Por qué Xavi Hernández desmerece al Real Madrid cuando habla de la Champions
  1. Deportes
  2. Fútbol
dice que tiene una suerte histórica

Por qué Xavi Hernández desmerece al Real Madrid cuando habla de la Champions

Resulta difícil de entender esta pérdida de memoria del Xavi más futbolero que simplifica los méritos del Real Madrid en la suerte histórica. A no ser que estemos ante un nuevo Xavi

Foto: Xavi Hernández, durante un partido en su nueva faceta como entrenador en Qatar
Xavi Hernández, durante un partido en su nueva faceta como entrenador en Qatar

Reaparece Xavi Hernández. Desde su púlpito. Para dar doctrina y calificar al Real Madrid como un equipo que tiene suerte en la Champions. En un futuro no muy lejano le veremos en el banquillo del Barcelona. Está preparándose en Qatar para cuando llegue el día del regreso a casa y, con total seguridad, será recibido con vítores. Es el deseado por los barcelonistas que añoran la esencia del cruyffismo y el guardiolismo. Xavi Hernández está señalado como el nuevo Mesías. Lo fue como futbolista y tiene el objetivo y la ambición de marcar una época en el banquillo azulgrana. En él están puestas las esperanzas de recuperar el legado perdido que construyeron el padre y el alumno aventajado del ‘tiqui-taca’’. Johan Cruyff, Pep Guardiola y, a no muy tardar, Xavi Hernández.

Hasta que llegue su turno le toca hacer prácticas en Qatar y radiografiar los problemas del equipo que lleva en el corazón. “El Barça ha ganado Champions cuando ha sido muy superior al resto de rivales. El Barça no puede jugar a esa suerte histórica que han tenido otros clubes… Sí, el Real Madrid, por qué no”. Palabra de Xavi Hernández en una conversación con el youtuber DJMariiO, en el canal ‘Post United’, donde el ex futbolista azulgrana que entrena en Qatar se encuentra cómodo para hacer un juicio que levanta ampollas en el madridismo. Como no puede ser de otra manera cuando un personaje de la relevancia de Xavi emite una reflexión más propia de un fanático que de un profesional del fútbol.

A Xavi, dejando de lado las rivalidades deportivas y sus reflexiones políticas, que últimamente han generado polémicas, se le debería catalogar como uno de los sabios de este deporte. A un tipo que tiene 767 partidos con el Barcelona y 133 con la Selección española y es campeón de todo, no se le puede olvidar el esfuerzo que significa ganar una Champions. Y no digamos ya tres seguidas. Por eso es difícil de entender esta pérdida de memoria del Xavi más futbolero que simplifica los méritos del Real Madrid en la suerte histórica. A no ser que estemos ante un nuevo Xavi. Más beligerante, provocador y subversivo. Da que pensar cuando lanza mensajes incendiarios en varias direcciones. Políticos y deportivos.

La pérdida de memoria

Puede y es comprensible, también, que el objetivo de su mensaje sea el de generar ilusión en la parroquia azulgrana que no da crédito a los últimos batacazos europeos en Roma y Liverpool y que acabaron llevándose por delante a Ernesto Valverde, dominador en la Liga. Pero de ahí a desmerecer al Real Madrid, es difícil de comprender en un tipo que, en su etapa de futbolista, era el faro de la Selección española, y transmitía la imagen de deportividad y respeto por encima de las rivalidades. Este nuevo Xavi es provocador. Irrita a los que le señalan como un bocazas y le sacuden por hablar de la situación de España desde su retiro dorado en Qatar. Su independencia está reñida con la falta de objetividad.

“Yo le digo suerte a cuando no haces una temporada buena y quedas cuarto, quinto, sexto en la Liga y ganas la Champions. El Madrid ha quedado sexto en la Liga y luego ganó la Champions. A eso le llamo suerte”, comenta el nuevo Xavi. Se olvida del doblete del Real Madrid de Zinédine Zidane en 2017. Liga y Champions. Llevaban un largo tiempo en el club blanco sin celebrar este tipo de gestas, pero de esto no hace tanto. Tres años de la Duodécima en Cardiff contra la Juventus. Fue la Liga y la Champions de Zidane. Y no se puede hablar, precisamente, de suerte. Se vio un Madrid muy superior en Europa y competitivo y regular en la Liga. Pero esto a Xavi parece que se le ha olvidado o no quiere poner en valor para señalar al Madrid como un equipo irregular. Una reflexión que ya hizo Pep Guardiola cuando daba más mérito a ganar la Premier League que la Champions.

¿Se le puede llamar suerte histórica a ganar tres Champions de forma consecutiva? Habrá opiniones de todo tipo. Algunas, dentro de la rivalidad, se refieren a las ayudas arbitrales que tiene el Madrid. Otras se refieren al gen competitivo y el ADN de un equipo que se transforma en Europa y destaca por no rendirse hasta el pitido final de un partido. Eso de la suerte puede ser más una excusa de Xavi para tapar los problemas competitivos que ha tenido el Barcelona en los últimos años en Europa. Desde que ganó la Champions, en 2015 con Luis Enrique, empezó un vía crucis. No es incompatible reconocer los méritos del Real Madrid con lo que necesita el Barça para ser un equipo dominador en Europa. “La historia nos dice que el Barcelona ha ganado las Champions cuando ha sido dominador del juego y ha sido mucho mejor que el oponente”, explica el deseado Xavi Hernández.

Xavi Hernández Pep Guardiola Zinédine Zidane Luis Enrique
El redactor recomienda