el premio que se llevan los jugadores

La prima del Real Madrid por la Supercopa de España y el abrazo de Florentino a Zidane

El título conseguido en Arabia Saudí proporciona a la plantilla una suculenta prima y devuelve la esperanza al presidente del Real Madrid de ver un equipo capaz de ganar más esta temporada

Foto: Florentino Pérez felicita a Zidane en Yeda tras ganar la Supercopa de España. (realmadrid)
Florentino Pérez felicita a Zidane en Yeda tras ganar la Supercopa de España. (realmadrid)

La Supercopa de España es una inyección de moral para Real Madrid y también para el bolsillo de los jugadores. A Fede Valverde le pueden agradecer sus compañeros la falta que hizo a Álvaro Morata, en el minuto 115 de la prórroga, cuando se marchaba solo en carrera y encaraba a Courtois. Fea, grosera o antideportiva, la realidad es que mantuvo con vida a su equipo. Probablemente sin esa jugada no se habría llegado a los penaltis. Luego fue decisivo Thibaut Courtois parando un penalti a Thomas y el acierto de los cuatro lanzadores (Carvajal, Rodrygo, Modric y Sergio Ramos). Así se consiguió el título y una prima que también es muy celebrada por la jugosa cantidad que se lleva cada futbolista: 150.000 euros. La mitad de lo que suelen pactar por la consecución de la Champions.

Es la recompensa por ganar un nuevo título. No es uno más. Esta Supercopa de España disputada en Arabia Saudí tiene de diferente que se disputó fuera del territorio nacional con el propósito de aumentar los ingresos para la Federación Española de Fútbol (recibe 40 millones de euros) y los clubes. El Real Madrid es el principal beneficiado de haber ganado el trofeo con un ingreso que supera los 10 millones de euros y con un triunfo ante el Atlético de Madrid por el que le corresponden 2 millones. Con la cantidad por vencer al equipo rojiblanco en los penaltis se pagan las primas de la plantilla.

Isco choca la mano de Fede Valverde en presencia de Areola. (Efe)
Isco choca la mano de Fede Valverde en presencia de Areola. (Efe)

La Supercopa de España es un título que necesita el club blanco para poner un punto de inflexión al fracaso que significó la pasada temporada en términos deportivos y económicos. A pesar de haber conseguido el Mundial de Clubes, con Solari en el banquillo, los resultados en la Liga, Champions y Copa del Rey repercutieron en una pérdida de imagen e ingresos. La eliminación en el Bernabéu contra el Ajax de Ámsterdam, en octavos de final, privó al club de poder generar otros 40 millones de euros. El Madrid se quedó sin opciones de títulos en el mes de marzo. Con un proyecto que se llevó por delante a dos entrenadores (Julen Lopetegui y Santiago Solari) y recuperó a Zinédine Zidane con el interrogante de comprobar cómo sería una segunda parte de un entrenador que se marchó después de conseguir su tercera Champions consecutiva.

La preocupación del presidente

Con Zidane en el banquillo, el Real Madrid vuelve a ganar otro título. Es el noveno para el entrenador francés. Ha logrado ganar todas las finales que ha dirigido como primer entrenador y tiene otros dos títulos más como segundo de Carlo Ancelotti (Champions y Copa del Rey). Florentino Pérez reconoció, tras la final ganada al Atlético de Madrid en Yeda, su mérito para revitalizar un equipo que la temporada pasada iba a la deriva. Destacó el trabajo y valoró, por encima de todo, el cambio de actitud y mentalidad de los jugadores. El presidente vuelve a ver brotes verdes y tiene la creencia de que hay equipo para ganar más títulos porque se ha recuperado el hambre. Esta era su gran preocupación la pasada temporada cuando reprochó a los jugadores su poca intensidad para competir en los grandes partidos y la falta de regularidad.

Es el mensaje con el que machacó a Zinédine Zidane con el objetivo de que recuperara el espíritu competitivo y llevara a cabo los cambios que fueran necesarios. Uno de ellos está dando excelentes resultados y pasaba por apostar por Fede Valverde. Otro ha sido poder comprobar que Thibaut Courtois está demostrando que es un portero con nivel para la exigencia del Real Madrid. El belga ha conseguido superar malos momentos y hoy es una de las claves de un equipo que ha experimentado una mejoría en defensa y recibe pocos goles.

Con la Supercopa de España se abre una nueva etapa en el Real Madrid de esperanza por mantener la inercia ganadora y regularidad de un equipo que acumula una racha de 16 partidos consecutivos sin conocer la derrota. Ha cambiado la dinámica desde la derrota en Mallorca el 20 de octubre del año pasado. Son ya casi tres meses en los que el equipo confirma un mejoría que se achaca al cambio de actitud, mentalidad y la forma física. Entre medias se disparó la ilusión por ver cómo compitió, con valentía, el equipo en el Clásico del Camp Nou. A todo esto se suman las decisiones que ha ido tomando Zidane para ganar una Supercopa de España que Florentino da más valor por las ausencias de tres estrellas: Hazard, Bale y Benzema.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios