crisis en el banquillo del barça

Las presiones del Barça sobre Xavi Hernández y por qué tiene un marrón

El Barça está presionando a Xavi con un 'ahora o puede nunca'. El conjunto catalán ya ha tomado la decisión -interna- de prescindir de los servicios de Ernesto Valverde

Foto: Xavi en el Mundialito de Clubes con el Al Sadd ante Monterrey. (Reuters)
Xavi en el Mundialito de Clubes con el Al Sadd ante Monterrey. (Reuters)

No le pillaba de nuevas, él ya lo sabía. La decisión de prescindir de Ernesto Valverde estaba tomada antes de jugar esta estrambótica Supercopa. Xavi Hernández sería el relevo en verano. La directiva del Barcelona tenía clara la estrategia, y así se lo hizo saber al exjugador blaugrana: confiar en una buena temporada, despedir de buenas formas a Ernesto y que diera comienzo la era Xavi. Pero la segunda parte de la semifinal en Yeda, que terminó con todos los dedos señalando al mismo hombre, generó la pesadilla para el extremeño y precipitó todo.

Este pasado viernes se produjo una reunión de urgencia del Barça con Xavi. Sin hablar previamente con Valverde. Cambio de planes. El Barça presiona a Xavi, ‘ahora o puede que nunca’, y el conjunto catalán toma la decisión —interna— de prescindir de los servicios de Valverde, pero antes de mover nada quiere que Xavi acelere el proceso, sometiéndose a una presión complicada de digerir. A Xavi se le avisa: "Si no vienes ahora, lo pactado de cara al verano puede desaparecer". La llegada de un hipotético entrenador que diese rendimiento alejaría las opciones de Xavi en un futuro cercano. Con esta situación, el exfutbolista considera que tiene un marrón entre manos.

El contrato de Xavi con el Barcelona

En mayo de 2019, Xavi firmó un contrato de un año con el Al-Sadd catarí, pero con una cláusula que contempla la posibilidad de ir renovándolo automáticamente de año en año hasta 2022. Ahora el Barça llega con un proyecto a largo plazo: dos temporadas y media al mando de la nave culé es la oferta.

Xavi tiene claro que precipitarse es peligroso, que él quiere armar un proyecto. El Barça quiere la mejor terapia de choque posible para calmar la presión popular. Xavi lo es, pero el de Terrassa entiende que el riesgo es demasiado elevado, no quiere ser un parche, quiere triunfar. Por eso pide tiempo con el "no" por respuesta, sólo el tiempo le deja pensar ante la insistencia de Éric Abidal y Òscar Grau. Según ha podido saber El Confidencial, incluso algunos jugadores han querido convencerle.

Pónganse en su lugar. De verte en verano, armando un proyecto en el club de tu corazón a que este club te presione para hacerlo todo deprisa y corriendo, sin tiempo para pensar. Y, además, montando un show mediático que puede faltar el respeto de Ernesto Valverde. En definitiva, Xavi tiene un marrón entre manos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios