odegaard vuelve a salir con destino a holanda

Pavones en el limbo: los descartes de Lopetegui esperan la decisión del club

Vallejo, Llorente o Raúl de Tomás son algunos de los canteranos a los que el club puede dar salida en la última semana de mercado. Las compras, si las hay, determinarán algunas ventas

Foto: Marcos Llorente y Jesús Vallejo, dos de las incógnitas. (EFE)
Marcos Llorente y Jesús Vallejo, dos de las incógnitas. (EFE)

Restan menos de diez días para el cierre del mercado y en el vestuario del Real Madrid hay mucha incertidumbre. Tanto por parte del staff técnico, que espera la llegada de un 9 y confía en que se refuerce el eje de la zaga, como por parte de los jugadores, entre los que hay varios que esperan la resolución de sus situaciones antes del 31 de agosto.

Después de las salidas inesperadas de Cristiano Ronaldo y Kovacic, las incógnitas se centran ahora sobre los canteranos que no han encontrado sitio en el equipo. Los llamados 'pavones' que Florentino reclutó la pasada temporada como fondo de armario de la plantilla y a los que ni Zidane ni Lopetegui han tenido en cuenta en sus planes.

El último en confirmar su marcha ha sido Martin Odegaard, que se va al Vitesse holandés. El niño prodigio llegó al Real Madrid en una operación que se entendió entonces más interesante para ACS que para el propio Real Madrid. El propio Carlo Ancelotti reveló posteriormente en un libro que era un fichaje que contaba con especial interés del presidente. Florentino se comprometió a que el noruego debutaría en Primera y el joven llegó a ser titular en un partido de Liga cuando no había nada en juego.

Su padre y agente firmó en 2015 un acuerdo de 10,5 millones por tres años y poco después recibió la visita de unos abogados que le recomendaron crear una sociedad en un paraíso fiscal para gestionar los derecho de imagen de su hijo Martin y ahorrarse parte de los impuestos de la tributación. El padre del jugador se negó y aireó el episodio.

Pero los jugadores que se encuentran en este momento en el limbo son Jesús Vallejo, Marcos Llorente, Borja Mayoral y Raúl de Tomás. Todos ellos esperan que el club mueva ficha para salir del Real Madrid en busca de unos minutos de los que no dispondrán en el Bernabéu. En el caso del central, Lopetegui cree que el jugador necesita jugar con asiduidad para recuperar la jerarquía que mostró en su día en equipos como el Zaragoza.

Vallejo, que se está recuperando de una lesión, ha sido tanteado por el Valladolid, pero el futbolista quiere quedarse y convertirse en el cuarto central de los blancos. El problema es que Lopetegui ha pedido un refuerzo en esa posición y en caso de que llegase, cosa difícil porque el Real Madrid no encuentra en el mercado nada de su gusto, Vallejo saldría automáticamente cedido en busca de minutos.

Borja Mayoral, en pretemporada. (EFE)
Borja Mayoral, en pretemporada. (EFE)

Llorente y Mayoral siguen si no se ficha

El caso de Marcos Llorente no es sencillo. Después de tomar la decisión firme de irse por su relación inexistente con Zinedine Zidane, la marcha del técnico francés abrió la puerta a la permanencia del canterano. Sin embargo, tenía demasiados jugadores de peso delante y ofertas interesantes en la mesa. El Alavés y el Sevilla se interesaron por él, el Atlético llegó a preguntar y en Alemania persiste el interés de equipos que mantienen buenas relaciones con el club de Chamartín.

Sin embargo, la salida forzada de Kovacic ha provocado que Lopetegui, que lo conoce bien de las categorías inferiores de la selección, bloquee su salida, ya que es un jugador que podría dar descanso a Casemiro por su perfil futbolístico. Pese a ello, Llorente está contando poco en los planes del técnico vasco, que siempre tira de Dani Ceballos en los cambios en la medular, y Lopetegui confía en que Florentino pueda convencer a Thiago, el 'capricho' del exseleccionador para reforzar la medular.

En punta el asunto tiene más que ver con la llegada de un 9 que con la fiabilidad de los que hay. Se da por hecha la marcha de Raúl de Tomás, por el que hay varios equipos interesados. Existe el interés del Rayo Vallecano, donde el año pasado hizo un gran temporada, pero los rayistas han cerrado en las últimas horas la llegada del bético Alex Alegría y eso podría ser un inconveniente. En cualquier caso parece claro que su destino está lejos de Chamartín, porque así lo ha determinado Lopetegui.

Borja Mayoral se ha convertido en el revulsivo de urgencia del equipo. Es la única alternativa que tiene el entrenador para suplir a Karim Benzema cuando mira al banquillo. Lo más parecido a un 9 de área, pero es evidente que se trata de un jugador que no está a la atura de la exigencia del equipo. Eso sumado a la marcha de Cristiano ha provocado que el Real Madrid se encuentre peinando el mercado en busca de un delantero de área cuyo precio no exceda los 60 millones de euros. Si finalmente aparece, abrirá la puerta de salida a Mayoral. Lopetegui no para de elogiar la voluntad y el trabajo del canterano, pero lo hace al tiempo que espera impaciente la llegada de una alternativa a Benzema, a poder ser Rodrigo, el delantero internacional del Valencia, que es quien ha señalado el técnico como prioridad.

Otro caso diferente es el de la portería, donde Keylor Navas ha decidido quedarse para plantar batalla a Thibaut Courtois, lo que provocará que Kiko Casilla o Luca Zidane salgan del equipo. Además se suma la llegada del joven ucraniano Andriy Lunin, de 19 años, quien comenzaría trabajando en el Castilla, pero al que se le quiere ir fogueando en el primer equipo trabajando con la plantilla y dando oportunidades en partidos de menos trascendencia

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios