayoral. Quedan días intensos de negociaciones hasta que cierre el mercado de fichajes el 5 de octubre. Incluso podría haber alguna sorpresa y entrar algún otro jugador en esa lista de transferibles si llega una oferta irrechazable. En este supuesto están los casos de Nacho, Lucas Vázquez o, incluso, Isco.

152,5 millones en 2019

Lo que tenían planeado Florentino Pérez y Zidane, cuando el entrenador francés se hizo cargo del equipo en el mes de marzo del año pasado, era hacer una limpia progresiva. Había que aligerar la plantilla y no malvender a los descartados. También era necesario hacer fichajes y reforzarse en diferentes puestos, después de una temporada mala en la que solo se ganó el Mundial de clubes con Solari en el banquillo. El gasto en contrataciones se fue hasta los 298 millones de euros si hacemos caso a las cuentas de que Hazard costó 100 millones de euros (no los 160 que se han filtrado en una información en medios belgas), los 60 de Luka Jovic, 50 de Eder Militao, 48 de Ferland Mendy y otros 40 de Rodrygo Goes.

Este verano, con la disminución de ingresos que provoca el impacto del coronavirus y el coste de las obras del estadio, permanece la idea de no hacer fichajes y ser austeros con las renovaciones. No se puede ser categórico y decir que el Real Madrid no irá al mercado a reforzarse. Pero no está entre las prioridades de Florentino ni de Zidane. El presidente y el entrenador siguen trabajando en quién y cómo dar salidas para recortar una plantilla que se ha quedado con 27 jugadores (sobran dos fichas para inscribir).

La prioridad es vender desde que Zinedine Zidane regresó al banquillo. El pasado verano la operación salida se cerró con un ingreso de 152,5 millones de euros. El club traspasó a Marcos Llorente (40 millones de euros), Mateo Kovacic (45 millones), Raúl de Tomás (20 millones), Theo Hernández (20 millones), Keylor Navas (15 millones) y Mario Hermoso (12,5 millones). No fue posible sacar a Gareth Bale ni a James Rodríguez.

Reguilón con la bandera de España celebra la Europa League del Sevilla. (Efe)
Reguilón con la bandera de España celebra la Europa League del Sevilla. (Efe)

Ahora se ha dado un paso más de gigante. Sale el colombiano y las ventas van por 90,5 millones de euros. La segunda parte de la mega operación salida empezó con la venta de Achraf (40 millones de euros) y continuó con Javi Sánchez (3,5 millones de euros), Óscar Rodríguez (15 millones), De Frutos (2,5 millones), Kubo (cesión que deja 2,5 millones), Alberto Soro (2 millones) y James (25 millones). El Madrid conserva de algunos de estos jugadores el 50% de la ficha federativa para tener un segundo ingreso en caso de un futuro traspaso y el derecho de tanteo. Con Óscar Rodríguez se quedó el 15% tras venderlo al Sevilla. A estas cantidades se le puedn sumar los bonus firmados en cada uno de los jugadores y los ingresos serán mayores.

Falta por resolver qué va a pasar con Gareth Bale (se tiene que incorporar este miércoles a los entrenamientos y ver a Zidane), después de decir en la concentración de su Selección que el Real Madrid no le da facilidades. Palabras que no sentaron bien en el club. La postura del Real Madrid, con un jugador al que le quedan dos años más de contrato, sigue siendo la de no regalarlo y sí intentar obtener un ingreso como ha sucedido con James Rodríguez. El colombiano, por el que el Madrid ya ingresó 13 millones de euros del Bayern de Múnich en los dos años de cesión en Alemania, ha puesto de su parte para entender que un segundo año fuera de los planes de Zidane no tenía sentido alguno.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios