POR EL MOMENTO, SE EJERCITARÁ SOLO

El infeliz Leo Messi, muy a su pesar, vuelve al redil del Barcelona y a entrenar

El argentino comienza la pretemporada rodeado de dudas sobre su futuro y su rendimiento en un club en el que no quería quedarse

Foto: Messi se ha reincorporado una semana después que sus compañeros. (FC Barcelona)
Messi se ha reincorporado una semana después que sus compañeros. (FC Barcelona)

Leo Messi regresó ayer por fin a la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí, una semana después de que lo hicieran el resto de sus compañeros que no están con las selecciones. A su pesar, en contra de su voluntad, sintiéndose infeliz desde hace un año, engañado por un presidente que le aseguró que podría marcharse este verano y no cumplió su palabra y creyendo que no hay proyecto deportivo. Así es como ha vuelto Messi, y no es una opinión, sino un resumen de las que él dio el pasado viernes, cuando rompió su silencio en 'goal.com' para decir que se quedaba. Este es el panorama.

El infeliz Leo Messi, muy a su pesar, vuelve al redil del Barcelona y a entrenar

Por ahora, se ejercitará en solitario cumpliendo con el protocolo sanitario impuesto por LaLiga y después de pasar las pruebas PCR en su domicilio. Eso significa que tampoco tuvo oportunidad de cambiar impresiones con sus compañeros y se desconoce si volvió a hablar con Koeman después de aquella conversación por teléfono que ambos tuvieron recién fichado el técnico holandés y en la que el argentino ya le dejó caer que no se veía en el equipo. Koeman, que el día de su presentación afirmó que solo quería trabajar "con gente que quiera estar aquí", tiene ahora la papeleta de convencer nada menos que a la estrella —que acaba de proclamar que no quiere estar ahí— de que su proyecto merece la pena.

La respuesta de Leo, una incógnita

Con Bartomeu desaparecido en combate —no hay que olvidar que el único del club que ha hablado públicamente del caso Messi ha sido el recién nombrado secretario técnico, Ramón Planes— y sin señales de que vaya a cambiar de opinión o estrategia respecto al argentino, lo único que le queda al jugador es volver a ponerse en forma y esperar hasta el mes de enero, cuando podrá negociar con quien quiera.

Messi aseguró en la entrevista a 'goal.com' que lucharía como siempre a pesar de todo y lleva 20 años demostrando ser una fiera competitiva. Dicho esto, las dudas sobre cuál será su respuesta, su motivación después de todo lo que ha sucedido, son lícitas y nadie tiene una respuesta certera porque, simplemente, es imposible saberlo ahora.

Si la temporada empieza regular, si las cosas no marchan, si la comunicación con Koeman no es fluida y no logra convencerle, es imposible saber cómo reaccionará la estrella, por mucho que a él solo le valga ganar. Son ya también muchos los partidos, las grandes derrotas del Barça, incluida la última ante el Bayern por un escandaloso 2-8, en las que Messi llega un momento que baja los brazos. Es humano y, como el resto, se hunde cuando hay un naufragio.

Hasta ahora, Messi siempre se ha salvado de las críticas porque en general se tenía la convicción de que si no fuera por él, el hundimiento habría llegado antes y que gracias a él se han ido tapando los agujeros a los que se refirió en la entrevista. La duda también estará en saber cómo reacciona la afición a partir de ahora, después de que las formas del astro hayan sido discutibles y sabiendo, como saben, que se ha quedado en el Barça en contra de su voluntad. La ausencia de público en el Camp Nou debido al coronavirus beneficia más que a nadie a un Bartomeu que sigue emboscado pese a todo —que ya hace tiempo que es demasiado—, pero si los resultados no acompañan, nunca sabremos cuál sería la respuesta del socio culé que asiste al estadio hacia Messi.

Lo único seguro es que este lunes Messi no quería estar donde estaba: entrenándose con la camiseta del Barcelona. Pero ahí estaba, a la fuerza, de vuelta al redil.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios