la crisis en la cúpula culé

Guerra civil en el FC Barcelona: Bartomeu hace purga con los directivos desleales

Bartomeu saca la artillería en este parón de la competición por el coronavirus y en la reunión telemática de este lunes pide a los directivos que le critican que dejen sus cargos

Foto: Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona. (Efe)
Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona. (Efe)

Josep María Bartomeu pasa a la acción con mano dura y dispuesto a cortar cabezas de los directivos que considera desleales en el FC Barcelona. Es la confirmación de la guerra civil que se vive en la cúpula del club azulgrana. El presidente quiere hacer una purga y quedarse con las personas que reman en su misma dirección. Pide una unidad. Exige a las voces críticas con su gestión que se aparten. Los considera negativos para afrontar el último año de mandato que le queda en el sillón presidencial. Así se lo ha hecho saber en la reunión telemática que han mantenido en la tarde del lunes. Bartomeu saca la artillería en este parón de la competición por el coronavirus.

Los señalados y a los que les abre la puerta de salida son Emili Rousaud (vicepresidente que iba de la mano de Bartomeu y que, tras el escándalo de la empresa que monitorizaba las redes sociales, pidió la dimisión del presidente), el vicepresidente Enrique Tombas, y los dirigentes Silvio Elías y Josep Pont. A todos ellos les ha dado Bartomeu un plazo de dos horas (según Mundo Deportivo y Sport) para marcharse o quedarse en el club de forma testimonial. El presidente no tiene potestad para despedir a los directivos, pero sí para apartarlos de sus funciones. Los degrada.

La crisis institucional en el Barcelona se agrava con una reunión en la que se han lanzado los cuchillos. Bartomeu tiene decidido no dimitir de su cargo ni adelantar las elecciones como le habían sugerido estos directivos en diferentes ocasiones. Ahora el que se los quiere cargar es el presidente. Su idea es rodearse de profesionales de confianza, leales y con los que pueda llevar adelante el proyecto de aquí al final de esta temporada y la siguiente.

Bartomeu, en un acto en el Camp Nou. (Efe)
Bartomeu, en un acto en el Camp Nou. (Efe)

Fuertes tensiones

La situación en el Barcelona se recrudece con las hostilidades entre Bartomeu y este sector de la directiva que ha quedado señalado y a los que se les ha dejado claro que no se cuenta con ellos. Bartomeu ya los veía como unos enemigos dentro de su Junta directiva y para seguir su gestión entiende que los más sensato es que no vuelvan a participar de las decisiones del club. Es una purga en toda regla porque el objetivo es quitárselos de encima.

Es un escenario que aumenta las tensiones en un club que tiene que lidiar con las graves pérdidas que está ocasionando la crisis sanitaria, la decisión de aplicar un ERTE entre los empleados y los recados (vía comunicado) de Messi y la plantilla por sentirse señalados desde dentro de la directiva por las filtraciones. Bartomeu actuó en este sentido para señalar a gente de dentro del club como los culpables de que los jugadores estuvieran molestos con los dirigentes. Este lunes ha sido movido en una Junta que pone de relieve la guerra civil.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios