Es noticia
Menú
La retirada de Vettel y su 'otra historia' oculta: ¿y si todo no fuera como nos lo han contado?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
TIEMPOS DE COMUNICACIÓN CORPORATIVA

La retirada de Vettel y su 'otra historia' oculta: ¿y si todo no fuera como nos lo han contado?

En un mundo tan corporativo como la Fórmula 1 actual, donde cada palabra está medida al punto, nunca sabes cuándo es genuina o cuándo está al servicio de un mensaje oficial

Foto: Vettel, durante los libres de Hungría. (EFE/Zoltan Balogh)
Vettel, durante los libres de Hungría. (EFE/Zoltan Balogh)

No tenemos por qué dudar de Sebastian Vettel ni de Aston Martin cuando escenifican el anuncio de la retirada del tetracampeón alemán de la Fórmula 1. Lo más probable es que la realidad de la historia sea tal y como nos la han contado piloto y equipo. Pero con la cantidad de precedentes recientes de comunicación corporativa donde oficialmente se dice una cosa y, en realidad, está sucediendo otra, vale la pena hacer un ejercicio de pensar en cómo podría ser esa 'otra historia'.

Como ejemplo, vean lo sucedido con el fichaje (o no fichaje) de Alex Palou por McLaren y el comunicado simultáneo que hizo su todavía equipo, Chip Ganassi Racing. Si ya resulta impactante que un equipo anuncie de mutuo acuerdo la renovación de un contrato cuando tal situación no existía, qué decir de incorporar unas palabras del piloto (Palou) que nunca existieron. En el mensaje oficial, el piloto español hablaba de su felicidad por continuar en un equipo donde se demostró que no tenía ninguna intención de seguir. La comunicación corporativa tiene estas cosas. Aunque hoy en día sea más necesaria que nunca ante la desinformación surgida de las redes sociales, también obliga a tomarla con pinzas, no vaya a ser que estemos ante un simple medio al servicio de unos intereses o de un relato concreto.

Foto: Vettel, contento antes de un entrenamiento libre. (Reuters/Lisa Leutner)

El anuncio de la retirada del piloto alemán casualmente (o no) se hizo en su recién abierto canal de Instagram. No deja de resultar curioso que Vettel, que ha sido siempre absolutamente reacio a estar presente en las redes sociales, aparezca justo el día que anuncia su retirada de Fórmula 1. Y no hizo su 'debut' de cualquier forma, sino a través de una muy cuidada puesta en escena, con un discurso leído en un 'teleprompter' muy bien elaborado, pero nada espontáneo. Esta medición de tiempos, palabras y formas podrían indicar que, al igual que el caso de Alex Palou, la intrahistoria de la retirada del piloto de Aston Martin es bien distinta de lo que la 'oficialidad' quiere indicarnos.

Los hechos oficiales ya los conocemos ampliamente, después del bombazo informativo que ha supuesto el anuncio, por lo que hagamos un ejercicio de imaginación sobre cómo sería la 'otra historia', esa que quizá no nos hayan contado. ¿Cuál o cuáles podrían ser los motivos reales de la retirada de Seb? Empecemos, en primer lugar, analizando el comportamiento de la persona clave en este asunto: Lawrence Stroll Sr, es decir, el empleador actual de Sebastian Vettel y, por tanto, la persona que tiene la última palabra sobre su continuidad y salario dentro de Aston Martin.

Es obvio que Vettel es quien mueve ficha primero al anunciar que no quiere seguir, por lo que poco tiene que contar la opinión de Stroll. Pero podría resultar también que Vettel hiciera el anuncio de su retirada después de que Aston Martin le confirmara que no cuenta con él para la próxima temporada. Sin opciones realistas de seguir en un equipo que le pagara un salario similar y sin horizonte competitivo relevante, la salida más honrosa es la retirada. Porque no te echan, te vas tú. A fin de cuentas, algo similar le ocurriría a Fernando Alonso si Alpine no quisiera renovarle y Aston Martin no quisiera ficharle. Con los asientos cerrados en Red Bull, Ferrari y Mercedes, no parece creíble que el español optara por un equipo sin millones saliéndoles por las orejas ni opciones potenciales de victoria, tipo Sauber o Haas.

Quedaría la opción de McLaren, que en un momento dado se rumoreó como posible destino para Sebastian Vettel, pero después del fallido experimento de Ricciardo y la espectacular consolidación de Lando Norris, los británicos no necesitan ahora a un veterano que les saque las castañas del fuego en los momentos difíciles, porque ya lo tienen. Lo que necesitan ahora es otro joven como Alex Palou que, por velocidad, mantenga en permanente tensión a Norris. Por tanto, la única opción realista para que Vettel continuara en Fórmula 1 sería seguir en Aston Martin.

Mike Krack, el Team Principal de Aston Martin, siempre se ha deshecho en elogios hacia Vettel y lo ha señalado como un factor clave para el progreso del equipo, pero Stroll Sr. —que, a fin de cuentas, es el que firma los cheques— ha sido bastante parco en palabras durante toda la fase de especulación acerca de su futuro en el equipo, incluyendo todos los rumores acerca de una posible contratación de Fernando Alonso para sustituirle. Una vez lanzado el mensaje de retirada por parte de Vettel, Stroll Sr. ha tenido con el alemán las palabras de afecto de rigor y ha señalado el interés de seguir contando con sus servicios en el futuro. Pero ¿y si las intenciones reales fueran otras?

Es evidente que a Lance Stroll, como canadiense, no le debió de hacer mucha gracia que su piloto estrella le generara un conflicto político de primera magnitud cuando calificó a Canadá como 'terrorista ambiental'. Tampoco ha debido de hacer mucha gracia al patrocinador principal del equipo Aramco, que es la principal empresa petrolífera del mundo, el activismo de Vettel en contra de todo lo que representa por contaminante. Ni siquiera debió de hacer mucha gracia al equipo, que nada más comenzada la guerra de Ucrania, Vettel declarara de forma unilateral que "había tomado la decisión de no correr en Rusia". Y no es cuestión de que le pueda faltar razón a Vettel en sus protestas, pero como en cualquier empresa, siempre es bueno consultar antes cualquier decisión de este tipo. Y nada de esto ha ocurrido, pues Vettel no solo ha ido por libre, sino que incluso ha sido desafiante al hacer gala de su condición de 'verso suelto'.

placeholder Sebastian Vettel. (Reuters/Bernadett Szabo)
Sebastian Vettel. (Reuters/Bernadett Szabo)

Vettel no ha destacado este curso

Porque no olvidemos que con todo lo criticado que ha sido Lance Stroll Jr. —cuyo único mérito parece radicar en el 'monedero' de su padre— tampoco es que Sebastian Vettel haya mostrado un nivel descomunalmente superior al del piloto canadiense. Solo faltaba que con cuatro campeonatos del mundo a sus espaldas y un salario estratosférico, Vettel no vaya por delante de Stroll en el campeonato. A fin de cuentas, Nico Hulkenberg ya lo hizo en las dos carreras en las que sustituyó a Vettel, por lo que el razonamiento resulta inevitable. Si Vettel no ofrece un plus sobre Hulkenberg, quedémonos con Hulkenberg, que es mucho más barato. Sí, Vettel es un nombre mucho más popular desde el punto de vista mercadotécnico, pero por los motivos anteriormente expuestos también cabe preguntarse si la actitud y el activismo de Vettel es el tipo de publicidad que Aston Martin y Aramco necesitan.

Nunca sabremos cómo será la 'otra historia' o si ni siquiera existe 'otra historia', pero la retirada de un peso pesado del campeonato como es Sebastian Vettel bien vale preguntarse si podría haber otras razones distintas de las oficiales para su adiós. El diablo suele estar en los detalles aparentemente ocultos

No tenemos por qué dudar de Sebastian Vettel ni de Aston Martin cuando escenifican el anuncio de la retirada del tetracampeón alemán de la Fórmula 1. Lo más probable es que la realidad de la historia sea tal y como nos la han contado piloto y equipo. Pero con la cantidad de precedentes recientes de comunicación corporativa donde oficialmente se dice una cosa y, en realidad, está sucediendo otra, vale la pena hacer un ejercicio de pensar en cómo podría ser esa 'otra historia'.

Fórmula 1 Sebastian Vettel Canadá
El redactor recomienda