Los insultos y el accidente del holandés

El día bocazas de Verstappen en Portugal: del "gilipollas" a Sainz al "mongolo" a Stroll

Insultos, accidente... El holandés tuvo una jornada de entrenamientos complicada donde terminó sacando la peor versión de su personalidad

Foto: Verstappen tuvo un día complicado en Portimao. (Reuters)
Verstappen tuvo un día complicado en Portimao. (Reuters)

Max Verstappen se debió levantar este viernes con el pie cambiado. Tuvo una jornada de entrenamientos complicada donde terminó sacando la peor versión de su personalidad. Empezó insultando a Carlos Sainz para terminar teniendo un accidente absurdo con Lance Stroll. Un incidente que provocó que Verstappen sacara toda su ira por radio, mientras el jefe del equipo Racing Point, Otmar Szafnauer, lo vio todo como "ridículo".

El holandés empezó la segunda sesión de libres llamando "gilipollas" a Carlos Sainz, después de que el español de McLaren bloqueara frenos delante de él. Sin embargo eso no quedaría ahí. A medida que la sesión avanzaba en su última media hora llegaría un desagradable encuentro con Lance Stroll. El canadiense comenzó una segunda vuelta rápida consecutiva para Racing Point. Al llegar a la última curva del trazado portugués adelantó a un Verstappen que rodaba lento buscando su espacio para su vuelta rápida. Ese adelantamiento provocó un cortocircuito en la cabeza del holandés y fue víctima de sus nervios.

En lugar de frenar y volver a dejar el hueco necesario fue a por Stroll. En la recta le cogió el rebufo y quiso adelantarlo, pero el motor Honda no es como el de Mercedes. No pudo pasarlo en la recta y decidió meterle el coche en la primera curva. Una maniobra que nadie esperó y mucho menos Stroll. El resultado acabó con ambos con el coche destrozado. Stroll, aparentemente sin darse cuenta de Verstappen, cerró en el interior al Red Bull en la primera curva, ambos se tocaron, el Red Bull quedó dañado pero pudo volver a boxes, mientras el Racing Point permaneció en la grava.

Verstappen demostró su enfado por el incidente a través de la radio utilizando insultos y descalificaciones que fueron silenciadas por la transmisión de TV. “¿Este cabrón está ciego? ¿Qué coño le pasa? Jesucristo. Es un retrasado, un mongolo. Tengo daños en el coche", exclamó. “Él jodió su vuelta. Yo estaba preparando mi vuelta y él simplemente jodió mi vuelta abriendo el DRS y permaneciendo en la trazada normal. No tuvo respeto. Pero bueno, no importa”, finalizó en la corta conversación con su ingeniero. Los insultos de Verstappen rápidamente fueron criticados por los fans de la Fórmula 1 a través de las redes sociales. Cuando se le preguntó sobre sus duras palabras y si recapacitaría porque podrían haber ofendido a gente, Verstappen respondió: "No es mi problema". Así es 'Mad Max' y la realidad es que no es la primera vez que el holandés recibe críticas por su lenguaje. En el Gran Premio de Estados Unidos de 2016 ya llamó a Garry Connelly, un comisario de la FIA, “mongolo” después de que perdiera un podio por una sanción.

La visión de los equipos

Verstappen y Stroll tuvieron que declarar ante los comisarios de la FIA por el incidente. "Para ser sincero, no quiero hablar demasiado de eso porque me sorprendió mucho", dijo Verstappen. “Simplemente se fue al interior mientras yo me acercaba a él. No sé adónde tenía que haber ido yo", comentó. “Estaba comenzando mi vuelta, y él acababa de terminar la suya. Era la segunda sesión de libres y es una pena que tuviéramos el incidente porque fue muy innecesario".

"Verstappen pensaba que Stroll le devolvería la posición en la vuelta siguiente y se dejaría adelantar en la recta; Stroll pensó que Verstappen habría dejado más hueco" entre los dos coches antes de empezar a apretar. "Los pilotos acordaron que fue fruto de un malentendido", aclararon los comisarios del gran premio.

Los equipos también dieron su visión sobre el incidente. El jefe del equipo Racing Point, Szafnauer, fue el más crítico con la acción de Verstappen.“No nos anticipamos a Max, ¿cuál fue el propósito? Es simplemente ridículo, ¿con qué beneficio? Puedo asegurarles al 100% que Max sabía que Lance estaba allí. No hay forma de que él no sepa que Lance está allí. Pero en cambio Lance no sabe que Max está ahí, es bastante simple para mí".

En un lado veían clara la sanción, pero desde el otro lado prefirieron guardar la ropa. El director del equipo Red Bull, Christian Horner, dijo que "ambos tenían un papel que desempeñar" en el incidente. "Tal vez Lance ni siquiera se da cuenta de que Max está allí. Creo que fue un 50/50 y eso es todo", explicó.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios