No deja de sorprender a sus 33 años

Jesús Navas, el líder silencioso del Sevilla que puede dar lecciones para superar la ansiedad

Lleva 17 temporadas en la élite un futbolista que se enfrentó a sus miedos cuando se le diagnosticó un problema de ansiedad. Jesús Navas sigue dando lecciones de poderío físico y mental

Foto: Jesús Navas, con gesto de tensión, durante un partido con el Sevilla
Jesús Navas, con gesto de tensión, durante un partido con el Sevilla

¿Quién no ha sufrido o padece ansiedad y estrés? En el fútbol profesional se producen situaciones en diferentes escenarios que afectan al rendimiento individual. Desde un debutante que se enfrenta a la presión de jugar ante miles de personas en un estadio lleno o un partido decisivo en el que la exigencia no te permite el fallo. Dentro de un campo hay futbolistas que desaparecen, están desacertados o directamente se esconden. Fuera, el entorno, también ejerce como un factor que provoca el miedo. Los psicólogos (figura que se mira con cierto recelo en el fútbol) hablan de los temores extremos y las preocupaciones como elementos que limitan a las personas. Hay tratamientos y terapias. Se puede superar esta sensación de ansiedad o el miedo al fracaso si se aprenden a controlar esos factores que influyen en la cabeza. El caso más significativo en el fútbol español y el que puede dar lecciones de ello es Jesús Navas. Hoy, un líder silencioso en el Sevilla y uno de los futbolistas más en forma en los físico y en lo mental.

En este maratón de partidos de fútbol para acabar la Liga, ya metidos en julio y con el calor sofocante, asistimos el lunes a una nueva demostración del poderío físico y mental de Jesús Navas. En Sevilla, en una de sus incontables subidas por la banda derecha, el capitán superó la velocidad de los 35 Km/h. Jesús Navas (33 años) no solo desequilibró el partido contra el Eibar por su velocidad y desborde. Confirmó cómo un profesional de la alta competición es capaz de seguir rompiendo las barreras cuando se dedica en cuerpo y alma a su trabajo. Le responden las piernas y la cabeza. Jesús Navas es un caso para detenerse y analizar porqué juega como un juvenil. Está considerado como pieza fundamental en el equipo de Julen Lopetegui y no hay dudas de que se ha ganado ampliar su contrato una temporada más. Los futbolistas estaban expuestos a sufrir lesiones musculares después de tres meses parados por el coronavirus. El riesgo era mayor para los más veteranos y Navas no deja de sorprendernos.

Jesús Navas después de hacer estiramientos en un entrenamiento. (Efe)
Jesús Navas después de hacer estiramientos en un entrenamiento. (Efe)

Jesús Navas regresó al Sevilla en 2017, después de cuatro temporadas en el Manchester City, y el acuerdo establecía un contrato de tres temporadas con opción a otra en función de los partidos que disputara. Se le evaluaría por su rendimiento. No es un futbolista que pueda relajarse y gestionar sus esfuerzos. Jugar en la banda, darle todo el campo, le obliga a exprimirse. No ha fallado. Ni se ha desfondado. Ha tenido regularidad y mucha participación en cada una de las tres temporadas: 26 partidos en la 2017-18, 32 en la siguiente y 25 en la actual. Todavía quedan cuatro jornadas. Está para renovar, seguir jugando a sus 34 años y seguramente que se prolongue en el tiempo. ‘El duende de los Palacios’ (como se le conoce) actúa con la seguridad de sentir que sí se puede.

La depresión de 2005

Hoy lleva 17 temporadas en la élite un futbolista que se enfrentó a sus miedos cuando se le diagnosticó un problema de ansiedad. La historia es conocida, pero conviene ponerla en valor hoy en día para comprobar cómo se pueden superar barreras y salir del desbloqueo. Hace falta la ayuda de un psicólogo y un entorno en el que cobran una importancia esencial la familia y los amigos. Navas cayó en una crisis depresiva en 2005 que le impidió jugar un Mundial sub 20 y tuvo que abandonar una concentración del Sevilla. El problema en cuestión estaba en su cabeza. Sometido a una presión que le impedía hacer fluir su talento. Ahí estuvieron cerca, además de la ayuda de un psicólogo, profesionales del club como Monchi y amigos como el difunto José Antonio Reyes y el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos. Cada partido en el que destaca, como el del lunes contra el Eibar, por su fuerte personalidad y un físico por encima del resto sirve de alegría a toda esa familia que cuidó del palaciego.

Jesús Navas no tiene ningún secreto especial para ser señalado como uno de los mejores jugadores del Sevilla, haber regresado a la Selección con Luis Enrique y ofrecer garantías al club de que tiene un sitio en el siguiente proyecto. Hay una unanimidad cuando se habla de su rendimiento como una de las claves para que el equipo de Lopetegui esté cuarto y siga con su objetivo de clasificarse para la Champions.

Jesús Navas conduce el balón ante la presión de Fekir en el derbi sevillano. (Efe)
Jesús Navas conduce el balón ante la presión de Fekir en el derbi sevillano. (Efe)

Su estilo de vida marca la trayectoria del éxito. Un tipo familiar y metódico que cumple rigurosamente con sus horarios de trabajo, dieta y descanso. Se le reconoce por su timidez y una personalidad introvertida. Parte de esos problemas de ansiedad estaban en la sensación de extrañeza que tenía cuando empezó a ser famoso y cómo tenía que asimilar que fuera reconocido por las calles e Sevilla. Jesús Navas necesitaba su espacio, su familia cerca y pasar desapercibido. Hoy sigue en esta línea y de él se destaca que vive para el fútbol. No tiene inversiones en negocios. Su forma de comportarse está lejos del de una estrella de este deporte que ha ganado mucho dinero. No es ostentoso. Llama la atención por su humildad.

Jesús Navas necesita cerca a su entorno y llevar esta vida ordenada en la que se destaca su disciplina en la alimentación. Es de los que pesan la comida para tener la cantidad justa que necesita su cuerpo. Uno de estos jugadores, al estilo de Marcos Llorente, que consideran básico una buena alimentación para tener un óptimo y duradero rendimiento. De esta forma se puede explicar su potencia, agilidad y velocidad. Navas, de aspecto fino y frágil, es todo lo contrario. Resistente y ágil. Los resultados están a la vista en una temporada atípica y en el que el aspecto físico y mental resulta decisivo en cada uno de los jugadores. En Navas, que sigue un riguroso plan de estiramientos diario como elemento clave para su elasticidad, existe el convencimiento de que es un ejemplo continuo de superación.

Vendido para dar liquidez al club

Hay jugadores que dejan huella por su pertenencia al club. Su compromiso y responsabilidad. Jesús Navas es patrimonio del Sevilla por estar en la historia de la época dorada del club (de 2005 a 2010 ganó seis títulos) y entrar en un plan de emergencia cuando la institución tenía problemas de tesorería. El chico que padeció problemas de ansiedad por estar fuera de su entorno tuvo que ser vendido al Manchester City en 2013. José María del Nido, por entonces presidente, recibió una inyección de 25 millones de euros y Navas perdonó parte del sueldo de la temporada y pagos pendientes de la anterior. Entraba en el plan de reflote del Sevilla. Era una ocasión para comprobar cómo podía adaptarse a un nuevo país y una competición diferente el canterano que iba sobrado de talento, pero que ofrecía dudas en su nueva etapa en Inglaterra. En sus cuatro años logró una Premier League y le llegó el momento de regresar a su casa.

Este Jesús Navas, metódico, fino, disciplinado, veloz que no deja de sorprendernos, alcanza la madurez en su segunda etapa en el Sevilla. Ni rastro del desgaste físico y mental que produce estar 17 temporadas en la alta competición. El líder silencioso y tranquilo del Sevilla se gana, con todo el merecimiento, continuar en el equipo hispalense. Un futbolista que, en un momento se ilusionó con jugar en el Real Madrid con su amigo Sergio Ramos, pero que tuvo que emigrar a Manchester porque la oferta del City era más beneficiosa para el Sevilla. Una persona y un profesional que salió de un importante bache anímico y con los años está entre los mejores de la historia del Sevilla y es campeón del mundo y de Europa con España.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios