la 'movida' de la portería

El no de Zidane a Keylor Navas y la doble planificación en el Real Madrid

Para Zidane la petición de Keylor Navas llega tarde. Si fuera por él no hay tema. Otra cosa es que el costarricense siga adelante con sus intenciones y Florentino Pérez mire lo positivo de la operación

Foto: Keylor Navas, sonriente, en un entrenamiento de pretemporada del Real Madrid. (Efe)
Keylor Navas, sonriente, en un entrenamiento de pretemporada del Real Madrid. (Efe)

A Zidane le puede atropellar el mercado de fichajes. Tiene ese gesto de nervios (todavía no ha llegado al pánico) del que teme un accidente. Una cosa es lo que pretende y otra la realidad de los hechos. Se niega a aceptar que pueda salir Keylor Navas. Desea que se acabe cuanto antes este asunto de las altas y las bajas y todavía le queda hasta el 2 de septiembre para estar en vilo. Pidió un mediocentro (Pogba). No lo tiene. Contaba con las ventas de Bale y James (ahora dice que son importantes). Creyó resolver el asunto de la portería con las salidas de Luca y Lunin y la confianza que tiene en Keylor Navas de que no es un rebelde. El costarricense no sería un problema, aunque le diera el rol de suplente. Agua. Navas no está cómodo y en el club planifican cómo encontrar un portero veterano y barato por si finalmente hay que vender. Zidane se subiría por las paredes. Sin Pogba, sin Navas y con Bale y James. Y veremos qué pasa con Neymar.

Para el entrenador del Real Madrid la petición de Keylor Navas llega tarde. No le abre las puertas a una salida. Si fuera por Zidane no hay tema. Otra cosa es que el costarricense siga adelante con sus intenciones y Florentino Pérez mire lo positivo de la operación. El club, si se produce la salida de Navas, se puede ahorrar 20 millones de euros brutos. Los dos años de contrato que le quedan al portero. Hasta puede ingresar un dinero porque el Paris Saint Germain y el Milan están interesados. Vendría un recambio más barato y se tendría toda la tranquilidad de que Thibaut Courtois (el mejor del mundo para Florentino) jugaría siempre. Hasta el belga agradecería no tener a la sombra a Keylor Navas. Con más cariño dentro del vestuario y química con el entrenador.

Zidane en la ruda de prensa antes del partido contra el Valladolid. (Efe)
Zidane en la ruda de prensa antes del partido contra el Valladolid. (Efe)

“No lo contemplo” es lo que dice Zinédine Zidane cuando le preguntan por las intenciones de Keylor Navas de buscarse otro equipo en el que pueda sentirse más útil. Al costarricense, castigado mucho tiempo por sentir la amenaza de que el club siempre le buscaba un sustituto pese a que fuera ganando Champions, se le acaba la paciencia. Si se queda en el Real Madrid es más por el favor a Zidane y sus compañeros de vestuario. Por la insistencia del entrenador para que no le eche más abajo la planificación. Esto no es un problema para los dirigentes cuando creen que puede pasar una temporada y recuperar a Lunin (cedido al Valladolid). Este sábado se enfrentan en el Bernabéu el equipo madridista y el pucelano y se puede dar la ocasión de ver a Lunin. El Madrid ha eliminado la cláusula del miedo y ya permite jugar a los cedidos contra ellos. No vaya a ser que empiece a interpretarse como una irregularidad laboral.

Dos porteros enfadados

El asunto de Keylor Navas lo quiere dar por cerrado Zidane con buenas palabras para el costarricense. Pueden no ser suficiente si el portero coge distancia y encuentra ese club que le asegure los 5 millones de euros netos que gana por temporada. Tiene 32 años. Está en un momento en el que puede sacar un último y buen contrato con otro equipo. Si espera un año se planta en los 33 y sería tarde. Keylor Navas considera que se ha ganado el derecho a decidir su futuro. Le ha dado mucho al Real Madrid, ha tenido un comportamiento correcto. No se ve de suplente y el plan inicial de Zidane era el de no abusar de las rotaciones en la portería. Courtois no estaba cómodo con esta situación y había puesto mucho de su parte para llegar al Real Madrid. Alguien le dio garantías de que sería el fijo. Eran tiempos en los que ya no estaba Zidane. Su espantada propicio que Florentino tuviera manos libres para hacer en la portería lo que consideraba más oportuno.

Como a Zidane le dé por cambiar la planificación y prometer a Keylor Navas que va a jugar más de lo que esperaba el lío se hará más grande. Volverá a tener a dos porteros enfadados. Malo porque en el club no creen en esta fórmula. Courtois lo llevará muy mal. Navas tiene que tomar una decisión que puede no ser del gusto de Zidane cuando ya ha empezado la Liga y se sigue hablando de la ausencia de un sustituto para Casemiro, la posibilidad de fichar a Neymar y ahora se puede unir la avería que provocaría Keylor Navas si sale del Madrid.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios