no contar con un goleador 'top' lastra al atleti

La soledad de Griezmann es la gran desgracia del Cholo Simeone

No pudo el Cholo Simeone reclutar un goleador de primer nivel y lo está pagando el Atlético de Madrid, más un Griezmann que salió muy tocado del Santiago Bernabéu

Foto: Antoine Griezmann, desolado tras uno de los goles de Cristiano Ronaldo. (Reuters)
Antoine Griezmann, desolado tras uno de los goles de Cristiano Ronaldo. (Reuters)

Cumple su tercera temporada en el Atlético de Madrid y salvo una milagrosa remontada en el partido de vuelta, Antoine Griezmann volverá a quedarse sin levantar un trofeo un año más. Abandonó el Santiago Bernabéu este pasado martes muy tocado, tras sufrir una derrota contundente, también porque su producción en ataque fue nula. Un día más padeció el atacante francés no tener unos metros por delante un goleador de primer nivel mundial. Más si cabe el Cholo Simeone, que siempre tuvo claro que sin esa pieza vital sería muy complicado aspirar a ganar títulos, mucho más la Champions League, un torneo maldito, por ahora, a orillas del Manzanares

"Como somos el Atlético de Madrid, posiblemente seamos capaces de remontar", disparó Simeone en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. En el fútbol todo es posible, pero estaría más tranquilo el entrenador argentino si tuviera ese ariete de primer nivel que tanto reclamó, sin éxito, a los ejecutivos que toman las decisiones en el club. Insistió e insistió, pero la realidad económica acabó imponiendo su ley. Es el elemento que más ha echado en falta el técnico durante este curso, para que ahora el escenario fuera otro, tanto en LaLiga como en la Champions League. Este martes, ese delantero fue añorado más que nunca por Simeone.

Desde que fue traspasado al Chelsea, llora su ausencia Simeone. En privado, más esta temporada, evoca los tiempos en los que tenía a sus órdenes un atacante descomunal, un ingrediente que, en su opinión, hubiera dado ese plus determinante al Atlético de Madrid. "Hice todo lo posible para regresar, pero no sucedió. Ya no me pelearía igual —con Antonio Conte y el Chelsea— para volver", dijo en 'Onda Cero' Diego Costa. "Cuando el Atlético tuvo que esperarme, no lo hizo", remató. Y el Cholo, seguro, lloró más nunca al de Lagarto en la negra noche vivida en el Santiago Bernabéu.

En la imagen, Simeone da instrucciones a Griezmann. (EFE)
En la imagen, Simeone da instrucciones a Griezmann. (EFE)

En junio del año pasado rubricó la prórroga y mejora del contrato de Griezmann. Firmó hasta 2021, pero tanto él como sus agentes se mantuvieron firmes en lo relacionado a la cláusula de rescisión. El club quería marcar su libertad en una cantidad superior de los 100 millones de euros, pero el futbolista no accedió. Dudó el delantero antes de firmar, no teniendo claro que Simeone siguiera al frente del equipo. Cuando el argentino le confirmó que no haría las maletas, cambiando el plan que tenía en su cabeza, estampó su firma. Quedar fuera de la final de Cardiff supondría un tremendo revés para la estrella rojiblanca, que sabe que grandes clubes no se olvidan de él. Clubes de más potencial.

Con una progresión superlativa en los últimos años, el Cholo quería colocar al lado de Griezmann un depredador superior. Se tuvo que conformar con Gameiro, que nunca le llenó, mientras Fernando Torres tampoco le ha convencido. El nuevo proyecto depende de la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que en breve dará permiso, o no, al club para fichar en la próxima ventana. Pase lo que pase en el partido de vuelta, la contratación de un delantero goleador se puede dar por segura. Simeone apretará más que nunca para tener a sus órdenes ese componente letal que necesita un grande.

[Más noticias del Atlético de Madrid]

Cuando Diego Costa se comprometió en enero de 2014 con el Chelsea para incorporarse al equipo de Londres en verano, supo Simeone que tenía un problema entre manos. El club apostó por Mandzukic, pero ya en pretemporada no le convenció al técnico el tanque croata. Por ello contactó con Fernando Torres, que no pudo ser fichado entonces pero sí meses después. El mexicano Raúl Jiménez, mientras, tampoco fue una solución. La pasada temporada fueron Jackson Martínez y Vietto los elegidos por el Cholo, envites fallidos por completo. Ninguno de ellos ha rendido. Cavani, Higuaín, Aubameyang, Morata... Nombres que aparecieron en escena, pero que no pudieron contratarse. Griezmann, mientras, sigue viviendo sin el perfecto compañero de ataque. Una desgracia para él, más para Simeone.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios