tenían que dar su aprobación

Pedro Sánchez rechaza el Girona-Barcelona que La Liga propone disputar en Miami

La reunión entre Infantino, Rubiales y Pedro Sánchez puso de acuerdo a tres instituciones que no quieren que se juegue la Liga en Estados Unidos. Temor por la tensión política

Foto: La reunión entre Infantino, Sánchez y Rubiales. (EFE)
La reunión entre Infantino, Sánchez y Rubiales. (EFE)

La Federación Española de Fútbol siempre sospechó del partido en Miami. La reunión del presidente Luis Rubiales con Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Gianni Infantino, de la FIFA, ha tenido consenso: el partido es muy problemático. Tanto, que es posible que alguna de las tres instituciones lo detenga en seco, aunque es una decisión que está por tomarse aún. Los tres, en mayor o menor medida, tienen voz y voto en esta historia, pues el encuentro tiene que ser aprobado previamente por la federación, la FIFA y el Ministerio de Asuntos Exteriores. En esa reunión, y tal como se adelantó en El Confidencial, se acordó la posibilidad de que España organice un Mundial o una Eurocopa.

Uno de los motivos por los que se está pensando en no dar el plácet a este proyecto es, precisamente, el encuentro elegido, según fuentes conocedoras de la situación. El Girona-Barcelona es un partido con unas connotaciones políticas importantes, y la idea de exportarlo y que pueda llamar la atención internacionalmente no gusta ni en la federación ni en el Gobierno, por lo que han decidido detener la iniciativa. Es un problema que se está tratando dentro del Ejecutivo.

Además, aunque la federación ha sido cauta las últimas semanas, es bien conocida la pésima relación que tienen Luis Rubiales y Javier Tebas. La RFEF tiene hasta el 5 de enero para tomar una decisión, y no se plantea darse demasiada prisa para conseguir la postura adecuada. De momento, de hecho, el presidente de la federación se ha marchado a Estados Unidos, en una gira que le llevará a varias ciudades donde busca promocionar el fútbol español.

Conversación "de notable alto"

Otras fuentes consultadas recuerdan que Gianni Infantino ya se mostró contrario a la posibilidad de que se disputase este partido fuera de España. En este caso, sus reticencias tienen mucho más que ver con su idea del fútbol mundial que con el tema político concreto que tiene este Girona-Barcelona. El presidente de la FIFA no está dispuesto a que el fútbol se vaya de sus lugares tradicionales.

La reunión que se ha celebrado en Moncloa ha tenido un ambiente muy distendido, entre los tres dirigentes hay sintonía. De hecho, Infantino y Rubiales se han visto en varias ocasiones, a pesar de que el dirigente español lleva poco más de tres meses en el cargo. El presidente de la FIFA acudió a la asamblea de la RFEF y ahora a España, donde también ha visto a Pedro Sánchez, con quien coincidió recientemente en la final del Mundial sub-20 femenino.

El presidente de la FIFA, que tiene fama de afable y bromista, salió contento de la reunión con los dirigentes españoles. Es más, la calificó de "notable alto". En ella, se tocó el tema del partido en Miami superficialmente, pero también otras cuestiones como la importante Ley del Deporte que se está tramitando actualmente, e incluso dio tiempo de hablar del excelente partido que jugó España contra Croacia.

Javier Tebas ha urdido durante meses este plan, pero desde el primer momento supo que llevarlo a cabo necesitaría una serie de apoyos que bien podrían resistirse. En declaraciones a este periódico, el día que se anunció, él mismo fue quien relató quiénes tendrían que estar de su lado. Pues bien, ni FIFA, ni RFEF ni el Gobierno de España. Si todo esto se confirma no habrá, al menos no por el momento, partido de Liga fuera de territorio español.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios