Es noticia
Menú
Y 18.762 vueltas después, Alonso sigue demostrando por qué es un genio único
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UN SEXTO PUESTO QUE NO ESTABA EN LOS PLANES

Y 18.762 vueltas después, Alonso sigue demostrando por qué es un genio único

Fernando completó una sensacional carrera y concluyó sexto. Si no hubiera tenido problemas con su monoplaza en pruebas anteriores, habría tenido mejores resultados

Foto: Fernando Alonso camino de la sexta plaza en el Gran Premio de Francia. (EFE/Sebastien Nogier)
Fernando Alonso camino de la sexta plaza en el Gran Premio de Francia. (EFE/Sebastien Nogier)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Fernando Alonso anunció el sábado lo difícil que sería el Gran Premio de Francia de no recortar el ritmo que Lando Norris y McLaren mostraron el viernes. El sexto puesto era el único objetivo realista al alcance, incluyendo la colaboración de alguno de los pilotos de Ferrari, Red Bull y Mercedes, claramente en otra liga. Charles Leclerc hizo el regalo.

Primero, la salida, clave para adelantar a Norris. Cuidar los neumáticos impediría atacar al británico en el primer tercio de carrera, como mínimo. No solo cayó el McLaren, también George Russell. A partir de aquí, Fernando Alonso confirmó por qué Alpine recibe el retorno de la inversión en su piloto. Y Alonso batía precisamente en Francia el récord de vueltas dadas por un piloto en carrera, demostrando que, a sus casi 41 años, sigue en plena forma.

placeholder Después de una espectacular salida, Fernando se colocó cuarto por delante del Mercedes de George Russell. (EFE/Sebastien Nogier)
Después de una espectacular salida, Fernando se colocó cuarto por delante del Mercedes de George Russell. (EFE/Sebastien Nogier)

¡Que destroce sus neumáticos!

Gracias al adelantamiento crucial para la carrera, Alonso logró un colchón de tiempo para administrar el desgaste de sus neumáticos, libre del agobio del McLaren ante el sobrepeso que suponen los tanques de combustible llenos. Pero el temor al ritmo de McLaren comenzó cuando Norris comenzó a acercarse peligrosamente al Alpine. Advertido por la emisora, Alonso tranquilizaba a su manera y como solo él sabe hacerlo: "No os preocupéis, estoy dejando que se acerque para que destroce sus neumáticos". Genio y figura.

"Muy contentos y una vez más logrando lo máximo que podíamos hacer", explicó Fernando al bajarse del coche. "La salida fue súper de primero a quinto, y luego, buen ritmo de carrera, buena gestión de neumáticos y al final un sexto puesto cómodo. Es lo que hay. Ojalá pudiéramos haber tenido fines de semana normales como este, porque podríamos haber acabado quinto o sextos cada domingo". Comodidad, sí, pero sin la opción de cometer el mínimo fallo. Con Ferrari, Red Bull y Mercedes en otra liga, hacia abajo es fácil perder unos puntos claves para la cuarta plaza final en el mundial de constructores.

"Está bonita esta lucha que tenemos con McLaren", prosiguió el asturiano, "parecía que iban ayer muy rápido, pues nos metieron medio segundo en la crono, pero hoy en carrera parecía que podíamos aguantarles el ritmo. Tuvimos que trabajar en muchas cosas en términos del equilibrio del coche este fin de semana, pero fue bien ejecutado por nuestro lado, con más puntos para nosotros".

Un mérito mucho mayor del aparente

Puede parecer poca cosa un sexto puesto batiendo a Lando Norris, pero cabría extrapolarlo a la lucha entre Max Verstappen y Charles Leclerc, y conceder el mismo mérito que el del ganador del duelo por la victoria. Por mucho que el ritmo en carrera de los Alpine hubiera mejorado, una diferencia de medio segundo en la clasificación, como bien recordó Fernando, es señal de que los McLaren están alcanzando un punto de competitividad muy serio. En su tercera temporada con el equipo, Norris está logrando un nivel de pilotaje extraordinario, como acredita que se intercalase entre los Mercedes en clasificación.

Casi más meritorio resulta mantener este nivel de motivación y consistencia en la que, por el calor, quizás haya sido la carrera más dura del año. Fernando Alonso afirma estar conduciendo como en los mejores momentos de su carrera deportiva: 18.672 vueltas de muchos quilates que lleva dadas… ¡Y las que quedan!

Fernando Alonso anunció el sábado lo difícil que sería el Gran Premio de Francia de no recortar el ritmo que Lando Norris y McLaren mostraron el viernes. El sexto puesto era el único objetivo realista al alcance, incluyendo la colaboración de alguno de los pilotos de Ferrari, Red Bull y Mercedes, claramente en otra liga. Charles Leclerc hizo el regalo.

Fernando Alonso
El redactor recomienda