Es noticia
Menú
"Estamos en carrera por mí": la paciencia del hermano mayor Alonso con el más pequeño
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
menor rendimiento del esperado

"Estamos en carrera por mí": la paciencia del hermano mayor Alonso con el más pequeño

Las más bajas temperaturas jugaron en contra de Alpine, con un Esteban Ocon que sacó los codos a Alonso a cada oportunidad, con una actitud poco inteligente para el equipo

Foto: El momento en que Ricciardo pasa a los dos Alpine tras la maniobra de Ocon. (F1)
El momento en que Ricciardo pasa a los dos Alpine tras la maniobra de Ocon. (F1)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Esteban Ocon, 26 años, renovado hasta 2024. Fernando Alonso, 41, discutiendo un contrato más allá de un año. En el Gran Premio de Hungría, se notaron las diferencias. Como ese paciente hermano mayor que mira al cielo comprensivo con las travesuras del pequeño. Una vez más, como en Arabia Saudí.

Todas las expectativas de Alpine creadas hasta el domingo se vinieron abajo. El cambio de temperatura y de condiciones de pista atragantaron al A522, quizás en la misma línea que a Ferrari. Alpine se marcha de vacaciones en buen pulso con McLaren. Pero si Fernando Alonso no aclara determinadas situaciones de puertas para adentro con su compañero de equipo, no sería el piloto que conocemos. Porque Alpine destacó más por el comportamiento de Ocon en la pista. "Chicos, los dos estamos en carrera por mí...".

"Nunca, nunca..."

Frente a las sensaciones de viernes y sábado, Alpine se quedó pronto descolgado en su ritmo de carrera. No se trataba del Paul Ricard y su calor, sino un Hungaroring cuya baja temperatura ambiental quemó la pólvora del A522. Desde la arrancada quizá sus pilotos intuyeron que la pugna principal sería interna. Salieron juntos, llegaron juntos. Por el camino Esteban Ocon repitió su a veces infantil obsesión por Alonso en detrimento del propio equipo, hasta el punto de poder arruinar la carrera de ambos.

Al arrancar, el francés solo vigiló por el retrovisor a su compañero, y todas sus maniobras de zigzag fueron destinadas a cerrar los huecos al español. Al margen de tan peligrosos vaivenes, abrió la puerta a Pérez y Hamilton. Para acabar, cerrojazo final al llegar al primer giro. Los dos rivales se colaron sin problemas, muchas gracias Esteban. Aunque luego la maniobra de la curva 6 justificaba del todo que se hinchara la vena del cuello cuando el francés sacó al español de la pista.

Ante la actitud del francés llegó el lógico mensaje de Alonso por la radio. Propenso a las hipérboles, es quien más kilómetros ha sumado en toda la historia de la Fórmula 1. "Nunca he visto una defensa como la que ha hecho Esteban, nunca". Sin duda, las habrá tenido peores en tantos años, pero no tanto por parte de tu propio compañero. Alonso pasó el informe del comportamiento de Ocon. Se escuchó varias veces la palabra 'never'. "Sigue concentrado", le pidió el ingeniero. "Chicos, los dos estamos en la carrera por mí…", remató el español.

Un piloto de Fórmula 1 no debe ceder nunca su posición por principio, ni siquiera a su compañero. Salvo órdenes, nada de alfombras rojas. Pero tampoco incidentes. La prudencia del hermano mayor evitó el contacto en la salida y pocas curvas más tarde. "La verdad es que tuve que levantar tanto en la curva 1 como en la 2 y luego en la 5 sobre todo, iba por fuera de él, fue bastante agresivo en esa primera vuelta, pero levanté y no nos tocamos". Alguien tenía que poner el sentido común.

Sin embargo, Ocon protagonizó más tarde otra innecesaria maniobra en la que confirmó esa obsesión por reafirmarse ante el hermano mayor en situaciones absurdas. Tras la parada en boxes y vuelta a la pista del francés, Alonso llegaba por detrás con Ricciardo pegado a los talones. Incomprensiblemente, Ocon obstaculizó a su compañero hasta la tercera curva, en vez de dejarle pasar por fuera, como intentaba el español, mientras fácilmente podía bloquear a Ricciardo. ¿Resultado? Otro regalo, pero en este caso al principal rival de Alpine en el campeonato. Ricciardo pasó a los dos de una tacada. De nuevo, muchas gracias, Esteban.

Los trapos sucios, en casa

La estrategia a una parada y el ritmo con neumático duro rompió la cintura de Alpine. Si no fallaba ninguno de los tres equipos punteros, un séptimo se antojaba como mejor resultado. En Paul Ricard, Alonso jugó con Lando Norris y terminó sexto ante el abandono de Leclerc. En Hungaroring, el británico superó a los dos Alpine. Gracias a que Ricciardo es un eslabón demasiado débil en el equipo británico. Pero el error de Ocon pudo haber costado muy caro tratándose del rival directo en el campeonato.

"Cada punto cuesta", explicaba un sudoroso Alonso al terminar la prueba. "Otra vez, una carrera en la que salíamos en buena posición nos ha costado sumar puntos después de mucha lucha. Sabíamos que a una parada [la carrera] iba a ser complicada". Al final, Ocon tuvo que dejar a Alonso pasar porque este tenía más ritmo. En la primera parte de la carrera, ya lo había pedido antes también Alonso. El francés solo superó en la Q3 al español durante todo el fin de semana. En carrera, el asturiano puso las cosas en su sitio. ¿Qué le costó a Alpine el comportamiento de su piloto? El Alonso que hemos conocido en el pasado ahora lava los trapos sucios dentro del vestuario...

El Gran Premio de Hungría ilustra el resto de la temporada para Alpine. Una victoria como la de Ocon en Hungaroring en 2021 o un podio como el de Alonso en Abu Dabi solo serán cuestión de lotería. El duelo con McLaren protagonizará la segunda parte del campeonato. Cuatro puntos separan a ambos equipos al llegar a las vacaciones. "Lo importante es estar cerca de McLaren y hemos sumado los mismos puntos que ellos en una carrera bastante complicada, así que el resultado es positivo". Quién pudiera escuchar la conversación entre el hermano mayor y el pequeño después del Gran Premio de Hungría.

Esteban Ocon, 26 años, renovado hasta 2024. Fernando Alonso, 41, discutiendo un contrato más allá de un año. En el Gran Premio de Hungría, se notaron las diferencias. Como ese paciente hermano mayor que mira al cielo comprensivo con las travesuras del pequeño. Una vez más, como en Arabia Saudí.

Fernando Alonso Charles Leclerc Fórmula 1
El redactor recomienda