comentarista en la televisión inglesa

El miedo a que Mourinho raje del Manchester United y su nuevo oficio

José Mourinho ha fichado como comentarista para beIN Sports y tiene prohibido hablar de su exequipo. Han 'comprado' su silencio como parte del pago de su indemnización

Foto: Mourinho, junto a su hijo, presenciando un partido después de ser despedido del Manchester United. (Efe)
Mourinho, junto a su hijo, presenciando un partido después de ser despedido del Manchester United. (Efe)

En el Manchester United tienen miedo de José Mourinho y han tenido que 'comprar' su silencio para que no raje. Hay temor a lo que pueda contar una vez que está fuera del club y las ganas que tenga de tomarse una revancha por haber sido despedido. Mourinho tuvo varios enfrentamientos con futbolistas –en especial Paul Pogba– y una vez que es libre podría dar su versión de lo que realmente sucedía en el vestuario, su relación con la plantilla y por qué no le dejaron acabar la temporada. Ese miedo a lo que pueda decir y la repercusión de sus palabras provocó que el club de Old Trafford incluyera una cláusula de confidencialidad en el despido del técnico portugués. Si no la aceptaba era inviable llegar a un acuerdo o pacto para que cobrara el millonario finiquito de 20 millones de euros.

Desde que ha salido del Manchester United sólo ha tenido dos aparaciones públicas. Una muy breve, a pie de calle, para decir en los micrófonos de 'Sky Sport' que "el Manchester United tiene futuro sin mí y yo lo tengo sin el Manchester United. Me quedo con las cosas buenas y no habló de nada de lo que sucedió en el club. Podemos hablar de muchas cosas buenas. Podemos hablar de lo que fue menos bueno, pero yo no. Está terminado". Fue el primer síntoma de que debía guardar silencio y no profundizar en las causas que provocaron su destitución. No podía equivocarse ni tener un calentón.

Quien conoce a Mourinho sabe que no digirió bien que le señalaran como el único culpable de los problemas deportivos del Manchester United y la mala racha de resultados. Tenía abiertos varios conflictos. Uno con el club por las diferencias en la política de fichajes y otro con el vestuario y jugadores de peso a los que selañó y criticó en la sala de prensa. Después de morderse la lengua en los micrófonos de 'Sky Sports' sí concedió una entrevista a un diairo portugués –'Correio da Manha'– por sentirse atacado y desprestigiado con la corriente que le calificaba de entrenador caduco. "Tengo 55 años y no 75. Gané la Europa League hace dos años y no veinte. Gané la Copa inglesa hace dos años y no veinte. Acabé subcampeón de la Premier League hace seis meses y no seis años. Llegué a mi última final de la FA Cup hace meses y no años. Mi motivación está muy alta", dijo para no pronunciar en ningún momento al Manchester United.

68.000 euros por partido

Ahora Mourinho ha fichado como comentarista de beIN Sports y tendrá que cuidar mucho lo que dice sobre su exequipo porque si habla mal se expone a que tenga que devolver su millonario finiquito tal y como asegura 'The Times', donde se explica la prohibición de hablar del Manchester United en su nueva faceta como analista en un medio de comunicación. Por cada partido ingresará cerca de 68.000 euros, una cantidad que se estima baja para lo que es el caché de Mourinho, pero que está condicionada a esa prohibición que tiene para referirse al United. No es lo mismo un Mourinho con libertad de expresión que con un freno por esa cláusula que ha 'comprado' el silencio. En el pasado Mundial fue comentarista en el canal de televisión 'Russia Today' y por cinco partidos cobró 1 millón de dólares. La diferencia es abismal entre tener un Mourinho a pecho descubierto o un Mourinho que tiene que tragar saliva.

Los primeros partidos en los que va a hacer de comentaristas serán los de la Copa de Asia y en la Premier League debutará con el derbi londinense que enfrenta al Arsenal con el Chelsea. Fichar a Mourinho es un buen reclamo por su personaje y capacidad de análisis del fútbol, pero el morbo de que pueda referirse a su exequipo desaparece. Su puesta en escena coincide con un momento dulce para el Manchester United del noruego Solskjaer: seis victorias consecutivas y elogios de un estilo más ofensivo y con más posesión. El último triunfo (0-1) en Wembley contra el Tottenham ha vuelto a disparar la ilusión por un equipo que gana y juega bien y en el que David de Gea se llevó todas las portadas.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios