La crítica a Kylian Mbappé en Francia y las ilusiones que no se hace el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
discutió con su entrenador

La crítica a Kylian Mbappé en Francia y las ilusiones que no se hace el Real Madrid

En Francia no ha gustado la bronca que tuvo Mbappé con Tuchel. El ex jugador Dugarry considera que es un mimado. En el Real Madrid prefieren estar quietos en este asunto

Foto: A Kylian Mbappé no le gustó ser sustituido en el PSG-Montpellier. (Reuters)
A Kylian Mbappé no le gustó ser sustituido en el PSG-Montpellier. (Reuters)

La imagen de Mbappé queda en entredicho en Francia después de su discusión con el entrenador, Thomas Tuchel. No ha gustado. Uno de los más críticos es el exjugador Christophe Dugarry. ¿Se la ha subido a la cabeza el éxito a Mbappé? Estas son las duras palabras de Dugarry en RMC Sport: "Cuando vi a Mbappé me dije que no era posible que lo estuviera haciendo. Lo que hizo es de niño mimado y podrido. Fue irrespetuoso. Nunca volveré a ver a Mbappé como antes". Salir del París Saint-Germain es una auténtica locura. Es una cárcel de oro, como dijo Piqué cuando le preguntaron por la razón que impidió el regreso de Neymar al Barcelona. El último que ha fracasado es Edinson Cavani. Al margen de las diferencias entre los dirigentes del Atlético de Madrid y el represente del uruguayo, el club parisino puso fuertes barreras. Kylian Mbappé tiene al PSG en vilo con su negativa a renovar un contrato que finaliza dentro de dos temporadas. A esto se suma una discusión con el entrenador, Thomas Tuchel, en el partido del pasado sábado contra el Montpellier. Al futbolista no le gustó el cambio (el quinto en lo que va de temporada) y el técnico sobreactuó en su afán de dar querer dar explicaciones.

La bronca de París coincide con el momento de más calma en el Real Madrid. No le hace falta, en estos momentos, al equipo de Zidane que se hable de Mbappé cuando el técnico trata de tener enchufados a todos los jugadores. Bueno, a todos es casi imposible. Con Gareth Bale cuesta más, como se pudo comprobar en el derbi, en el que se quedó fuera de la convocatoria. Al Madrid le interesa Mbappé. Lo que no le conviene, según cuentan en el club, es que se le meta en este lío que tiene la estrella con el PSG y, sobre todo tras la discusión con el entrenador.

El Real Madrid está quieto. Es la postura que transmiten en el club. Está en un momento dulce de la temporada y el único propósito es prolongar esta racha de 21 partidos sin conocer la derrota. Y aparece, una vez más, el nombre de Mbappé como posible refuerzo para la próxima temporada. Las diferencias para renovar y con el entrenador alimentan la ilusión de los aficionados madridistas. Pero no se habla de Mbappé en las oficinas de Concha Espina y mucho menos se quiere que interfiera en la dinámica de la plantilla. Sucederá lo que tenga que suceder cuando Mbappé y el PSG decidan qué caminos quieren seguir. Pero para ese momento queda mucho. Hay que esperar al final de la temporada. De sobra son conocidas las excelentes relaciones que tienen ambos clubes. Todavía mejores desde que se accedió a la venta de Keylor Navas. El PSG necesitaba un portero urgentemente y Florentino Pérez hizo el favor.

Kylian Mabppé marcó un gol al Real Madrid en el Bernabéu esta temporada. (Reuters)
Kylian Mabppé marcó un gol al Real Madrid en el Bernabéu esta temporada. (Reuters)

En otras ocasiones habría venido bien, como cortina de humo o maniobra de distracción, que se hablara de Mbappé y cómo presiona para fichar por el Real Madrid. No es el caso. El Real Madrid es líder y encara un mes con partidos clave (entre ellos Manchester City y el Clásico en el Bernabéu). Hablar de Mabbpé puede provocar confusión en el equipo de Zidane. Generar unas expectativas o ilusiones a los aficionados que no se corresponden con la realidad. El Real Madrid vive una época de estabilidad en la que viene mejor hablar de los resultados, la regularidad y la solidez de un equipo que empieza a mostrarse fiable.

A cualquiera que se le pregunte por la movida de Mbappé en el Real Madrid le viene a la cabeza el sueño que tiene el chico de jugar algún día en club madridista. Zidane es el primero que lo sabe de sus charlas con el jugador y la familia. Florentino Pérez lo conoce. Pero es un fichaje que puede esperar. Si el escenario se pone favorable, será el presidente del Real Madrid el que mejor colocado esté para una posible venta. No hay nada que forzar. Se trata de esperar. Aguantar y tener la tranquilidad de que el chico es joven y le queda mucha carrera por delante. En esta dinámica de buenos resultados y con la progresión de los jóvenes (los que están en el equipo y los que no, caso de Martin Odegaard) no se mira a Mbappé con desesperación.

Las imágenes de la discusión, la posterior reunión con Leonardo, director deportivo del PSG, y las palabras de Tuchel provocan que el madridismo se frote las manos. "El entrenador soy yo. Kylian (Mbappé) es muy listo. Sabe perfectamente lo que hace. Es una bonita foto. Pero no creo que el lío le haga marcharse al Madrid", dijo Tuchel tras un ‘incendio’ que no ha hecho otra cosa que tensar la relación y volver a poner al Real Madrid en una situación de más optimismo para los aficionados que para los dirigentes.

Kylian Mbappé
El redactor recomienda