el costarricense se plantea el futuro

El sobresalto de Keylor Navas en el Real Madrid y por qué no pone el cazo

El asunto de la portería en el Real Madrid se vuelve a calentar. Keylor Navas no parece conformarse con ser el suplente y estar a la sombra de Courtois

Foto: Keylor Navas hace un gesto de despedida a los aficionados del Bernabéu en el partido contra el Betis. (Efe)
Keylor Navas hace un gesto de despedida a los aficionados del Bernabéu en el partido contra el Betis. (Efe)

Conviene recordar que Keylor Navas hizo un gesto de despedida en el último partido de Liga, contra el Betis, a los aficionados del Bernabéu. Fue el 19 de mayo. Su caso sigue abierto a finales de agosto. El Real Madrid no va a estar tranquilo hasta que se cierre el mercado de fichajes el 2 de septiembre. En la portería todavía se puede producir un movimiento que, por esperado, rompe los planes de Zinédine Zidane. Keylor Navas no parece conformarse con ser el suplente y estar a la sombra de Courtois, que por otro lado, se esmera en subrayar que es el elegido y las rotaciones en este puesto pasaron a la historia. Esto no gusta dentro del vestuario. Navas es uno de los compañeros más respetados por su humildad y saber estar. Un ejemplo de comportamiento. Aún así, el costarricense no está cómodo con esta nueva situación y no es de los que se quedan en un sitio para poner el cazo. Ha pedido salir, según Marca, cuando quedan a penas diez días para el cierre del mercado.

El estropicio que puede hacer a los planes de Zidane es morrocotudo si el club no tiene una estrategia alternativa. Se contaba que Keylor Navas pudiera salir este verano, pero no por estas fechas en las que ya se han tomado las decisiones de abrir las puertas a Luca Zidane (cedido al Racing de Santander) y Andriy Lunin (cedido al Valladolid). El Madrid se ha quedado con Altube, del filial, como tercer portero. Si Navas va en serio y sigue adelante en su decisión de marcharse es porque tiene algo avanzado con otro equipo que está dispuesto a pagar los 5 millones de euros netos de su ficha y una cantidad al Real Madrid. Porque Florentino no le va a dejar salir si no trae una contraprestación.

Keylor Navas y Courtois en un calentamiento. (Efe)
Keylor Navas y Courtois en un calentamiento. (Efe)

Buscar un veterano

En el inicio del verano se le relacionó con el Paris Saint Germain. Eran días todavía más convulsos en el Real Madrid por el descalabro de la temporada y las ganas de meter la tijera. Había que hacer una gran limpia y tomar decisiones. De las primeras que se acordaron fue resolver el tema de la portería con el belga como titular. Keylor Navas se lo tomó como una proposición para marcharse con facilidades y pensó que le darían la carta de libertad. Todo sería más fácil. No fue así. El Madrid pedía 20 millones de euros por un portero que pasaba a tener rol de suplente, pero al que se considera con caché. Navas se agarró a su complicidad con Zidane. Sabía que si trabajaba duro en la pretemporadas y aprovechaba sus oportunidades podría hacerle dudar. Tuvo buenos partidos, pero el titular en el estreno liguero contra el Celta ha sido Courtois. Con buena actuación en Vigo.

Estar a la sombra de Courtois no le gusta a Keylor Navas. Ningún portero que haya sido protagonista en los mejores éxitos de un club acepta ser suplente. El costarricense es el guardameta de las tres últimas Champions y la Liga. Tiene todas las razones para decir que no merece estar en el banquillo. Su postura siempre es correcta y respetuosa. Públicamente manifiesta que está para competir y superarse. Se agarra a su fe. Es positivo. Pero le debe resultar duro pasarse los partidos en el banquillo a la espera de que aparezca la oportunidad. Con lo que en su cabeza sigue planeando la posibilidad de encontrar ese equipo que le asegure su sueldo y la confianza para ser el titular. El Paris Saint Germain puede ser una buena solución en estos días en los que se cruzan las conversaciones por intentar fichar a Neymar. El PSG busca, además, con quién reforzar la portería.

Si finalmente se acaba marchando Keylor Navas, en el Real Madrid están obligados a buscar un portero. El perfil cambia. Los dos cedidos (Luca y Lunin) son jóvenes y tienen que foguearse. La solución puede estar en encontrar un veterano que salga barato y acepte el rol de suplente. Tipo Jerzy Dudek. El portero polaco que fichó por el Real Madrid en 2007 con 34 años y llegó tras la salida de Diego López para ser suplente de Iker Casillas. Una incorporación que salió gratis tras cumplir contrato con el Liverpool y que amortiguó el golpe en la portería. El sobresalto ahora tiene de protagonista a Keylor Navas, el portero que ha vivido un vía crucis y se ha sentido, en ocasiones, poco respetado. Desde el intento de meterle en la operación para el fichaje fallido de David de Gea, la búsqueda continúa de un guardameta con más centímetros, el interés por Kepa Arrizabalaga o el acto en una peña madridista en la que se sintió acorralado. Un portero que la temporda pasada empezó a perder la paciencia y fue de los que se atrevió a cuestionar la venta de Cristiano Ronaldo cuando dijo eso de "no se puede tapar el sol con un dedo".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios