Quiere convencer al entrenador francés

El renacimiento de Odegaard, la promesa del Real Madrid esclava de un ataque a Zidane

El noruego, que volverá a Concha Espina este verano, está siendo una de las sensaciones del fútbol holandés y este próximo sábado se enfrentará con su selección a 'La Roja'

Foto: Odegaard, con el Vitesse holandés antes de un partido. (EFE)
Odegaard, con el Vitesse holandés antes de un partido. (EFE)

Martin Odegaard llegó al Real Madrid con la vítola de ser el jugador más prometor del norte de Europa. Con apenas 15 años engatusó a base de regates y jugadas espectaculares a los directivos de la casa blanca, que no tardaron en 'pescarlo' en pleno mercado invernal del 2015, tras una cruzada total contra otros equipos bien posicionados como el Bayern de Münich y el City, y le pusieron encima de la mesa un contrato irrechazable para un chico de su edad: 1,5 millones de euros por tres temporadas.

El joven ya había debutado con su selección absoluta, Noruega, e ingresó rápidamente en el Castilla a las órdenes de Zidane, con el que pensaba foguearse. Sin embargo, en sus 62 partidos con el filial la precoz estrella no se adaptó a la Segunda B española y tampoco contó para el primer equipo: un partido de liga y otro de Copa del Rey fue su pírrico balance. El Madrid decidió cederlo al año siguiente al Heerenveen para que creciera como profesional, pero resultó un fiasco porque, tras 38 encuentros en el modesto fútbol holandés, solo consiguió anotar dos goles y repartir cuatro asistencias. Hasta la televisión de su país, cansada de esperar su irrupción, decidió dejar de retransmitir sus partidos ante la notoria desbandada de audiencias.

Sin embargo, esta temporada, tras no entrar tampoco en los planes de Lopetegui el pasado verano, Odegaard vive un momento dulce con el Vittesse en su segunda cesión desde Concha Espina. En sus últimos cuatro partidos ha marcado dos goles, ha repartido sendas asistencias y ha sido escogido como MVP en tres ocasiones consecutivas. En total, lleva jugados 26 partidos, con siete dianas y seis pases de gol. Mantiene a su equipo en la parte alta de la tabla y, además, este 2019 presume de ser el futbolista que más peligro genera según los números aportados por Opta, con 25 llegadas claras al área en ocho partidos. Como premio a su excelente rendimiento, el noruego ha sido convocado de nuevo por su selección para el partido contra España del próximo 23 de marzo, clasificatorio para la Eurocopa. Será una auténtica prueba de fuego para él, pues en su mano está empezar a ganarse la confianza de Zidane de cara a la pretemporada, toda vez que Florentino, pese a todo, decidió renovarle hasta 2021.

Odegaard, durante su etapa en el Real Madrid. (EFE)
Odegaard, durante su etapa en el Real Madrid. (EFE)


El futbolista tiene claro que quiere triunfar en el Bernabéu, pero con la vuelta del entrenador francés lo tiene más crudo. El pasado mes de febrero el joven, de solo 20 años, se metió en un lío al asegurar, en una entrevista para el medio holandés Algemeen Dagblag, que “Zidane no era bueno para tu auconfianza”. Tampoco dudó en quejarse de la falta de minutos que tuvo en Chamartín, a su juicio injusta. En cambio, la joya noruega disfrutaba de una mejor relación con Solari, con el que también coincidió en el filial, circunstancia que en principio facilitaba su vuelta, aunque el jugador descartó que el 'feeling' con el rosarino elevara sus opciones: “No creo que influya mucho, no creo que sea un motivo para jugar o no”.

Según el diario Marca, el Madrid maneja una oferta de 20 millones por Odegaard. El Ajax sería el club interesado en hacerse con sus servicios y no es para menos, pues acostumbra a incorporar a todos los jóvenes que destacan en la Eredevise para terminar de formarlos. Al conjunto blanco, quizás, no le vendría mal aceptar la oferta pues cualquier ingreso que ayude a sufragar el gasto en fichajes que se espera este próximo mercado estival es bien recibido. A fin de cuentas, el Madrid va sobrado de precocidad.

Las comparaciones con Vinicius

Las relaciones con su padre, Hans Erik Odegaard, tampoco han sido fáciles en el pasado, pues el Madrid tuvo que pagarle cuatro millones en concepto de comisión para que el chico renunciara a otros equipos. Además, también le dotaron de un puesto simbólico dentro del departamento del fútbol como scouting. Aún así, sobre Odegaard hay un halo de esperanza que no parece desvanecerse. En los despachos todavía confían en que acabará explotando como Vinicius y será pieza útil en no demasiado tiempo. Con Bale con pie y miedo fuera, por ahí Odeegard puede encontrar una vía. En posiciones más retrasadas parece difícil hasta que Modric no decida irse.

Por la forma de ser de Zidane no parece que vaya a considerar las palabras que le dedicó en su momento el noruego. Hombre paciente y de paz, su gestión del vestuario suele ser respetada y elogiada. Canteranos como Lucas Vázquez o Asensio no han escatimado elogios hacia el francés, que ofrece minutos a todos para evitar relajaciones. Zidane conoce a Odegaard, sabe que llegará más maduro a la pretemporada y, posiblemente, quiera esperar a verle en acción. Dependerá de eso y de cómo se vaya cociendo una ventana de fichajes que se presenta apasionante. Por el momento, los aficionados merengues tendrán una nueva oportunidad para echarle el ojo contra España, donde se enfrentará, entre otros, a compañeros como Sergio Ramos y Carvajal.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios