el 'overbooking' en la pretemporada blanca

Los otros 'fichajes' del Real Madrid en la partida de mus de Zidane y Florentino

El Real Madrid ya se encuentra en Montreal con 'overbooking' en la plantilla y diferencia de criterios del técnico y el entrenador en muchos casos que tendrán que ir resolviendo

Foto: Zinédine Zidane, en el banquillo del Santiago Bernabéu. (Reuters)
Zinédine Zidane, en el banquillo del Santiago Bernabéu. (Reuters)

El Real Madrid ya se encuentra en Montreal de pretemporada y Zinédine Zidane ya dirige los primeros entrenamientos de la 2019-20 con 'overbooking' en el grupo. Son varios los casos pendientes que debe resolver Florentino Pérez en estos días en los que el parecer del entrenador y del presidente (y director deportivo) no coinciden. El primer tema, y el más controvertido, tiene que ver con lo que ocurre en la portería blanca. La salida de Luca Zidane, cedido una temporada al Racing de Santander, aligera la superpoblación de la portería. Pero sigue sobrando un jugador, ya que Zidane cuenta con Thibaut Courtois, Keylor Navas y Andrei Lunin. Al caso de la portería le siguen más, que en su conjunto conforman una partida de mus entre técnico y presidente.

Muchos en la portería

En la reunión en la que Florentino notificó al técnico que su hijo Luca debía salir buscando minutos a otro equipo, el francés respondió que en ese caso su hombre sería Keylor Navas. Zidane había dejado claro que apostaba por la dupla Navas-Luca, pero el fichaje de Courtois y la insistencia del presidente en poner en el mercado han terminado por dibujar un escenario en el que todo apunta a que serán Courtois y Lunin los que se queden. Eso sí, las altas exigencias de Keylor están bloqueando su salida y Zidane podría terminar teniendo que gestionar otra temporada con Courtois y Keylor luchando por la titularidad. Una situación que no se plantean en la planta noble del Bernabéu.

Atasco con Bale

Otro de los problemas graves que tiene Zidane es la presencia de Gareth Bale. Por más que se ha movido José Ángel Sánchez, no ha habido forma de encontrar una oferta atractiva por el galés, que mantiene su postura inflexible de cumplir su contrato con el Real Madrid (finaliza en 2022). El problema para Zidane es que la llegada de Paul Pogba, el centrocampista que Zizou ha pedido a Florentino, pasa por la salida de Bale, y eso parece misión imposible a estas alturas. Pérez no arroja la toalla y busca en el mercado clubes que pudieran realizar una oferta interesante por el delantero. Explotarán hasta el último minuto todas las posibilidades para resolver un problema en el que Zidane y Florentino coinciden: Bale no tiene sitio en el equipo.

La situación de Dani Ceballos

Otro de los asuntos en los que no hay 'quorum' entre el entrenador y el presidente es el futuro de Dani Ceballos. Para Florentino, Ceballos ha demostrado en la Sub-21 y en la absoluta que es un jugador con talento suficiente para hacerse un hueco en el equipo. Sin embargo, el técnico no acaba de creer en el sevillano, un jugador que amasa mucho la pelota y considera que aporta poco trabajo defensivo. Algo parecido a lo que le ocurre a Isco, que asume que no es uno de los favoritos de Zizou para el once, pero luchará por ganarse sus minutos.

Ceballos, en Montilivi. (EFE)
Ceballos, en Montilivi. (EFE)

Ceballos ha dejado claro que la próxima temporada quiere jugar "40 partidos" y en el Real Madrid no va a hacerlo. Así que el club tendrá que abrirle la puerta, aunque Florentino ha dado orden de que en su contrato se incluya una opción de recompra o se apueste por una cesión para mantener al jugador ligado al Real Madrid. El Tottenham es el equipo que más se ha interesado por su situación, pero los dos equipos de Sevilla esperan agazapados una posible oportunidad de repescar al futbolista de Utrera.

La clase media (alta)

En la clase media de la plantilla hay diferencia de criterios entre Zizou y el presidente. La salida de Lucas Vázquez, jugador que gusta a Zidane, se negocia a cambio de una jugosa cantidad que rondaría los 40 millones de euros. James se marchará, probablemente al Nápoles, con el visto bueno del entrenador. Vinícius cuenta con el beneplácito de Florentino para quedarse en la primera plantilla blanca, por más que a Zidane no acabe de seducirle la idea. Mientras que Brahim es un jugador que agrada más al técnico, pero desde la presidencia se le busca un club de destino para salir cedido.

Los que no estarán, pero están

Por último, están los casos de jugadores que no tienen hueco en la plantilla, pero que han viajado a Canadá a hacer la pretemporada. Casos como el de Mariano, que ha manifestado que se quiere quedar, pero al que el club ha puesto en el mercado porque no está en la lista de Zidane ni en la de Florentino. El Betis se ha mostrado interesado en él, aunque el fichaje de Borja Iglesias cerraría las puertas del Villamarín al dominicano. Otro jugador que no tiene sitio es Nacho, el defensa canterano, que se ha encontrado con las puertas cerradas tras las llegadas de Militao y Mendy. Hay varios clubes interesados, como el Valencia, pero desde la Casa Blanca apuestan por un traspaso a un club extranjero para no reforzar rivales de la Liga.

En las próximas horas se irán resolviendo estos casos y se verá si finalmente Florentino atiende las recomendaciones de Zidane, que regresó al equipo con la promesa de tener poder de decisión en la planificación de la plantilla, o si seguirá actuando bajo su criterio. Keylor Navas, Ceballos, Lucas Vázquez, Vinícius, Brahim, Mariano y Nacho esperan con incertidumbre una decisión de la que pende su futuro. La partida de mus está en sus primeras jugadas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios