está en obras

El estadio del Rayo Vallecano, obligado a cerrar por falta de seguridad

La Comunidad de Madrid, La Liga y el Rayo acuerdan que hay que cerrar el estadio de Vallecas hasta mediados de octubre para terminar las obras que garanticen la seguridad

Foto: El equipo del Rayo Vallecano, en el primer partido de Liga disputado en Vallecas contra el Sevilla. (EFE)
El equipo del Rayo Vallecano, en el primer partido de Liga disputado en Vallecas contra el Sevilla. (EFE)

El estadio de Vallecas se ve obligado a cerrar sus puertas después de una reunión que han mantenido la Comunidad de Madrid, La Liga y el Rayo Vallecano para evaluar la seguridad del recinto, que se encuentra en obras. Después del percance que sucedió en la primera jornada de Liga, con la visita del Sevilla, en la que un niño sufrió un caída en unos escombros sin que hubiera que lamentar daños, se pusieron en alerta la peligrosidad y los riesgos. La empresa constructora Fonsan es la encargada de la remodelación de unas infraestructuras que requieren pasar la aprobación técnica de edificios; infraestructuras que son propiedad de la Comunidad de Madrid, pero de las que el club se encarga del mantenimiento, quien en ningún momento ha solicitado a La Liga que las primeras jornadas se disputaran fuera de Vallecas hasta conseguir terminar las obras.

Las protestas de los aficionados por el deterioro de las gradas y el resto de zonas de accesibilidad han provocado una reunión entre los diferentes organismos que han concluido con el cierre por motivos de precaución. Solo falta por conocer dónde se jugarán los próximos partidos asignados como local, aunque la primera decisión ha sido la de aplazar el encuentro ante el Athletic de la jornada tercera. Así lo confirmó la Liga en un comunicado, en el que anunció la decisión de la Comunidad de Madrid de "no celebrar ningún evento deportivo con asistencia de público en dicho estadio desde el 1 de septiembre hasta la finalización de las obras".

Si bien la Comunidad de Madrid instó tanto a la Liga como al club a buscar una alternativa —entre las que se encontraban la posibilidad de jugar como visitante en campo contrario, buscar un estadio alternativo dentro de la comunidado o jugar a puerta cerrada, además de aplazarlo—, finalmente la decisión que se ha tomado ha sido la de posponer, al menos, el Rayo Vallecano - Athletic de Bilbao que tenía que jugarse el próximo sábado 1 de septiembre.

Para los siguientes partidos, La Liga trabaja para encontrar la solución más satisfactoria. Tampoco está claro cuándo se podrá tener una fecha exacta para la reapertura del estadio. En principio, se estima que hasta mediados de octubre no estarán más avanzadas las diferentes obras de remodelación que garanticen la seguridad de los aficionados. La otra opción podría pasar por encontrar un estadio en la comunidad o jugar los siguientes partidos de visitante. Sin lugar a dudas, un contratiempo para el equipo vallecano, pero sobre todo para los socios y aficionados.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios