Es noticia
Menú
Leclerc desquicia a Verstappen en una 'pole' de infarto, Sainz es cuarto y Alonso, quinto
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Sin la lluvia esperada

Leclerc desquicia a Verstappen en una 'pole' de infarto, Sainz es cuarto y Alonso, quinto

El piloto neerlandés se vio obligado a abortar la última vuelta cuando luchaba codo con codo por la victoria con Leclerc, Hamilton y Checo Pérez. Alonso vuelve a estar arriba

Foto: Leclerc firma la novena 'pole' de su temporada. (Reuters/Edgar Su)
Leclerc firma la novena 'pole' de su temporada. (Reuters/Edgar Su)

"¿Pero qué cojones ha pasado aquí? ¿Qué estáis diciendo, chicos?". Las palabras de Max Verstappen al abortar la última vuelta en plena lucha por la 'pole' en el circuito de Marina Bay desataron la ira del campeón neerlandés, que vio cómo su máximo rival por un título que tiene prácticamente en el bolsillo, Charles Leclerc, se embolsaba la victoria del sábado. En una clasificación marcada por la prudencia en la Q1 y en la Q2 a calzar los neumáticos blandos en una pista más mojada de lo que se esperaba, pero sin presencia de la lluvia que sí que vimos en los Libres3, solo Aston Martin se atrevió a la transición en sus monoplazas. No les salió bien por poco. Y el resto siguió su estela.

En la Q3, viendo que la mejora había existido, todos los equipos se lanzaron a por una de las mejores 'poles del curso'. Lewis Hamilton llegó volando después de una Q2 donde George Russell dio la gran sorpresa al quedarse fuera del TOP10. Antes, Daniel Ricciardo y Esteban Ocon habían caído a la primera de cambios en una situación que ejemplifica el pobre nivel del australiano en estos momentos. En una recta final escandalosa en la Q3, la mayoría de pilotos iban tiñendo de morado los sectores. Primero Hamilton, luego Leclerc, incluso Fernando Alonso se asomó a la cabeza en un muy buen día del asturiano.

Al final, Charles Leclerc se llevó una extraordinaria 'pole' por delante de 'Checo' Pérez y Lewis Hamilton. Carlos Sainz no pudo colarse entre los tres primeros y saldrá cuarto el domingo, mientras que Fernando Alonso fue quinto. Solo 0.022 centésimas de segundo separaron al monegasco del mexicano y 0.054 de Hamilton. Unos números que demuestran lo tremendamente apretada que estuvo la clasificación... que no contó con la aparición estelar de Verstappen.

"Ha sido una clasificación muy complicada en la Q1 y en la Q2 por el estado de la pista, pero en la Q3 hemos optado por los blandos y ha dado sus frutos. Pensaba que no lo iba a poder hacer, pero al final sí", admitía Leclerc tras la 'quali'. "Ha sido muy, pero que muy especial hacer esto en una pista urbana, porque íbamos al límite", cerraba el monegasco. Las imágenes de Gazly deslizando, un derrape del propio Leclerc, Sainz rozando el muro o Verstappen salvándose por los pelos de impactar contra las vallas, así lo acreditaron.

"La salida será una buena oportunidad de atacar a Charles Leclerc e ir a por la victoria. Mañana podría llover en cualquier momento, así que será crítico para nosotros no cometer ningún error", confesó 'Checo' Pérez. Por su parte, vimos a un Lewis Hamilton feliz en lo que ha sido una temporada muy difícil para el heptacampeón del mundo: "Estuve muy cerca y fui a por la 'pole' con todo. Pensaba que quizás podría con una vuelta perfecta, pero estos chicos son muy rápidos y estoy satisfecho con salir desde la segunda fila".

"He sido el primero en pasar por meta de todos y eso es mucha desventaja. Nadie me dijo que tenía otra, pero aun así estuve a décima y media de la pole, por lo que no fui mal del todo. Mañana intentaré estar en la lucha y ganar si se puede", explicó Carlos Sainz en los micrófonos de DAZN F1. Sensación de amargura en las palabras del madrileño. Mejor le fue a Fernando Alonso en una quinta plaza fantástica, especialmente si la comparamos con la 18º de Esteban Ocon. Si mañana lloviese, quizás tendría una oportunidad de subirse al podio.

"¿Pero qué cojones ha pasado aquí? ¿Qué estáis diciendo, chicos?". Las palabras de Max Verstappen al abortar la última vuelta en plena lucha por la 'pole' en el circuito de Marina Bay desataron la ira del campeón neerlandés, que vio cómo su máximo rival por un título que tiene prácticamente en el bolsillo, Charles Leclerc, se embolsaba la victoria del sábado. En una clasificación marcada por la prudencia en la Q1 y en la Q2 a calzar los neumáticos blandos en una pista más mojada de lo que se esperaba, pero sin presencia de la lluvia que sí que vimos en los Libres3, solo Aston Martin se atrevió a la transición en sus monoplazas. No les salió bien por poco. Y el resto siguió su estela.

Fórmula 1 Charles Leclerc Fernando Alonso