tiene que recuperar la serenidad táctica

Los fallos de Sergio Ramos que detectan en el Real Madrid: distraído y descolocado

Los errores del central en el España-Inglaterra se unen a varios que ha protagonizado con el Real Madrid. Sergio Ramos tiene que mejorar en la colocación, contundencia y concentración

Foto: Sergio Ramos se esfuerza para llegar a un balón dividido en el partido de Liga ante el Espanyol. (Efe)
Sergio Ramos se esfuerza para llegar a un balón dividido en el partido de Liga ante el Espanyol. (Efe)

Sergio Ramos empieza a acumular un capítulo de fallos con el Real Madrid y en la derrota de la Selección española contra Inglaterra impropios de uno de los mejores defensas centrales del mundo. Los errores defensivos de un futbolista con su larga trayectoria sorprenden en una edad en la que tendría que destacar por su madurez, serenidad y seguridad en la toma de decisiones. Pero Ramos está "distraído y pierde la colocación en el campo", tal y como han advertido en el Real Madrid en este parón de selecciones después de analizar los errores que comete el equipo y que no sólo están en la falta de gol. La ligereza con la que está mostrándose en los casi dos meses de competición está lejos de su mejor versión.

La pérdida de solidez atrás también preocupa por los descuidos del capitán. “Es cierto que Ramos ha tenido una serie de errores individuales y que, como todos, puede mejorar. Necesitamos que recupere esa contundencia y concentración porque los despistes se pagan caro”, comentan en el club blanco. Los errores a los que se hacen referencia empiezan en la Supercopa de Europa -15 de agosto- contra el Atlético de Madrid. Diego Costa superó por arriba a Ramos en un balón prolongado, en el primer minuto del partido, para girarse y ganarle por velocidad. Una jugada que acabó en gol y en la que dio la sensación de que el capitán del Real Madrid estuvo blando en la marca o entró demasiado frío. Fue el primer aviso.

Los errores se han ido sucediendo. Uno de los más peligrosos ocurrió en el partido contra el Espanyol -jornada 5- en el Bernabéu con una mala entrega. El balón quedó para Borja Iglesias y pudo costarle el empate a uno. El delantero interceptó el mal pase del central y envió la pelota al larguero tras una vaselina. En el encuentro siguiente, la goleada en el Sánchez Pizjuán, le ganó la espalda Ben Yedder en el tercer gol. Antes -en el segundo tanto- en una contra de Jesús Navas que finalizó André Silva fue de los últimos en llegar al área de Courtois. En la última derrota en Liga, contra el Alavés, nada pudo hacer para evitar el remate de cabeza de Manu García. Se quedó clavado bajo palos.

Los errores que han detectado en el Real Madrid se confirmaron en el encuentro de la Selección contra Inglaterra en el Benito Villamarín. Sergio Ramos estuvo endeble ante Harry Kane en el segundo gol, que empieza con un saque largo de Pickford, gana el delantero por arriba y tiene demasiada facilidad para girarse y dar la asistencia a Rashford. En el tercero, se ve superado por otro balón que le gana la espalda, cae a Harry Kane y éste asiste a Sterling.

Sergio Ramos ante Harry Kane. (Reuters)
Sergio Ramos ante Harry Kane. (Reuters)

El peligro de que dude

Son los fallos, que por reiterativos para la altura de temporada en la que estamos, dan para analizar en qué tiene que mejorar un central que otras temporadas ha destacado por su contundencia, concentración y colocación. No se habla tanto, en el Real Madrid, de un problema físico. Aunque Lopetegui eligió darle descanso en Moscú con el argumento de que tenía los isquiotibiales cargados. Le ahorró el largo viaje. Se entiende que tiene que corregir los descuidos que le llevan a equivocarse y precipitarse. La primera misión de un defensa central es la de sujetar al equipo cuando pierdan la pelota los hombres de delante. Ajustar y corregir los desequilibrios. Y Ramos ocupa un puesto clave atrás, donde no tiene margen para dudar y sí para ser expeditivo y emplearse con concentración y anticipación.

Los próximos partidos -Levante, Viktoria Plzen y Barcelona- volverán a evaluar si hay una mejoría táctica a nivel individual y de sus funciones prioritarias como central: no perder el sitio. En el Madrid aseguran que no encuentran otro mejor que él y que es un futbolista que tiene carácter, cualidades de líder y físicamente es fuerte. Lo que también tienen claro que debe recuperar la serenidad táctica para dar equilibrio y corregir al resto de compañeros.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios