La vida eremita de Lewis Hamilton para protegerse de un covid que al final le atrapó
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
MEDITACION, YOGA, LECTURAS, ANÁLISIS...

La vida eremita de Lewis Hamilton para protegerse de un covid que al final le atrapó

Hamilton ha aprovechado el aislamiento y la soledad para protegerse del covid, un proceso que le ha perfeccionado más si cabe como piloto y le ha hecho crecer a nivel personal en 2020

Foto: Lewis Hamilton ha dado positivo en Covid después de haber logrado todos los objetivos y su más alto nivel ese rendimiento (REUTERS)
Lewis Hamilton ha dado positivo en Covid después de haber logrado todos los objetivos y su más alto nivel ese rendimiento (REUTERS)

Lewis Hamilton ha vivido en 2020 como un monje eremita, “este año he sacrificado más que en toda mi vida, y lo ha hecho todo muy complicado”, reconocía justo antes de rematar su séptimo título. Pero nada más cumplir todos sus objetivos, el Covid 19 también le ha atrapado.Toto Wolff reconocía que solo negociaría la renovación del británico una vez resuelto el título, para evitar el menor contacto físico. En 2020 se trataba de evitar radicalmente cualquier riesgo que amenzara sus objetivos deportivos. “Desde que empezó la temporada en junio, tanto mi equipo como yo hemos tomado todas las precauciones que se podían tomar, siguiendo las reglamentaciones en todas partes para poder estar seguro…” explicaba en su comunicado anunciando el positivo.

Nunca en su trayectoria antes había logrado tal nivel de rendimiento, fruto también del aislamiento forzoso para protegerse del Covid. Ha triturado todos los records de victorias y poles en la historia de la Fórmula 1 “Este año, con el Covid, hemos tenido más tiempo para concentrarnos en las áreas de debilidad", explicaba tras el título. Los números hablas por sí solos. Once victorias en quince carreras, con el mayor porcentaje de puntos sobre el total disponible en una temporada. Tras su séptimo título, Lewis Hamilton explicaba cómo esa vida de eremita, con sus momentos de soledad, ha contribuido a cambiar su visión en muchas facetas de la misma, incluyendo su condición de piloto.

"Te sientes solo"

A partir del confinamiento, y especialmente desde junio, todos los pilotos se envolvieron en una burbuja en cada gran premio y entre carreras. En su caso, Hamilton dejó traslucir un cierto sentimiento de soledad que exteriorizó por primera vez en septiembre. “Hay dos lados de mí. Primero, el que veis en televisión, el piloto competitivo, sin piedad, hambriento de victorias que hay en mí que sale cuando cierro el visor. Entonces sale a la luz, y todos mis temores, inseguridades y dudas se quedan a un lado y ese piloto se dispara hasta que no esté hecho el trabajo”, explicaba en un post en las redes sociales, “siento que tengo superpoderes que siempre he soñado con tener, pero detrás del volante”.

También añadía la vertiente íntima con la que ha debido lidiar durante sus tiempos de aislamiento. “Segundo, estoy yo, alguien que descubre la vida, día a día, como vosotros. Y como muchos de vosotros, intento hacerlo lo mejor que puedo en todo. También tengo muchos días difíciles, especialmente en la burbuja en la que estamos inmersos…. Te sientes solo, echas de menos a tu familia y amigos, y entre carreras no hay mucho tiempo para nada, solo trabajar. Hamilton terminaba defendiendo la vulnerabilidad y la necesidad de buscar ayuda. La que posiblemente estaba necesitando él mismo, separado físicamente de los suyos y su entorno personal desde junio.

Al llegar a Monza, la prensa le preguntó al respecto: “Lo voy gestionando, tengo un gran grupo de gente a mi lado. Creo que el Covid me ha dado tiempo para concentrarme en la comunicación y mejorarla con mi familia, en tener una relación más profunda con mi madre, con mi padre, mi hermano, mi hermana, y con todos aquellos con los que trabajo”. Porque anteriormente el británico no afrontó tiempos fáciles. “Llegamos y nos veís en televisión, pero es solo la punta de iceberg. Hay muchas cosas que pasan por detrás”.

"He empezado a meditar"

Hamilton ha procurado aprovechar el tiempo durante ese aislamiento para trabajar más si cabe en esa doble vertiente a la que se refería, la del piloto y la del ser humano. “Como mucha gente en todo el mundo, he tenido cosas en las que concentrarme y he logrado estar cómodo conmigo mismo, encontrar paz, estar centrado” Hamilton solo tenía contacto con su fisio personal, Angela Cullen, “gracias a Dios por Angela”, explicaba el británico, para agradecer cómo su amiga mitigaba el aislamiento, sin olvidad la necesidad de mantener su preparación física. “Hemos buceado juntos y hemos hecho surf, hemos corrido, ido al gimnasio... Hacemos yoga juntos, y medito ahora. Ambos tenemos una alimentación basada en vegetales, así que aprendemos juntos".

El británico pulía su vertiente interna, ese ‘otro’ Hamilton, que ha empezado a practicar meditación durante estos tiempos. “No pensaba que ayudaría mucho, pero la gente tiene una forma distinta de afrontar las cosas. Algunos siguen sufriendo al no encontrar algo que ayude a sanar, cosas que te ayudan a encontrar claridad y confort y paz”. También se ha dedicado a leer más, “ cosas que me están ayudando a entenderme mejor un poco más, también libros de autoayuda, he aprendido sobre patrones de mis niveles de energía, mis reacciones a los acontecimientos”.

A pesar de la soledad y el aislamiento, este período ha ayudado a Hamilton a ver su vida desde otra perspectiva. “Se trataba de intentar entenderme mejor a mí mismo, de mejorar en diferentes áreas, porque estoy lejos de ser perfecto, pero ha habido una gran mejora de mi vida diaria y del uso de la energía y la gestión de mi tiempo”. A pesar de todas sus precauciones, y una vez logrados sus objetivos en 2020, parece que Hamilton bajó la guardia.

Lewis Hamilton Toto Wolff Fórmula 1
El redactor recomienda