Es noticia
Menú
La fiel asistente de la media sonrisa que siempre ha cuidado a Sebastian Vettel
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
RESPONSABLE DE COMUNICACION Y RRPP

La fiel asistente de la media sonrisa que siempre ha cuidado a Sebastian Vettel

Desde que se conocieron en Red Bull, Britta Roeske y el alemán han sido inseparables. Ha sido la asistenta de prensa que ha tenido en todos los equipos y una persona de confianza

Foto: Britta Roeske ha sido la figura que ha gestionado las apariciones públicas de Sebastian Vettel desde hace una década. (EFE/Srdjan Suki))
Britta Roeske ha sido la figura que ha gestionado las apariciones públicas de Sebastian Vettel desde hace una década. (EFE/Srdjan Suki))
Más información

Leyenda o no, muchos pilotos de Fórmula 1 señalan cómo la competición absorbe sus vidas con dedicación absoluta, física y mentalmente. Sin olvidar el peaje de viajes en una temporada de 22 -o más- grandes premios. Pero un piloto necesita, además, cubrir otras numerosas áreas propias de sus multifacéticas funciones. Sin la contribución de determinadas figuras en la sombra, sería imposible la concentración necesaria para rendir al más alto nivel.

Algunas de ellas tienen presencia pública y otras se mueven entre bastidores. Angela Cullen sigue a Lewis Hamilton a todas partes en un circuito, dedicada a su bienestar físico y mental. Las imágenes de televisión muestran en muchas ocasiones a Carlos Oñoro, el hombre de confianza de Carlos Sainz, que cubre numerosos frentes de su vida personal y profesional. Fernando Alonso ha tenido a Luis Garcia Abad como wing man. Ahora esa función la ejerce su amigo Alberto Fernández.

placeholder Se conocieron en Red Bull y, desde entonces, siempre ha trabajado para el piloto alemán a título personal. (EFE/David Ebener)
Se conocieron en Red Bull y, desde entonces, siempre ha trabajado para el piloto alemán a título personal. (EFE/David Ebener)

A todos ellos les distingue su eficacia, y también su discreción, para una labor de alta responsabilidad. Sin embargo, el caso de Brita Roeske es particular. Hasta ahora, y durante más de una década, ha sido la sombra de Sebastian Vettel desde que llegó a Red Bull. Se ha ocupado de su comunicación y de las relaciones públicas, a cargo económico del alemán desde se marchó a Ferrari. "Si yo sigo, sigue Britta conmigo…". Esa fue una de las condiciones de Vettel al llegar a Aston Martin. A partir de ahora será una de las figuras más cotizadas del paddock para otros equipos tras la retirada de Sebastian. Siga o no en la Fórmula 1, ha dejado huella en el paddock desde la mayor de las discreciones.

El binomio

Elegante, serena, la personificación de la perfecta maquinaria de relaciones públicas... Sebastian Vettel encontró en Britta a una figura con la que se identificó plenamente desde el primer momento. "Sebastian sigue siendo la misma persona que conocí en su día", reconoce la alemana. Si algo ha distinguido al alemán en toda su trayectoria en la Fórmula 1 es no haber sido divo. En Ruerke encontró su alter ego para la comunicación y otras parcelas de su vida.

Britta Rueske comenzó a trabajar en Renault, en su departamento de comunicación. En el Gran Premio de Alemania de 2004, en Nurburgring, fue presentada a Flavio Briatore, quien la invitó a trasladarse a Estone y entró en el equipo de Fórmula 1. Nacida en Essem (Alemania), licenciada en Periodismo, con estudios de Economía e idiomas, fue contratada por Red Bull a poco de adquirir el equipo Jaguar.

placeholder Siempre en la sombra, la figura de Britta Roeske no ha pasado desapercibida entre los aficionados. (Reuters/Toru Hanai)
Siempre en la sombra, la figura de Britta Roeske no ha pasado desapercibida entre los aficionados. (Reuters/Toru Hanai)

Como puede apreciarse durante las entrevistas en los grandes premios, los pilotos son siempre acompañados por un miembro del equipo, que graba sus intervenciones. Además, en coordinación con el departamento de comunicación, gestiona la petición de entrevistas y sus apariciones públicas. Una siempre al lado del otro. Vettel y Rueske se convirtieron en un binomio y ella, en la sombra del alemán.

Defensa entre bastidores

La relación de Vettel con Rueske evidenció su dimensión cuando el piloto alemán se marchó a Ferrari, porque la alemana lo siguió. Se integró en el equipo italiano, pero a título de asistente personal del piloto. Todas sus apariciones públicas eran gestionadas por Britta, incluso aquellas ajenas a la vida profesional del piloto alemán. Se convirtió en la gestora del enlace de Vettel con el resto del mundo. Pero también ha llevado a cabo un oscuro trabajo en la sombra al gestionar discretamente, y entre bastidores, las opiniones de algunas importantes figuras mediáticas en contra de su jefe, en especial cuando eran particularmente duras o poco ajustadas a la realidad. Por ejemplo, cuando David Coulthard criticó al piloto alemán desde su primera carrera en Aston Martin.

placeholder Roeske ha seguido a Vettel a todos los equipos desde que dejó Red Bull, integrándose en su departamento de comunicación. (Scuderia Ferrari)
Roeske ha seguido a Vettel a todos los equipos desde que dejó Red Bull, integrándose en su departamento de comunicación. (Scuderia Ferrari)

Siempre extremadamente discreta; siempre colaboradora en la sombra, mostraba numerosos detalles humanos en la misma línea que su piloto. Todas las peticiones de apariciones públicas de Vettel pasaban por ella, así como los múltiples compromisos personales del alemán con los aficionados. Ella hacía llegar a su piloto mensajes y regalos de los fans. Además, también atendía los compromisos de Vettel en los grandes premios. Como aquella ocasión en la que le solicitaron que enseñara el box a los hijos de un invitado y, sin que nadie se lo pidiera, les introdujo en uno de las reuniones técnicas con los pilotos de Fórmula 1.

¿Seguirá a Sebastian Vettel?

Con el tiempo, Roeske también se responsabilizó de otras áreas de la vida personal de Vettel. El alemán no ha contado con la tradicional figura del manager de otros pilotos como, por ejemplo, Nicolas Todt y Charles Leclerc, que gestionan todos los aspectos de su vida, incluyendo las negociaciones con los equipos. Este no ha sido el caso de Sebastian, que ha negociado él por su cuenta. El teutón tampoco ha puesto su imagen en manos de grandes agencias internacionales, como Lewis Hamilton, y no ha utilizado las redes para reforzar su perfil. Solo ahora, en su retirada, ha abierto una cuenta de Instagram como vehículo de comunicación.

Rueske también siguió a Vettel a Aston Martin. Resta saber qué pasará con su futuro, tan personalmente vinculado a la trayectoria del piloto alemán. Hace poco reconoció que viaja casi 200 días al año. Quizá desee parar y rechazar las ofertas que, a buen seguro, le llegarán desde otros equipos. ¿Seguirá la dama de la media sonrisa en el paddock de Fórmula 1 o el destino de su jefe y amigo, Sebastian Vettel?

Leyenda o no, muchos pilotos de Fórmula 1 señalan cómo la competición absorbe sus vidas con dedicación absoluta, física y mentalmente. Sin olvidar el peaje de viajes en una temporada de 22 -o más- grandes premios. Pero un piloto necesita, además, cubrir otras numerosas áreas propias de sus multifacéticas funciones. Sin la contribución de determinadas figuras en la sombra, sería imposible la concentración necesaria para rendir al más alto nivel.

Sebastian Vettel Fórmula 1 Lewis Hamilton Fernando Alonso
El redactor recomienda