debacle del REAL madrid en el camp nou

El palo de Casemiro a sus compañeros del Real Madrid con su "tenemos que correr más"

El mediocentro blanco fue el primero en salir para explicar el naufragio. No puso paños calientes, señaló la falta de actitud y de juego del equipo aunque no señaló al entrenador

Foto: Casemiro, en el Camp Nou. (EFE)
Casemiro, en el Camp Nou. (EFE)

Casemiro ya había entrado al vestuario, pero salió de nuevo para atender a la televisión con derechos. No buscaba explicar algo que es inexplicable, sino hacer un relato de lo que está ocurriendo. No intentó quitarle un ápice de gravedad, el Real Madrid es un equipo terminal. "El 5-1 es la temporada que estamos haciendo", comentaba para empezar, recordando que la paliza del Camp Nou. Un partido que representa una temporada entera. Una calamidad.

Asumido eso, el horror, tratar de ponerle palabras: "No es solo actitud, no es solo táctica, es todo. Tenemos que correr más, dar la cara más, pelear más. Tienen que dar el máximo. Lo de hoy es lo que estamos haciendo toda la temporada". Casemiro asumía los errores, de un modo implícito también la falta de actitud, pero no quería cargar las tintas contra su jefe, el entrenador Julen Lopetegui, probable despedido después de lo ocurrido.

"Nosotros somos los culpables de lo que está pasando en el Real Madrid y hay que trabajar para mejorar. Lo que te he dicho, es que estamos así como en la temporada, jugamos ratos bien, hemos empezado bien la segunda parte, hemos tenido oportunidades para el 2-2, pero es la temporada, es un desastre, estamos jugando muy mal todos. Todos. Hay que dar la cara", enfatizaba el mediocentro brasileño, que pasó a ser central en el único rato en el que el Madrid pareció un equipo de élite. Un espejismo.

Es difícil saber cómo se arregla algo así, y en caliente las palabras lo que dicen es tiempo. "Hay que tener tranquilidad, paciencia, sabemos que no estamos bien, tenemos que tener tranquilidad, querer mejorar", trataba de componer en su discurso Casemiro. Pedirle paciencia al aficionado blanco no deja de tener cierta guasa, pues el enfado es lo más lógico. Quizá es un mensaje a Florentino Pérez, como pidiéndole que no despida a un entrenador que parece sentenciado.

"No podemos hablar del entrenador, son los jugadores los que están dentro del campo, somos los jugadores los culpables. Hay que trabajar", resumía una vez más el jugador, ya veterano y bregado en mil batallas. La defensa, aunque tibia, del entrenador, va en el sueldo. Si hay el cambio, que es probable, públicamente siempre lo defenderán.

Lopetegui, acrítico

La fuerza de las frases de Casemiro contrasta mucho con lo que luego expreso Julen Lopetegui. Él, en un 5-1, no ve que el problema es grave. "Es dura, una derrota siempre es dura, la sensación de que hemos tenido el momento para darle la vuelta, hemos podido ganar el partido en la segunda parte. En la primera ellos fueron mejores", aceptaba el todavía entrenador del Real Madrid, como si el encuentro hubiese sido equilibrado.

"Hemos tenido ocasiones para marcar, pero bueno, no ha sido, y han venido más infortunios. El tercer gol ha terminado con nuestras ilusiones", razonaba Lopetegui, como si la derrota fuese una cuestión de azar. "El castigo es excesivo, era un partido muy abierto, creo que el resultado no refleja la realidad del partido", remarcaba el entrenador.

"Estoy triste, como está el vestuario, pero fuerzas tengo, soy entrenador, tengo fuerzas para pensar que es reversible, tengo confianza en el grupo. Hay jugadores que, por las circunstancias, les ha costado coger el momento de forma, y nos han castigado las lesiones", explicaba el técnico. Jugaba contra un equipo que tenía en la enfermería a Messi y a Umtiti, dos jugadores clave.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios