Es noticia
Menú
Fernando Alonso aspira a un buen resultado en Francia pese a un inicio flojo de los Alpine
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
JORNADA INICIAL SIN BRILLO

Fernando Alonso aspira a un buen resultado en Francia pese a un inicio flojo de los Alpine

En la carrera de casa para el equipo del piloto español es importante obtener un buen resultado, pero, aparentemente, no parece que la competitividad, de momento, acompañe

Foto: Fernando Alonso en el Circuito de Paul Ricard. (Reuters/Sarah Meyssonnier)
Fernando Alonso en el Circuito de Paul Ricard. (Reuters/Sarah Meyssonnier)

Alpine venía más o menos consolidándose estas últimas carreras como el cuarto equipo más competitivo detrás de Red Bull, Ferrari y Mercedes. Mientras los problemas de ‘efecto rebote’ alejaron espectacularmente a los Mercedes de la cabeza, los Alpine peleaban con ellos; pero, desde hace dos carreras, los alemanes se han unido definitivamente a la cabeza y han dejado a los franceses más o menos en el mismo sitio donde estaban antes: suficientemente competitivos para ser a menudo los mejores detrás de ‘los tres tenores’, pero no lo suficiente como para pelear por entrar en la lucha por las plazas de podio. Para lograrlo, como el propio Fernando Alonso reconoce, necesitan ‘colaboración’ de los más fuertes.

"El objetivo es alcanzar un podio, obviamente, pero necesitamos la ayuda de los tres mejores equipos que tenemos delante, con alguna retirada de ellos o circunstancias de carrera que nos sean favorables —declaró Fernando Alonso en la rueda de prensa—. Vimos en Austria que Checo tenía problemas. Carlos también tuvo un problema, así que siempre existe esta posibilidad de estar entre los cinco o seis primeros. Como vimos en las vueltas finales en Silverstone en las dos últimas vueltas, el podio estaba justo ahí mismo". Así que sí, soy optimista. La segunda mitad de la temporada pinta bien en términos de rendimiento. Si tenemos éxito en fines de semana sin problemas, anotaremos grandes puntos.

Motivos para el optimismo

Desde luego, no se le puede reprochar al asturiano que aporte posibilidad a un panorama que, al menos, en lo que respecta a este Gran Premio de Francia, no invita a echar las campanas al vuelo. Los viernes tradicionalmente los Alpine se muestran muy fuertes y el sábado se van un poco más para atrás. La undécima y decimoséptima plaza de Fernando y su compañero de equipo Esteban Ocon en la segunda sesión de entrenamientos libres no invitan a mucha esperanza, pero, a pesar de todo, hay datos que indican que el panorama no es tan sombrío como parece.

Dio la impresión de que Alpine estuvo trabajando mucho más en simulaciones de carrera que en buscar buenos cronos. Hay una duda acerca de si la carrera será a una o dos paradas, y todo invita a pensar que habrá dos paradas para la mayor parte de los equipos, Alpine incluido. El ritmo de degradación va a ser clave, porque, aunque la pista no es muy abrasiva, las fuerzas laterales de las tres curvas más rápidas provocan mucho desgaste lateral. El sofocante calor tampoco va a ayudar a conservar las ruedas. En esas simulaciones, Alpine estaba mucho más cerca de los Ferrari, que parecían los coches más rápidos en el circuito de Paul Ricard.

De hecho, hubo un momento fugaz en la sesión, donde los dos Alpine se pusieron primero y segundo en la tabla de tiempos. Siempre es difícil calcular la desventaja al no saber las configuraciones de cada coche, pero, si la diferencia en tiempo absoluto entre Sainz, que marcó el mejor tiempo, y Alonso en la tabla oficial era de 1,7 segundos, en las correlaciones de tiempos a configuración de carrera parecidas con el neumático de compuesto medio la diferencia era mucho menor, rondando entre los 0,7 y 0,9 segundos. El problema a solventar el sábado será sacar mayor rendimiento al neumático de compuesto blando de cara a la configuración del coche en clasificación y lograr un buen puesto en parrilla.

placeholder Fernando Alonso en la segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Francia. (Reuters/Sarah Meyssonnier)
Fernando Alonso en la segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Francia. (Reuters/Sarah Meyssonnier)

¿Evolución demasiado acelerada?

Hay que tener en cuenta también que, este año, el Gran Premio de Francia se disputa un mes más tarde que en 2021 y que, además, el año pasado llovió, dejando la pista muy ‘verde’, algo que este año no va a suceder al confirmar el parte meteorológico un sol de justicia para los tres días. Por tanto, apenas nada del año pasado puede extrapolarse para esta carrera, donde Alpine no ha traído evoluciones relevantes, cosa que sí han hecho RedBull, Ferrari y Mercedes, y que quizás explique algo la mayor distancia en velocidad a una vuelta respecto a los monoplazas franceses que las existentes en Austria.

Fernando Alonso pidió a su equipo que no evolucionara más su coche y se concentrara desde ya en el coche de la próxima temporada con la esperanza de que en Enstone hagan por fin un coche capaz de luchar por victorias y títulos. Alpine, de momento, no parece compartir este planteamiento con el piloto español, pero quizá debieran fijarse también en el equipo que ahora mismo es su gran rival, McLaren. El equipo inglés ya anunció que no va a evolucionar su coche, sino a concentrarse en sacar el mayor partido posible al coche actual, y no parece que esta filosofía les esté yendo mal.

Alpine quizás esté pecando de llevar un ritmo demasiado frenético de evoluciones en su ansia por reducir la brecha con la cabeza de carrera, y esto se está pagando, por un lado, con una nefasta fiabilidad y, por otro, con no dejar suficiente reposo a las mejoras para extraer el 100% de su potencial. Tan malo acaba resultando no llevar un buen ritmo de evoluciones como no trabajar lo suficiente en las mismas y de este modo dar un salto cuando las bases aún no son lo suficientemente sólidas.

Precisamente a McLaren se refirió Fernando al reconocer que serán sus principales rivales: "Va a ser interesante. En general, hemos sido un poco más rápidos que ellos este año. Pero son muy fuertes los domingos. Siempre logran el máximo posible, especialmente Lando suma puntos cada fin de semana. Así que sí, va a ser una gran pelea, pero tengo la esperanza de que seremos un poco más rápidos que ellos".

Alpine venía más o menos consolidándose estas últimas carreras como el cuarto equipo más competitivo detrás de Red Bull, Ferrari y Mercedes. Mientras los problemas de ‘efecto rebote’ alejaron espectacularmente a los Mercedes de la cabeza, los Alpine peleaban con ellos; pero, desde hace dos carreras, los alemanes se han unido definitivamente a la cabeza y han dejado a los franceses más o menos en el mismo sitio donde estaban antes: suficientemente competitivos para ser a menudo los mejores detrás de ‘los tres tenores’, pero no lo suficiente como para pelear por entrar en la lucha por las plazas de podio. Para lograrlo, como el propio Fernando Alonso reconoce, necesitan ‘colaboración’ de los más fuertes.

Gran Premio de Francia Fernando Alonso
El redactor recomienda