adquiere la nacionalidad hispano-colombiana

James Rodríguez ya es español: el paso para convencer a Zidane y el Real Madrid

El colombiano ha jurado bandera este lunes por la mañana en el Registro Civil. Tiene contrato hasta 2021 con el Madrid, pero Zidane no le quiere y el Bayern, su actual club, tampoco

Foto: James, en un partido esta temporada en Alemania. (REUTERS)
James, en un partido esta temporada en Alemania. (REUTERS)

La llegada de James Rodríguez al Bayern de Múnich el año pasado fue uno de los episodios más mediáticos para el fútbol alemán en los últimos tiempos. Sin embargo, su falta de rendimiento le ha condenado en la Bundesliga. Tampoco parece que Zidane, en pleno casting, quiera contar con sus servicios en su nuevo Real Madrid, toda vez que tiene contrato en vigor con el club blanco. Para garantizarse un futuro en Europa y, quién sabe, ponerle las cosas más fáciles al técnico francés, James acaba de adquirir la nacionalidad española, según ha podido saber El Confidencial. Ya no ocupará plaza de extracomunitario en ningún equipo. Este lunes por la mañana ha jurado bandera en el Registro Civil de Madrid. Ya es hispano-colombiano.

El cafetero no pasa por su mejor momento en Alemania debido a su constante irregularidad. En algunos partidos es la figura y ve puerta, pero en otros desconecta por completo y comete errores graves que cuestan goles del rival. Además, en los momentos más importantes no ha aparecido como el club y el cuerpo técnico esperaban. Se le fichó para marcar la diferencia, pero James Rodríguez no ha terminado de despegar. En el último partido de su equipo ante el Borussia Dortmund, con media Bundesliga en juego, el jugador vio todo el encuentro desde el banquillo. No gozó de un solo minuto por decisión técnica de Niko Kovac. El Bayern aplastó a su gran rival por 5-0 y demostró que no necesita su ayuda.

A finales del mes de mayo o principios de junio, James sabrá definitivamente la decisión del Bayern. En ese instante el club bávaro decidirá si ejecuta la opción de compra por valor de 42 millones (Florentino lo fichó del Mónaco por 75 millones) o lo devuelve a Concha Espina. La conexión entre él y Zidane nunca fue demasiado buena, aunque el centrocampista aseguró en marzo que nunca tuvo "ningún problema" con el galo. Ambos coincidieron temporada y media en el Madrid, tiempo en el que el colombiano disputó 54 partidos entre todas las competiciones, con 16 goles y otras 16 asistencias.

James es sustituido por Zidane en un encuentro en 2016 con el Madrid. (EFE)
James es sustituido por Zidane en un encuentro en 2016 con el Madrid. (EFE)

"Yo aquí juego hasta cojo"

A Zidane le molestaron algunos gestos que James tuvó con él. Especialmente recordado fue el partido que en 2016 le enfrentó al Sporting de Gijón en el coliseo blanco. Ahí James partió como suplente, el técnico le mandó calentar y el sudamericano se negó a hacerlo. El mismo año, en un duelo en Champions contra el Sporting de Portugal, las cámaras captaron a un James hundido en la bancada por su escasa participación en el equipo. Con su selección era fijo e imprescindible. "Yo aquí juego hasta cojo", llegó a asegurar, mientras que en el Madrid siempre tenía a compañeros por delante, especialmente a Isco. "No puedo asegurar que vaya a seguir, tengo ofertas y siete días para pensar. Quiero jugar más. Tengo un punto de amargura por no haber jugado la final", explicó ante la prensa tras el Mundial de Clubes disputado en Japón. El último gran rebote del cafetero con Zidane fue en Cardiff, lugar en el que la entidad levantó su decimosegunda Copa de Europa. El jugador, tal y como le pasara un año antes en Milán contra el Atlético, fue de nuevo uno de los descartes del entrenador. Ese fue su punto y final en el Madrid y ya como integrante del Bayern llegó a decir: "Cada entrenador tiene sus preferencias, creo que yo no estaba dentro de ellas cuando jugué en el Madrid, a pesar de que cuando jugaba, rendía, marcaba y daba asistencias".

Actualmente, James maneja ofertas de Italia; especialmente de la Juventus de Cristiano, con el que hizo muy buenas migas en su etapa en el Bernabéu, también de Inglaterra y Francia. El colombiano formó parte de la última convocatoria de su selección para los amistosos frente a Corea y Japón y sigue levantado pasiones allá por donde pasa. En la capital española su figura era muy importante en cuestiones de marketing. Con su nueva nacionalidad James, con unas características futbolísticas muy aprovechables, tendrá más sencillo formar parte de una plantilla potente a nivel continental. Salvo un giro brusco de los acontecimientos, no volverá a vestir de blanco.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios