no ha durado ni un año

La corta vida de Paulinho en el Barcelona para regresar al Guangzhou chino

Paulinho regresa a China para volver a jugar en el Guangzhou Evergrande después de no haber estado ni un año en el Barcelona. El club busca centrocampistas con más talento

Foto: Paulinho se lamenta durante un partido con el Barcelona en el Camp Nou. (Efe)
Paulinho se lamenta durante un partido con el Barcelona en el Camp Nou. (Efe)

Paulinho no ha durado ni un año en el Barcelona. Uno de los fichajes que más críticas recibió -cuando se hizo oficial la operación el 14 de agosto de 2017- porque tenía 29 años, venía del fútbol chino y costó 40 millones de euros -lo mismo que David Villa, la cuarta contratación más cara del club azulgrana- decide regresar al Guangzhou Evergrande. La operación es todo un misterio porque Paulinho consiguió lo más difícil. Convenció a sus críticos de que no era un ex jugador que venía de China, hizo goles con facilidad llegando desde atrás, demostró estar preparado físicamente y fue uno de los más destacados en el doblete -Liga y Copa- de la primera temporada de Ernesto Valverde. Pero su fútbol nunca enamoró a la exigente grada del Camp Nou.

El equipo chino del Guangzhou Evergrande ha anunciado, antes que el Barcelona, en un comunicado oficial el regreso del brasileño a la Superliga china. El cambio en la estrategia de fichajes del Barça y el sueldo que le ofrecen son las claves de la vida tan corta que ha tenido Paulinho. El Barcelona, ya sin Andrés Iniesta, busca centrocampistas que la toquen y vuelvan a conectar con una grada que demanda un fútbol más refinado que simplemente práctico o la vuelta a un estilo que está en las antípodas del perfil de Paulinho.


William Borges da Silva, cerca de cumplir 30 años (9 de agosto), es uno de los deseados. William no rejuvenecería el equipo, pero tiene más calidad y fantasía que Paulinho. Juega a otra velocidad y mezcla mejor con Messi. Es uno de los objetivos, aunque lo difícil será sacarlo del Chelsea porque las informaciones que llegan dicen que puede costar 80 millones de euros. Bartomeu iba a pagar 100 millones por Griezmann y ahora hay que mirar otras opciones. No sólo está William. Aparece el nombre del francés Rabiot (23 años) del Paris Saint Germain y el de Frenkie de Jong (21años) del Ajax, opción para 2019.

Paulinho persigue a Lukaku. (Efe)
Paulinho persigue a Lukaku. (Efe)


Arthur para darle más fantasía

Paulinho se va del Barcelona porque va a ganar más dinero en China, además de darse cuenta de que no es de los que enamora en la filosofía culé. En la Superliga china es una estrella, el Guangzhou Evergrande le dobla el sueldo -14 millones de euros netos- y el Barcelona se ha encontrado con que no sólo recupera los 40 millones de euros pagados hace menos de un año sino que puede ingresar otros 10 millones. Los chinos informan de una cesión con opción de compra de 50 millones de euros. El Barcelona libera una ficha de extracomunitario.

Una operación sorprendente que se ha ido fraguando durante el Mundial cuando en el Barcelona decidieron que hay que incorporar a otro centrocampista brasileño. Se trata de Arthur Melo (21 años) por el que pagará al Gremio una cantidad de 33 millones de euros más otros 9 millones en variables. Además, hay que hacer caja porque Valverde quiere otro central que no sea Yerry Mina -con cartel de transferible- y el elegido es el francés del Sevilla, Clément Lenglet (23 años) por el que el Sevilla pide la cláusula de 35 millones de euros. Paulinho ha abierto la operación salida en la que entran André Gomes, Rafinha, Aleix, Alcácer y Yerry Mina.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios