El real Madrid toma la decisión del cambio

La vehemencia de Antonio Conte para la resurreción del Real Madrid pos-Lopetegui

Antonio Conte es el entrenador elegido para reconducir la crisis en la que está el Real Madrid después de la goleada en el Camp Nou. Lopetegui está sentenciado. No le pueden salvar

Foto: Antonio Conte da instrucciones durante un partido. (Reuters)
Antonio Conte da instrucciones durante un partido. (Reuters)

Con Lopetegui sentenciado, sólo falta que Florentino Pérez haga oficial el sustituto. El presidente del Real Madrid se agarra a Antonio Conte para no tirar la temporada y dar un 'escarmiento' a los futbolistas. No ve otra solución que fichar a un entrenador que produce dolor de estómago entre la plantilla. Un técnico metódico, táctico y con la principal misión de mejorar la forma física. Al presidente no le convencen las palabras de algunos jugadores que en los últimos días se han manifestado a favor de la continuidad de Lopetegui y, como en el caso de Isco, han dicho que si le echan tendrían que despedir a toda la plantilla. Como esto no es posible y a Florentino le pide el cuerpo dar un castigo, la opción de Conte es la que mejor encaja en el cambio para recuperar la competitividad.

El nombre de Antonio Conte está en boca de los jugadores del Real Madrid desde hace semanas con la certeza de que un descalabro en el Camp Nou provocaría que Florentino Pérez se decantara por un entrenador experimentado, con fuerte personalidad y mando. El perfil necesario, según cuentan en el club, para encontrar las soluciones a los problemas físicos, tácticos y mentales. La debacle se consumó con la goleada del Barcelona en un domingo en el que el teléfono de Florentino recibía y acumulaba llamadas y mensajes. Conte quiere venir al Real Madrid y sólo queda hacerlo oficial.

En el vestuario de los futbolistas dan por hecho que el italiano será su nuevo jefe, les resulta imposible calmar a Florentino, convencerle de que la temporada es larga y los objetivos están intactos. Para los dirigentes los problemas son profundos y vienen de lejos. Lopetegui no ha sido capaz de ganar al Atlético de Madrid ni en la Supercopa de Europa ni en la Liga. Tampoco al Athletic, Sevilla y Barcelona. Además de otros rivales considerados asequibles -CSKA de Moscú, Alavés y Levante-. Siguen sin entender la alarmante falta de tensión con la que inician los partidos, la fragilidad defensiva, la pasividad de ciertos jugadores, la baja forma, despistes y, sobre todo, las derrotas que se unen a un dato que no se olvida: las ocho horas que estuvieron sin marcar un gol y que sea Marcelo el que tenga más eficacia en estos últimos partidos. A Lopetegui se le ha caído el equipo y los pitos contra el Viktoria Plzen hicieron mucho daño en el palco. Es la valoración de unos dirigentes que esperan a que Florentino confirme el nombre de Antonio Conte.

Conte grita a los jugadores en un partido. (Efe)
Conte grita a los jugadores en un partido. (Efe)

Conte para despertar el 'hambre'

Los abogados del técnico italiano acaban de rescindir el complejo contrato que tenía con el Chelsea. Han agilizado las negociaciones de un finiquito millonario por si se precipitaban los acontecimientos como así ha sucedido en el Camp Nou. Conte tiene el reto de entrenar al Real Madrid y reconstruir al equipo desde un mayor orden táctico, mejor trabajo colectivo que le haga ganar en solidez y una estructura que ayude a paliar la falta de gol. El estilo no es lo más importante en estos momentos porque es urgente empezar a ganar partidos, recuperar la confianza, ilusión entre los aficionados, armar un bloque que puede remontar en la Liga y suba el nivel en la Champions. A Conte se le considera un entrenador de primer nivel que tiene la misión de despertar la ambición o el 'hambre' de unos jugadores que está lejos de su mejor rendimiento.

Ni Emilio Butragueño, portavoz del club al final de los partidos, ni tampoco Sergio Ramos como capitán fueron capaces de confirmar la continuidad de Julen Lopetegui en el Camp Nou. No ponen la mano en el fuego por Julen. El capitán da por hecho que en esta situación crítica habrá un cambio y cuando los periodistas le preguntaron por Conte dejó una respuesta reveladora: "El respeto se gana, no se impone". Ramos, como el resto de jugadores, asume que llega un técnico carismático, vehemente y duro.

La situación se ha vuelto insostenible con la última derrota en Barcelona y la imagen contra un equipo en el que no estaba Messi. El Madrid dejó der ser fiable. Es la gota que colma el vaso y hace imprescindible un entrenador con fuerte carácter que ha triunfado en la Juventus y el Chelsea. Con amplios conocomientos para manejarse en la alta presión, con energía para conseguir empatizar con los jugadores que se pongan de su lado y transformar la fragilidad en contundencia. Un entrenador que ha tenido un paso por la Selección italiana y que tiene mando de líder.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios