Ambos han pedido disculpas en rueda de prensa

Verstappen y Norris tienen que recoger velas por sus faltas de respeto a los rivales

A ambos pilotos se les calentó la boca en exceso y han tenido que salir a pedir disculpas a sus rivales en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Emilia-Romaña en Imola

Foto: Verstappen durante el GP de Portugal. (EFE)
Verstappen durante el GP de Portugal. (EFE)

“Nunca tuve la intención de ofender a nadie, eso nunca es lo que quería. Sucedió en el calor del momento. Cuando pilotas a tales velocidades, pueden suceder cosas así”, por un lado. “He sido estúpido y descuidado con algunas cosas que he dicho últimamente en los medios y entrevistas, y no he mostrado el respeto que debería tener a ciertas personas", por otro. Max Verstappen y Lando Norris no salieron del Gran Premio de Portugal de Fórmula 1 con el rol de protagonista que les hubiese gustado. A ambos pilotos se les calentó la boca en exceso y han tenido que salir a pedir disculpas a sus rivales, con toque de atención de Red Bull incluido en el caso del holandés. Los nervios también pudieron con el británico en carrera y las redes sociales le jugaron una mala pasada a la hora de hablar del récord de victorias conseguido por Lewis Hamilton.

“¿Este cabrón está ciego? ¿Qué coño le pasa? Jesucristo. Es un retrasado, un mongolo. Tengo daños en el coche", exclamó. “Él jodió su vuelta. Yo estaba preparando mi vuelta y él simplemente jodió mi vuelta abriendo el DRS y permaneciendo en la trazada normal. No tuvo respeto. Pero bueno, no importa”. Así fue la corta conversación con su ingeniero el pasado GP. Cuando se le preguntó sobre lo que dijo en Portugal el fin de semana pasado, Verstappen dejó claro que "no es mi problema" si la gente se ofende.

Pero ese discurso ha cambiado drásticamente este fin de semana al ser preguntado de nuevo. “En primer lugar, nunca tuve la intención de ofender a nadie, eso nunca es lo que quería”, dijo Verstappen. “Sucedió en el calor del momento. Cuando pilotas a tales velocidades, pueden suceder cosas así. No digo que las palabras que elegí fueran las correctas, sé que no son las correctas. Pero una vez más, nunca quise ofender a nadie con eso. Así somos los pilotos de carreras también, podemos estar enfadados unos con otros, pero en cinco minutos cuando hablamos y nos miramos a los ojos, se olvida. Sé que no fue lo correcto. No puedo cambiarlo pero, por supuesto, aprendes de ello y lo harás mejor", finalizó el piloto holandés.

El doble problema de Norris

El problema de Lando Norris, por su parte, fue por partida doble. Primero insultó a Lance Stroll en carrera después de que el canadiense arruinará su gran premio, y posteriormente en redes sociales menospreciaría el récord de Lewis Hamilton.

La victoria de Hamilton en el Gran Premio de Portugal supuso su triunfo número 92 con el que superaba el récord histórico que tenía Michael Schumacher. Un logro que varios pilotos se encargaron de ensalzar y felicitar. Si embargo Norris metió la pata al calificar el logro como que no significaba nada. “Realmente no significa nada para mí. Está en un coche que debería ganar todas las carreras básicamente. Tiene que vencer a uno o dos pilotos, eso es todo. Está haciendo el trabajo que tiene que hacer", expresó.

La realidad es que a Lando Norris no le falta algo razón, pero al día siguiente se encontró con muchos comentarios negativos respecto a sus palabras que le hicieron recapacitar y expresarse mejor. Además aprovechó la rueda de prensa previa al Gran Premio de Emilia-Romaña de este fin de semana para volver a disculparse con Hamilton por los comentarios que sintió que no respetaban lo que significa un nuevo récord de victorias en la Fórmula 1.

Las más sinceras disculpas

Lo primero que hizo Norris fue disculparse por redes sociales este mismo martes. “He sido estúpido y descuidado con algunas cosas que he dicho últimamente en los medios y entrevistas, y no he mostrado el respeto que debería tener a ciertas personas". Un mensaje que parecía destinado a Hamilton, pero que también podía involucrar a Lance Stroll. Aún así este viernes remarcó que eran “más por los comentarios sobre Lewis alcanzando sus 92 victorias, ya que tengo mucho respeto por él”.

El piloto de McLaren reveló que le envió un mensaje a Hamilton directamente para disculparse a pesar de que no sabía si Hamilton estaba al tanto de lo que se había dicho. "Simplemente no elegí las palabras correctas para ponerlo en contexto y me disculpé, pero también me disculpé con el propio Lewis; le envié un mensaje", dijo Norris. “Nunca quise decir algo así de mala manera o darle una mala imagen. Respeto todo lo que ha hecho, es increíble pase lo que pase”, comentó. "Fue simplemente la forma en que lo expresé, no fue la forma en que quería expresarlo, así que sí, dije lo que dije, me disculpé y solo quiero seguir adelante".

Norris explicó que la decisión de disculparse públicamente fue suya y nadie le presionó a pesar de sufrir varios comentarios negativos. “Me desperté por la mañana y miré las redes sociales y hubo muchos más comentarios malos que buenos sobre las cosas que dije”, dijo Norris. “Nunca quise poner nada de eso de esa manera o sacarlo de contexto de una mala manera, especialmente contra Lewis. Vi cómo iba todo y me sentí mal porque yo no soy nadie para avergonzar a alguien o no tener el respeto por un piloto así”, remarcó. "Entonces, tomé la decisión en la mañana de publicar el tweet y simplemente emitir mi disculpa y enviar un mensaje a Lewis al mismo tiempo solo para aclarar las cosas", confesó.

Lando Norris en la rueda prensa del Gran Premio de Emilia-Romaña. (EFE)
Lando Norris en la rueda prensa del Gran Premio de Emilia-Romaña. (EFE)

El peligro de las redes sociales

En el caso de la disculpa con Stroll por sus insultos por radio lo cerró, pero con la boca más pequeña. “Mi primera disculpa fue más por el lenguaje que usé más que nada, y no me disculpé por todo lo que dije, sino más bien por la forma de lo que dije. No es fácil, todo se puede sacar de contexto de alguna manera. Y especialmente ahora en 2020, tienes que tener mucho cuidado con lo que piensas y por mucho que me guste expresar mi propia opinión, y eso es lo que hice de muchas maneras, tal vez no elegí la forma correcta para por todo lo que dije”, explicó.

“Pero todavía tengo mis opiniones. Y a algunas personas no les van a gustar. Ese es el mundo en el que vivimos. Hay muchas formas en las que, no importa lo que digas, la gente puede simplemente llevarlo a un mal contexto y publicitarlo de tal manera que se vea mucho peor de lo que pensabas en un principio. Tienes que elegir las palabras adecuadas y eso es algo que obviamente aprendí la semana pasada. Probablemente cometeré un error en algún momento en el futuro y diré algo incorrecto de nuevo, pero nunca lo diré en serio y trataré de hacer lo correcto", finalizó.

Y Norris sabe bien de lo que habla, ya que tiene consigo el gran peligro de ser uno de lo pilotos más abiertos al público y por lo que debe cuidar más sus palabras. Es uno de los pilotos con más seguidores en sus redes sociales por su alta participación en ellas como en los deportes electrónicos donde realiza directos muchos días a la semana. Pero como bien dice lo ocurrido la semana pasada es una buena lección tanto para él como para el propio Verstappen, quien ya se llevó la reprimenda de su equipo.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios