Bomba que puede afectar hasta a Verstappen

El inesperado adiós de Honda: un golpe tremendo para la F1 y para Red Bull

La marca japonesa, que en la actualidad motoriza a Red Bull y AlphaTauri, se despedirá de la categoría reina para destinar todos sus recursos a la transición a la electromovilidad

Foto: Verstappen se señaló el logotipo de Honda en el podio del GP de Austria. (F1)
Verstappen se señaló el logotipo de Honda en el podio del GP de Austria. (F1)

Honda abandonará la Fórmula 1 cuando termine la temporada 2021. La marca japonesa, que en la actualidad motoriza a Red Bull y AlphaTauri, se despedirá de la categoría reina para destinar todos sus recursos a la transición a la electromovilidad. Una marcha que supone un golpe duro para el gran circo, que se queda con solo tres motoristas, y para Red Bull. La escudería austríaca podría tener que volver a Renault lo que pondría en peligro la continuidad de Max Verstappen.

El motivo oficial que da el fabricante es la transición a la electromovilidad. "Es una transición que ocurre una vez cada cien años y que implica que Honda tenga que dirigir sus recursos a la investigación y desarrollo de tecnologías del mañana, incluyendo tecnologías de pila de combustible y de baterías eléctricas". La firma asegura que transferirá a sus coches de calle todo lo aprendido en materia de hibridación desde su entrada a la Fórmula 1 en 2015. Por otro lado confirma que seguirá ligada a los deportes de motor.

Antes de todo, la realidad es que el primer afectado es el propio Honda. Será un duro golpe para todo el personal del fabricante nipón que trabajó tan duro para revertir su desempeño y ponerlo muy cerca de los mejores hasta lograr victorias en la Fórmula 1. Honda se ha dejado inmensos recursos económicos y humanos para enfrentarse al desafío de recuperarse de su decepcionante entrada a la era V6 turbo-híbrido.

Y es que su adiós llega en pleno auge. Honda regresó a la Fórmula 1 en 2015. Sus inicios fueron complicados. Su motor turbohíbrido era deficiente y sus peleas internas con McLaren desgastaron mucho a los japoneses. Era habitual ver a Fernando Alonso mostrar su descontento con el motor nipón. En 2018 se separó de McLaren y se asoció a Toro Rosso como año de pruebas de cara a un 2019 en el que dio el salto a Red Bull con la que consiguió por fin la victoria, en Austria 2019. Desde su regreso a la categoría reina, el motor japonés ha conseguido cinco victorias, dos poles, seis vueltas rápidas y 17 podios. Además gracias a su unión con Red Bull se ha ido postulando como gran rival de Mercedes. En 2022 esperaban ese salto definitivo para luchar por el mundial, pero ese salto nunca llegará.

Golpe a la Fórmula 1

La marcha de Honda es un varapalo tremendo para la Fórmula 1. Con su salida para la temporada 2022, el gran circo se quedará con tres motoristas: Mercedes, Ferrari y Renault. Lo que se traduce en un mayor control por parte de estas tres marcas, menos igualdad en la parrilla y, por consiguiente, un menor espectáculo en la pista.

A corto plazo, la decisión deja una profunda cicatriz competitiva en la F1, ya que Red Bull-Honda es lo más cercano que tiene a competir por el dominante equipo Mercedes. Pero a más largo plazo, es la confirmación de que la F1 tiene que tomar una decisión para ayudar a que más marcas puedan estar presentes en el campeonato. Con la economía mundial tal como está, no hay muchas compañías de automóviles importantes alineadas para ocupar el lugar de Honda. Y Honda podría no ser el único en considerar su futuro en la F1. Renault e incluso Ferrari ya se han planteado su salida en los últimos años.

Max Verstappen durante el Gran Premio de Rusia. (EFE)
Max Verstappen durante el Gran Premio de Rusia. (EFE)

Problemas para Red Bull

Si la Fórmula 1 queda tocada con la marcha de Honda, Red Bull y Alpha Tauri tienen otro gran problema. Red Bull se ha quedado sin suministador de motores y tendrán que negociar con Mercedes o Ferrari si no quieren volver con Renault después de que la relación con los de Enstone acabara de la peor manera. Aún así, la realidad es que con la reglamentación de la F1 en mano. El motorista con menos clientes (Renault) estaría obligado a suministrarles motores si no encuentran otra alternativa. Y todo apunta a ello. Con Mercedes será casi imposible (motorizarán a Williams, Aston Martin y McLaren el año que viene). Ferrari todavía más complicado porque la Scuderia no estaría por la labor de dar una unidad de potencia a un equipo que les puede ganar en la pista. Y nuevos motoristas, todo apunta que hasta 2023/2024 nada.

La otra gran duda es si podrán conservar a Max Verstappen con este panorama. Si Red Bull no tiene otra que volver con Renault y no encuentra nada nuevo para 2022, entra en otro grave problema. Verstappen se le podría escapar de las manos. La situación del equipo austriaco ahora mismo es muy compleja habiendo firmado ya el Pacto de la Concordia. Si bien Verstappen tiene contrato con Red Bull hasta 2023. Pero no se conocen los detalles precisos del contrato, pero se entiende que hay varias cláusulas relacionadas con el desempeño de Honda. Si no se cumplen los distintos objetivos, Verstappen pronto podría lanzarse al mercado.

Verstappen siempre ha sido un piloto impaciente. Cuando los equipos de F1 mostraron por primera vez un gran interés en él, rápidamente mostró su empeño en debutar a la edad de 17 años con Toro Rosso. Desde entonces, su brutal ascenso ha continuado y se ha convertido en uno de los pocos pilotos verdaderamente de élite en la Fórmula 1. Si bien el impacto total de la marcha de Honda en Verstappen aún no está claro, pero lo que podemos saber es como es Verstappen. Mantendrá su impaciencia y seguirá en las agendas de muchos equipos. Este año está firmando su mejor temporada en la que ha demostrado su crecimiento y madurez en la pista. Ha sido capaz de dar pelea a Mercedes cuando nadie ha estado cerca de conseguirlo

Los pilotos de su habilidad para sacar un rendimiento por encima del nivel del monoplaza que pilotan escasean y Mercedes seguro que esperará noticias. Si bien Lewis Hamilton en 2022 ya habrá destrozado todos los récords. Con 37 años y, como todo hace indicar, con ocho títulos mundiales, podría echarse a un lado. Sería el momento ideal para que Mercedes llamase a la puerta del holandés. Verstappen tiene la ventaja clave de la edad y estaría destinado a dominar la F1 por lo menos en los próximos diez años. Para que Red Bull lo mantenga a largo plazo, seguramente requerirá un movimiento de suministro de motores más espectacular que lo conocido. Dado que la participación continua de Honda fue siempre incierta, no hay duda de que Christian Horner y sus compañeros habrán estado trabajando duro en una opción alternativa. Para saber la decisión de Red Bull todavía habrá que esperar.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios