el nuevo papel del capitán JUNTO A LUIS ENRIQUE

Los galones de Sergio Ramos en la selección española o cómo trabaja de 'coach'

Luis Enrique se apoya en Sergio Ramos para la reconstrucción de una selección que busca definir su indentidad. Las bases las sientan el seleccionador y el capitán

Foto: Sergio Ramos escucha las instrucciones de Luis Enrique. (Efe)
Sergio Ramos escucha las instrucciones de Luis Enrique. (Efe)

Luis Enrique pide a Sergio Ramos máxima implicación y se ha encontrado a un futbolista que ha decidido ejercer como un 'coach'. Con la responsabilidad de colaborar en edificar una España que vuelva a estar entre las mejores del mundo. Con Luis Enrique las expectativas han crecido, pero sólo no puede reconducir el rumbo perdido de una Selección que fue la envidia por la belleza con la que ganaba. Ramos es clave para Luis Enrique. Hay que cambiar el chip desde que se entra por la puerta de la Federación. El capitán protagonizó en la concentración la primera imagen de lo que es sentir el compromiso de volver con España. Ramos, ya con el chandal, esperó en la puerta de entrada del hotel a los jugadores para ir recibiéndoles, uno a uno, y darles las bienvenida. Con una sonrisa y la energía de un veterano se fueron encontrando nuevos como Sergio Canales o Jaime Mata y el recuperado Jesús Navas. Con el que Sergio Ramos guarda una especial amistad desde que estaban en el Sevilla y que regresa cinco años después a una convocatoria. Dentro hubo más charlas.

Todos sintieron el aliento de Luis Enrique y Ramos. El seleccionador se apoya en Sergio Ramos para la reconstrucción de una selección que sigue sin tener una indentidad definida. El cambio de la gloriosa España a la que tiene que recuperar el pulso competitivo está siendo largo, complejo y traumático. Los dos pilares en los que se sustenta esta selección en obras, que se vuelve a poner en marcha después de no cumplir con el primer objetivo que era la clasificación para la Liga de Naciones, están en la figura de Luis Enrique y Sergio Ramos.

Luis Enrique tiene la seguridad de que los galones de Ramos son necesarios en una plantilla totalmente renovada y en la que no encuentra un grupo base o definido. En el poco más de medio año que lleva han pasado más de 40 jugadores por las convocatorias de un Luis Enrique que busca y rebusca en el fútbol español y los jugadores que están fuera para dotarle de un estilo. Que ha ido perdiendo a Piqué, Iniesta, David Silva... El sello de Luis Enrique pasa por recuperar la agresividad. Sergio Ramos se convierte en la bandera de un seleccionador que incide, en sus charlas, en la importancia de desplegar un fútbol intenso, con presión fuerte y bien coordinada y darle profundidad y soluciones para tener una mayor claridad en la definición del gol.

Así recibe Sergio Ramos a sus compañeros de la Selección española

El 'ruedo' de Luis Enrique

España arranca su andadura con dos partidos de clasificación para la Eurocopa de 2020 ante Noruega –23 de marzo en Valencia– y Malta –26 de marzo en La Valeta– y hay mucho trabajo por hacer. “Venga, vuelta al ruedo” comentó un entusiasta Luis Enrique cuando llegó a la concentración. Su entusiasmo y pasión es lo que pretende que se refleje en el césped como elemento diferenciador de una España que no puede vivir del recuerdo ni lamentar la ausencia de los que ya no están. Luis Enrique y Sergio Ramos van en una nueva dirección: competir con las 'armas' que se tengan en cada momento. La fogosidad de hacer un equipo que tenga vigor y sea más contundente. Y para desarrollar todo esto cuenta con la complicidad de Sergio Ramos, el futbolista que pese a tener 161 internacionalidades considera que tiene que ayudarle a hacer evolucionar la propuesta futbolística.

Queda por definir y comprobar qué España se va a ver en los primeros partidos que se disputan en 2019. Si Luis Enrique irá por una línea más vertical en el juego con un pivote –Sergio Busquets– o de más contención y equilibrio poniendo al lado del azulgrana a Rodrigo. Demasiadas caras nuevas para crear una selección que será diferente a lo que se ha visto entonces. Se impone la línea de un equipo que debe ser más combativo atrás y delante, práctico, eficaz y versátil para jugar por las bandas y desbordar por dentro. Resolutivo con el gol. Con la autoridad y la exigencia de Luis Enrique y los galones de Ramos, que cada vez son mayores en un jugador que lo ha ganado todo, se construye una selección que tiene que despertar y a la que el capitán recuerda el valor y la importancia de volver a ganar.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios