Klopp, el entrenador que alegra (y enseña la actitud) a Florentino

Ni Cristiano Ronaldo, ni el Barcelona ni el Atlético de Madrid son capaces de ganar esta Champions en el peor año del Real Madrid. Klopp da un respiro al madridismo

Foto: Klopp celebra con sus jugadores la clasificación para la final de la Champions League. (Reuters)
Klopp celebra con sus jugadores la clasificación para la final de la Champions League. (Reuters)

El artífice de la heroicidad en otra noche trágica del Barcelona se llama Jürgen Klopp. Es el entrenador que más ha dado 'alegría' a Florentino Pérez en esta temporada. Y no es poco para el presidente del Real Madrid, que se ha pegado un año de bochorno en bochorno con Lopetegui, Solari y ahora con Zidane en los últimos coletazos de la temporada. Ha tenido que ser Klopp el técnico que dé un respiro al presidente del Real Madrid y la satisfacción del año a todo el madridismo. La tragedia del Barcelona es la alegría de unos seguidores que hoy envidian la actitud de los jugadores del Liverpool.

El estilo del Liverpool es lo más parecido a lo que quiere implantar Zidane en el Real Madrid. Mucha agresividad, juego directo y finalización de jugadas. Ir a los balones divididos, contundencia y concentración. Estar permanentemente enchufados. Ambición, sacrificio, picardía y pelea hasta el minuto 93 —como había marcado el camino Sergio Ramos—. El estilo de Klopp es la envidia del madridismo. La esencia de la actitud. Un equipo con alma. Lo que no ha tenido el Real Madrid esta temporada y lo que ha reprochado Florentino a los jugadores por bajar los brazos.

No hay excusas para aquellos jugadores —como Lucas Vázquez cuando habla de falta de respeto— cuando ves al Liverpool marcar cuatro goles sin Salah ni Firmino. El equipo está por encima de las individualidades. Ha quedado demostrado con la mano de un entrenador como la copa de un pino que es Klopp. Su Liverpool ha sido superior en los dos partidos. También en el Camp Nou, al que rescató Messi y no valió solo con la rabia del argentino. En la ida y la vuelta le ha dado un repaso. El Barcelona ha sido un flan. El Liverpool nunca se ha rendido. Y esto es lo que envidian en el Madrid. Cómo se les escapó la eliminatoria contra el Ajax en el Bernabéu cuando traían un resultado favorable de Ámsterdam. Cómo Solari se vio superado y los jugadores desbordados. Es la gran decepción que tienen los dirigentes y seguidores del Real Madrid cuando ven al Liverpool cómo 'muerde'.

El carisma y la empatía

Klopp lleva años en la élite haciendo méritos para ser campeón de Europa. Está en el grupo de mejores entrenadores. Un técnico 'top' que tiene una identidad y define sus plantillas con jugadores que se sacrifican, repiten esfuerzos, juegan a una alta intensidad y son fuertes de cabeza y piernas. Es la actitud la que arrolló al Barcelona y sirve de consuelo al madridismo y, por qué no… a Florentino Pérez. Ni Cristiano Ronaldo, ni el Barcelona ni el Atlético de Madrid van a ser capaces de ganar esta Champions en el peor año del Real Madrid.

Esa teoría de Zidane sobre que la Liga es más complicada que la Champions se cae por su propio peso cuando ves al Barcelona dominando con puño de hierro la competición española y pegándosela en Europa. La hecatombe de los azulgrana en Anfield da más valor a las tres Champions seguidas conseguidas por el Real Madrid y que Zidane, con poca perspectiva, no valora, y es extraño. Ganar una Champions está al alcance de los privilegiados, de los mejores equipos que compiten y los entrenadores más valientes. No hace falta ser el mejor estratega. Puede valer con tener carisma y ser un gran motivador. Con tener las cosas bien claras y saber transmitirlas. La empatía, ese intangible, es clave. La tiene Zidane, al que algunos llaman ‘alineador’ para desprestigiarle y le sobra a Jürgen Klopp.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios