Muchos cambios en el medio

Luis Enrique 'agita el avispero' de la Selección e Isco no es el único perjudicado

El seleccionador revoluciona el centro del campo de España para los enfrentamientos ante Noruega y Malta válidos para la Eurocopa. Entran Parejo, Canales y Fabían como novedades

Foto: Luis Enrique, en rueda de prensa. (EFE)
Luis Enrique, en rueda de prensa. (EFE)

Luis Enrique revoluciona el centro del campo de la Selección española. Hay nuevas caras en todas las líneas, pero destaca especialmente el centro del campo, donde se han quedado fuera Koke y Saúl, a parte de Thiago e Isco. De este último algo ya se podía intuir dado su escaso protagonismo en la corta etapa de Solari en el Real Madrid, con el que tuvo varios roces y diferentes problemas por la escasez de minutos. "No hablo de los que no están", ha advertido el extécnico del Barça ante los periodistas en un primer momento aunque luego, preguntado por Ceballos y Asensio, que sí han entrado, ha añadido: "Las veces que les he visto jugar les he visto con actitud y ganas, son jóvenes e importantes. Nos fijamos en cada detalle, seguramente no sean conscientes de en qué criterios nos fijamos". Actitud y ganas, justo lo que al talentoso malagueño se le echa en cara cuando no juega. "No me hace falta llamar a ningún entrenador, tengo mis propios informantes", ha señalado Luis Enrique. Thiago tampoco estará, víctima del bajo rendimiento de su equipo en Europa pese a a ser indiscutible para Kovac.

Lo que sí sorprende y mucho es la ausencia de la pareja atlética. El fracaso de la Champions ante la Juve tiene ahora sus consecuencias para los de Simeone. Ambos futbolistas no rayaron a buen nivel en la vuelta de los octavos de la máxima competición europea. De la medular, Rodrigo fue el menos malo y, precisamente, vuelve a entrar en los planes de la absoluta dada su regularidad: "No sorprende a nadie, es top", ha expresado con contundencia Luis Enrique.

Saúl y Koke, aplauden a su afición en un partido con el Atlético de Madrid. (EFE)
Saúl y Koke, aplauden a su afición en un partido con el Atlético de Madrid. (EFE)


Saúl, venido a menos en los últimos meses, estuvo muy desacertado y sin capacidad para mostrar el talento que se se le supone mientras que Koke, el canterano con más victorias con los colchoneros, se pasó más tiempo intentando corregir los errores de su lateral, Arias, que los suyos propios. En la segunda parte se le vio claramente superado y falto de gasolina, por lo que parece no haber vuelto en plenitud física tras su lesión el pasado 19 de enero ante el Huesca que le tuvo en la enfermería más de un mes.

La buena nueva tiene dos nombres: Parejo y Canales, demandas de los aficionados en las últimas semanas. El capitán del Valencia ha hecho méritos más que de sobra para volver. Según el entrenador: "Es uno de los mediocentros más en forma de nuestro fútbol, su rendimiento es alto. Está en el momento justo para poder ayudarnos." Parejo participó con Lopetegui en el amistoso contra Argentina en el Metropolitano, pero después se cayó del mundial. Desde entonces no ha vuelto y, ahora, disfrutará de una nueva oportunidad. El '10' es imprescindible para Marcelino y toda una referencia de liderazgo, sacrificio e impacto en el juego de sus compañeros. Su convocatoria es una especie de ahora o nunca por su edad, 30 años cumplirá en abril.

Canales, debut merecido

Por su parte, el bético Canales debutará con el combinado nacional tras haber vestido los colores rojigualdos en las categorías sub19, sub20 y sub21, llegando a disputar 24 partidos internacionales. La gran temporada que está cuajando, su exquisito toque y calidad, además de su forma de liderar al Betis le han hecho merecedor del premio. "Después de mucho insitir, no sé si por clamor popular, ha venido. Es el momento adecuado para que lo haga, está a gran nivel. Puede jugar como interior o como extremo. Buen chut, buena llegada, buena visión y gran trabajo defensivo. Reúne todas las condiciones", ha dicho Luis Enrique. Pau López, portero y ya fijo, será el otro representante del equipo sevillano.

Tampoco ha escatimado elogios a Fabián, de solo 22 años. Fogueado recientemente en las categorías inferiores, es el timón del Nápoles en medio campo y eso ha sido suficiente para convencer al técnico: "Ha dado el valiente salto de irse a Italia y está jugando bien. Ha jugado en banda y ahora como pivote, tiene buen físico y mucha calidad. Se perfila bien, aquí lo veo más para ser interior". Busques, un clásico, completará el grupo de seis elegidos para el centro del campo. Toda una revolución, aunque al técnico no le guste hablar de ello: "Revolución suena feo, pero me encanta el sentimiento de algunos jugadores que vienen con la aspiración de poder quedarse". La sabia nueva llega pisando fuerte, los veteranos tendrán que trabajar duro para volver a entrar en los esquemas del exigente seleccionador asturiano.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios