Desde 1973: Ferrari vuelve a las 24 Horas de Le Mans, "la madre de todas las carreras"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA CARRERA DONDE FORJÓ SU LEYENDA

Desde 1973: Ferrari vuelve a las 24 Horas de Le Mans, "la madre de todas las carreras"

La reciente película “Ford Vs Ferrari” recogía una de las pugnas deportivas más intensas de la historia. En una decisión histórica, Ferrari decide volver a las 24 Horas de Le Mans y el WEC

placeholder Foto: Ferrari ha estado presente en Le Mans a través de equipos privados, pero no oficialmente desde 1973, siempre concentrado en la Fórmula 1
Ferrari ha estado presente en Le Mans a través de equipos privados, pero no oficialmente desde 1973, siempre concentrado en la Fórmula 1

Como en la reciente película “Ford Vs Ferrari”. La marca italiana ha dado un paso histórico para reverdecer una de las pugnas más intensas y emocionantes en la historia del automovilismo. Porque el responsable del Grupo FIAT y CEO de Ferrari, John Ellkan anunciaba ayer una decisión sin precedentes desde la desaparición de su fundador: el retorno oficial a las 24 Horas de Le Mans en 2023. Pero a partir de esa edición Ferrari se enfrentará a Porsche, Audi, Toyota, Peugeot, Honda (Acura) y otros fabricantes que estudian participar oficialmente en las 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia. Con McLaren quizás también unido a la fiesta de 2023, edición del centenario de “la madre de todas las carreras”.

Más que la Fórmula 1, quizás pocos conozcan que sus nueve victorias en Le Mans contribuyeron a forjar la leyenda de Ferrari, intensificada en aquel mítico duelo con el gigante de la industria liderado por Henry Ford II, la lucha entre “el arte italiano y el músculo americano”, como definiera aquella pugna el piloto Frank Gadner. Ford quisó adquirir Ferrari en 1963, y tras la negativa y subsiguiente el pulso de egos entre ambas personalidades, el magnate americano decidió liquidar la supremacía italiana en la prueba provocando uno de los duelos míticos del automovilismo.

John Elkann, CEO de Ferrari, y también ahora máximo responsable de un gigantesco grupo industrial y miembro de la familia Agnelli, ha anunciado el retorno a las 24 Horas por primera vez desde 1973. “Durante 70 años de carreras, en pistas de todo el mundo, llevamos nuestros coches cerrados a la victoria explorando las soluciones tecnológicas más extremas: soluciones que surgen de la pista y que hacen de cada coche de Maranello algo extraordinario”. Así alfombraba el propio Elkann una decisión que cambia el rumbo de la marca italiana en las últimas décadas. “Con el programa Le Mans Hypercar, Ferrari de nuevo afirma su compromiso deportivo y su determinación para ser protagonista en el mayor acontecimiento global del mundo de las carreras”. Ferrari vuelve al escenario que empezó a pavimentar su camino hacia el mito, "la madre de todas las carreras".

La necesidad de reestructuración

Desde 1973 se concentró en la Fórmula 1, aunque haya desarrollado programas satélite en el mundo de la resistencia a través de estructuras privadas. Por ejemplo, el piloto español Miguel Molina forma parte de Ferrari en el WEC y Le Mans con los GT, y quién sabe si será candidato algún día para formar parte del nuevo proyecto de Le mans. Pero es la primera vez desde aquella fecha que Ferrari sale oficialmente del mundo de los monoplazas. Varias razones convergen en la histórica decisión que se venía estudiando desde hace más de un año, que ha cuajado finalmente por la evolución del panorama deportivo internacional. Por qué diversificar esfuerzos cuando no se logra ganar en la Fórmula 1, se preguntarán muchos.

Los ultimos cambios en la Fórmula 1 aconsejan buscar nuevos horizontes para parte de la plantilla. En 2021 ha entrado en vigor el tope presupuestario de 145 millones de dólares por temporada, que seguirá reduciéndose en los dos años siguientes. Grandes estructuras como Mercedes, Ferrari o Red Bull tendrán que redimensionar sus departamentos. En el caso del equipo italiano, una parte de su personal se destinará al nuevo programa de Le Mans y WEC tras descartar la presencia en el IndyCar americano. El nuevo proyecto potenciará directamente la personalidad de Ferrari y su gama. Como reza el comunicado oficial, sus técnicos ya han empezado a trabajar en el Hypercar rojo, "incluyendo las fases de diseño y simulación".

Perfecto para Ferrari

Tras el fin de la espectacular era híbrida que enfrentaron a Porsche, Audi y Toyota estos últimos años, el ACO (entidad organizadora de las 24 Horas) y la FIA diseñaron un nuevo reglamento que atrajera a los fabricantes. Paralelamente, se producía una convergencia con la resistencia americana, el IMSA, a través de un reglamento común que permitiera la participación en Le Mans a los fabricantes y equipos que compiten en el Mundial de Resistencia y el IMSA americano. Se creaban así dos categorías diferentes a elegir por el fabricante interesado: Hypercar y los LMDh, con diferentes especificaciones técnicas pero el objetivo común de incorporar tecnología híbrida, con contención de costos, prestaciones limitadas (680cv) y desarrollo aerodinámico congelado. Hasta el momento, Toyota y Peugeot se han decidido por el concepto Hypercar. Porsche y Audi, por el LMDh. Ferrari ha elegido competir con un Hypercar. No era de extrañar.

Uno de los rasgos distintivos del concepto Hypercar es, dentro de unos parámetros determinados reglamentariamente, su libertad técnica para desarrollar su propia montura o derivarla de superdeportivos de la marca, con identificación estética con su gama, o identificándolas con la identidad corporativa, una de las motivaciones de Peugeot, que debutará en 2022. Se permiten unidades de potencia híbridas con transmisión de la potencia a uno o dos ejes, tecnología imprescindible de producto y marketing para los fabricantes. Los fabricantes que se adhieran a la categoría LMDh, sin embargo, tendrán que elegir entre cuatro chasis diferentes de constructores independientes previamente homologados.

El ejemplo de Toyota

Toyota es el único fabricante oficial que ha puesto en pista un Hypercar, el GR010 Hybrid, con una singular arquitectura híbrida que consta de un motor de 3.5 litros, V6 de doble turbo y un motor eléctrico que aplica la potencia en el tren delantero, activo cuando el coche supera los 120km/h con gomas de seco. El GR010 de Toyota, según el mismo reglamento, solo tendrá una configuración aerodinámica válida para todos los circuitos. El diseño exterior está basado en el superdeportivo GR Super Sport de la marca nipona. Ferrari podrá basar su Hypercar en el modelo de su gama que desee bajo los parámetros reglamentarios.

Ferrari ganó de forma consecutiva las 24 Horas de Le Mans desde 1960 a 1965 (antes había ganado en 1948,54 y 58). El duelo entre Enzo Ferrari y Henry Ford II entró en juego. El italiano resistió dos años hasta que 1966 llegó la primera victoria de la marca americana. En 1970, Ferrari volvió a disputarse el triunfo en una intensa edición con Porsche. Hasta que ‘Il Commendatore’ decidió concentrarse en la Fórmula 1 a partir de 1973. En 2023 contará con un número muy superior de rivales para luchar por su décima victoria en “la madre de todas las carreras”. Sin duda, se hará extraño ver fuera de la Fórmula 1 a un equipo oficial de Ferrari.

24 horas de Le mans Ferrari Toyota Porsche Fórmula 1
El redactor recomienda