Es noticia
Menú
El gran cambio de Ferrari: de las 'peoras' con Fernando Alonso a las 'mejoras' con Sainz
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL ACIERTO EN LA EVOLUCIÓN DEL F1-75

El gran cambio de Ferrari: de las 'peoras' con Fernando Alonso a las 'mejoras' con Sainz

En 2022 Ferrari está corrigiendo una de sus grandes debilidades del pasado. A medida que avanza la temporada, sus evoluciones técnicas aciertan para mantener el pulso con Red Bull

Foto: Ferrari y Red Bull llegan prácticamente emparejados en rendimiento (Scuderia Ferrari)
Ferrari y Red Bull llegan prácticamente emparejados en rendimiento (Scuderia Ferrari)

Ecuador de la temporada: Ferrari cuenta con 140 puntos más que el pasado año a estas alturas, el mejor equipo de mayor evolución en este apartado. Y por el camino ha sustituido a Mercedes en su lucha a palo limpio con Red Bull, que sostuvo en 2021 el duelo con el equipo alemán en todas las áreas.

En los tiempos de Fernando Alonso, Ferrari se distinguió por lo que humorísticamente la prensa española bautizaba como “peoras”, o evoluciones que pocas veces funcionaban una vez montadas en el monoplaza. Hoy, las ‘mejoras’ de Ferrari funcionan, aunque el motor salta por los aires, como el caso de Carlos Sainz en Austria.

Los temores de cada cual

82 milésimas separaron a Max Verstappen de Sainz y Leclerc en los clasificatorios del GP de Austria. Actualmente, la igualdad entre el F1-75 y el RB18 es prácticamente total, solo matizada por diferencias de circuito o ambientales, aunque en medio de una intensa batalla técnica de fondo. Una carrera de resistencia en la que Ferrari casi siempre se desfondaba en el pasado. Recuérdense los tiempos de Alonso y Vettel.

Red Bull ha logrado siete victorias por cuatro de Ferrari. Dos fallos mecánicos como mínimo impidieron que Leclerc sumara otras dos. 56 puntos separan a ambos, aunque el equipo italiano ha ganado las dos ultimas carreras. Engrasado operativa y técnicamente en su duro enfrentamiento con Mercedes el pasado año, Red Bull parecía mejor preparado frente a un Ferrari varios años alejado en optar a los títulos. “En términos de velocidad pura, los coches son muy similares, y los entrenamientos lo confirman”, reconocía Mattia Binotto al terminar el Gran Premio de Austria, mitad de campeonato. "No creo que haya mucha diferencia entre los dos coches”.

Sin embargo, Binotto no respiraba igual cuando tras Imola y Miami abria sus temores ante la evolución de Red Bull. “Eran un par de décimas por vuelta más rápidos, han desarrollado el coche desde el comienzo de la temporada, a diferencia de nosotros. Han gastado dinero también, así que espero que el algún momento tengan que parar el desarrollo por el tope presupuestario, mientras nosotros tenemos evoluciones disponibles”. Negro veía el panorama entonces.

Pero antes Red Bull había mostrado similar tensión tras la aplastante victoria de Leclerc en Australia. “Ferrari es capaz de encontrar un equilibrio más rápidamente. Nuestro coche pesa más que el Ferrari, tenemos un hándicap de peso de casi diez kilos”, se quejaba entonces Helmut Marko, “en tiempo, son tres décimas de segundo por vuelta. Pero bajar de peso es caro. Es un problema económico y, segundo, también está relacionado con fiabilidad, así que es un tema difícil debido al techo presupuestario, parece que nos enfrentamos a tiempos difíciles”. El combate empezó a ganar intensidad.

"Estamos prácticamente iguales"

El intercambio de golpes ha sido recíproco. Ferrari mantuvo su monoplaza prácticamente igual hasta España, donde recuperó esas dos décimas que tanto escocían a Binotto con una evoluciones que entusiasmaron a Leclerc a pesar del abandono mecánico. Según se visitaban distintos circuitos cada monoplaza mostraba virtudes y carencias. El F1-75 destacaba en tracción y curvas lentas y medias. El RB18 disfrutaba de una velocidad punta superior que arrancaba el pescuezo en las rectas al monoplaza italiano, más con el DRS abierto. De aquí que Ferrari se empleara a fondo con una nueva configuración de alerón trasero que redujera el ‘drag’, pero sin perder sus virtudes de adherencia en curva. En Montreal, Ferrari introdujo una nueva versión de ese alerón que reducía su desventaja en esas facetas.

Red Bull, por su parte, seguía con su ‘operación bikini’, además de intentar mejorar su rendimiento allá donde el F175 brillaba. Cada uno buscaba converger hacia su rival, punto al que se ha llegado antes del Gran Premio de Francia, en Paul Ricard. “Teníamos una desventaja en comparación a Red Bull, sin duda, en la velocidad en recta, especialmente en las zonas DRS. Hemos trabajado mucho en ello, con un nuevo alerón trasero que teníamos en el coche de Charles en Canadá y en los dos coches desde Gran Bretaña”, reconocía ese mismo Binotto tan preocupado en Miami, “hemos reducido la diferencia, tenemos más velocidad. Aún creo que tienen una ligera ventaja, pero mínima. En potencia estamos muy cerca, se trata del límite de grip en las curvas donde podemos marcar la

Fue el caso del Red Bull Ring, donde el rendimiento del neumático trasero pondera mas que el delantero, y donde el F1-75 supera al RB18, este más eficaz en circuitos donde el delantero adquiere mayor peso específico, como Paul Ricard. En definitiva, llegados al punto actual, la configuración del trazado y la temperatura ambiental parece marcar las diferencias en el marco de tanta igualdad. De aquí el apasionante campeonato que se está viviendo entre ambos equipos.

En esta nueva etapa Ferrari parece haber dejado atrás viejos hábitos, crucial en el contexto de una larga temporada condicionada por un tope presupuestario que impide arrojar evolución tras evolución en cada circuito, como ocurría en el pasado.

Sin embargo, tras la victoria de Leclerc en Red Bull Ring, Binotto albergaba otros temores: de nuevo, un motor saltaba literalmente por los aires. Ferrari aún no ha resuelto este flanco débil, que quizás sufra ante las altas temperaturas que se esperan en Paul Ricard. A diferencia del pasado, Ferrari responde en el duelo técnico con Red Bull. En el de la fiabilidad, sigue pisando arenas movedizas.

Ecuador de la temporada: Ferrari cuenta con 140 puntos más que el pasado año a estas alturas, el mejor equipo de mayor evolución en este apartado. Y por el camino ha sustituido a Mercedes en su lucha a palo limpio con Red Bull, que sostuvo en 2021 el duelo con el equipo alemán en todas las áreas.

Fernando Alonso Charles Leclerc Mattia Binotto Fórmula 1
El redactor recomienda